Debes morir para vivir

Reflexión de Mario S. Nevado

 

La iluminación es un proceso destructivo. No tiene nada que ver con convertirse en una mejor persona o ser más feliz. La iluminación es el derrumbamiento de lo que no es verdad. Es ver a través de la máscara del fingimiento. Es la erradicación completa de todo lo que imaginamos que era verdad.

― Adyashanti

 

 

El despertar no es un paseo por el parque, es un paseo por el infierno. Es desgarrar todas tus preciadas creencias y todo lo que creías sobre ti mismo. No hay otra forma de hacerlo. Debemos enfrentarnos cara a cara con nuestras sombras. Es ahí en donde se destruyen nuestras falsas ideas de quienes somos. Es ahí en donde se destruyen todas nuestras falsas creencias. Debemos enfrentar estas falsas ideas y verlas por lo que en realidad son. Este es el único camino para sanar, para estar completos de nuevo, para vivir con integridad.

 

Despertar es rendirse por completo. Es un proceso de honestidad brutal con uno mismo. Es el camino hacia la completa aceptación de la verdad, sin importar qué tan difícil sea de asumir.

 

Vamos por la vida con tantas falsas nociones –del mundo, de la espiritualidad y de nosotros mismos. Nos construimos máscaras y nos creemos las fachadas. Todo es una farsa. Todo se basa en ilusiones y engaños. Nos engañamos a nosotros mismo en todo momento, y el mundo también nos engaña en todo momento. Vivimos en perpetua disonancia cognitiva, justificando las cosas más absurdas en nuestras mentes. Nos mentimos constantemente… y nos creemos esas mentiras.

 

Para despertar a la verdad que buscamos, debemos destruir las mentiras. Pero estamos muy unidos a ellas. Queremos aferrarnos a la ilusión y, al mismo tiempo, volvernos iluminados. Eso es imposible. Pero hay cientos de falsos gurús y “maestros espirituales” que te dirán que sí es posible. Te ofrecen procesos para volverte feliz, realizado, calmado, encontrar a tu alma gemela, ser positivo, conseguir el trabajo indicado, hacer mucho dinero, equilibrar tus chakras, volverte más saludable y cualquier cosas que puedas desear. Esto no tiene nada que ver con despertar. Esto solo es pulir el ego. Todos ellos te llevan de vuelta hacia la matriz. Puede que incluso sea lo suficientemente afortunado como para conseguir una jaula de oro, pero seguirá siendo una jaula, y continuarás preso en la esclavitud. Este es el camino que la mayoría de la gente elige seguir. Este es el camino más transitado por las manadas.

 

Se necesita coraje, buen criterio y honestidad con uno mismo para poder caminar por el camino de la verdad y la libertad. No muchas personas lo tienen. Hemos sido debilitados por la arremetida de la programación desde nuestra infancia. Mucha gente quiere permanecer en la manda, pues encuentran consuelo en la compañía de otras almas engañadas. Se necesita de un individuo especial para poder liberarse de la manada. El camino de Siddhartha no es fácil. Es un camino traicionero que destrozará cada parte de tu existencia. Sí, se requiere de una persona especial para poder transitar ese camino; una persona que esté dispuesta a renunciar a todo para encontrar su verdadero ser.

Pero cuando despiertas y ves al mundo con nuevos ojos, de inmediato te das cuenta de que nadie más ve lo mismo que tú. Yo intenté contarles a algunas personas lo que me había pasado, pero nadie me creyó. Creyeron que había cedido ante la presión del sufrimiento y que me había vuelto loco. Nadie quería escuchar nada de lo que decía, pues exponía sus falsas creencias. Así que me mantuve en silencio por ocho años.

 Desperté solo para encontrar al resto del mundo aún durmiendo.
– Leonardo daVinci

 

 

Cuando uno decide tomar el camino de Siddhartha hacia el Ser, pronto se da cuenta de que está solo en ese camino. La manada camina en la dirección opuesta. Uno debe estar preparado para eso, para encontrar confort en estar solo, incomprendido por los demás.

 

Como Eckhart Tolle una vez dijo, no tienes que esperar a la oscuridad de la noche del alma para desmantelar las falsas nociones, tu falso ser, tu historia de vida. Puedes tomar ese camino de manera consciente. Pero requiere coraje, buen criterio, y honestidad brutal con uno mismo. La mente es un oponente astuto, y te engañará en cada paso, pues tu despertar significa el fin de su control sobre ti. Pero se puede lograr. Nisagadatta Maharaj lo hizo. Simplemente debes dejar que la Gracia actúe sobre ti.

 

En cuanto a transformación interna concierne, no hay nada que puedas hacer al respecto. No puedes transformarte a ti mismo y, ciertamente, tampoco puedes transformar a tu pareja o a nadie más. Lo único que puedes hacer es crear un espacio para que suceda la transformación, para que entre la gracia y el amor.

– Eckhart Tolle

 

Así que la decisión está en cada uno de ustedes. Nadie puede hacerlo por ti. Todo lo que yo puedo ofrecer son señales indicándote la dirección. Pero tú, y solo tú, debes tomar ese camino. De poco sirve leer mis escritos y no hacer nada con ellos, no tomar el camino por ti mismo. De otra manera, simplemente estás parado en las señales, creyendo que ya llegaste a tu destino.

 

Este camino no es para el tímido o para el débil de corazón, para nada. Pero no hay otro camino. Nadie podrá simplemente usar una barita mágica contigo. Es un camino de destrucción y la pregunta es, “¿Qué tanto estás dispuesto a renunciar? ¿Cuánto puedes soportar?” Porque, en este camino, debes renunciar a todo. Cada parte de ti se destruirá. ¿Puedes soportar eso? Como escribió el gran Bhaktivinode Thakur, “Debes morir para vivir”. Así que, ¿qué tan seria es tu decisión? ¿Qué tanto quieres lograrlo? ¿Cuánto estás dispuesto a pagar para lograrlo?

 

Adaptación del artículo Awakening is a Destructive Process de Greg Calise.

Acerca de Editorial ioSoi

Editorial ioSoi
Equipo editorial de iosoi.