Vibrando alto, Mindfulness y la Meditación sufí

Por Lourdes Plata

La primera vez que escuché hablar acerca de vibrar alto, fue en labios de mi Maestro José Luis Villanueva. Recuerdo que tenía los ojos cerrados y meditaba con él. Sentía algo diferente, aunque no podía precisar qué era. Sabía que era un estado no ordinario de consciencia que suponía que jamás podría alcanzar sola. El centro de mi corazón lo sentía acelerado, mis manos calientes, me inundaban un intenso hormigueo alrededor de mi cuerpo y un profundo sentimiento de amor. Sus palabras exactas fueron: Vibren alto, para que vengan los que tengan que venir. Yo obedecí, y siguiendo a mi intuición, vibré. De ahí en adelante, vibrar alto parecía un juego de niños. Bastaba con “tomarme de la falda” de mi Maestro y seguirlo adonde fuera, literalmente. ¡Qué fácil! Envuelta en su energía y también rodeada de la vibración de mis compañeros de grupo, con solo cerrar los ojos, podía sentir que me disolvía y que me convertía en luz.

 

Pero las vacaciones no duran para siempre y, ni siquiera mi Maestro pudo escapar al principio de la Impermanencia. Un día él dejó este plano de existencia y mi grupo se fue disolviendo; yo me fui alejando de todos y, al cabo de cierto tiempo, comencé a dejar de vibrar alto. Cuando toqué fondo, en un punto muy bajo de vibración, comprendí el regalo que la energía de mi Maestro había traído a mi vida. Ahora tenía que resurgir sola. ¿Por dónde recomenzar?

 

Mi caminar me llevó al sufismo, la rama mística del Islam. La meditación Sufi se llama dhikr (remembranza, evocación), En ella te absorbes en la repetición rítmica del nombre de Dios y de sus cualidades. El sufismo también se centra en sentir tu corazón, buscando un encuentro frontal con lo Divino a través del Amor. El sufí busca envolverse en un fuego que todo lo consume. ¡Sorpresa! ¡La encontré de nuevo! En el centro del corazón está el Amor y, cuando el Amor se dirige a Dios, te envuelve en un Fuego, y ese Fuego es aquella misma tan extrañada Alta Vibración.

 

Entonces, ¿qué es elevar la vibración? ¡Vibrar más alto es amar, amar y amar! Amar desde el Corazón, Amar a lo Divino, Amar a todo lo que es. Vibrar más alto es conectar con todo lo que existe y amarlo tal cual es.

 

Tiempo después comencé a practicar Mindfulness o Consciencia Plena y, una segunda sorpresa fue descubrir que un camino, aparentemente tan diferente al anterior que había tomado, te puede llevar al mismo lugar. Si pensamos en Mindfulness parecería que solo encontraremos una mente enfocada y centrada en el presente o, en todo caso, un estado hermoso de paz y quietud, pero no pensaríamos que el estar aquí y ahora nos enseñe a Amar. Sin embargo, encontré la conexión: fue muy revelador encontrar cómo la práctica continua de Mindfulness abre el corazón al amor y nos ayuda a elevar la vibración:

 

Para poder Amar a todo lo que existe, es necesario saberlo MIRAR.

Para saberlo mirar hay que tener la mente clara.

Mente clara sin distorsiones, sin proyecciones, sin contaminaciones que vengan del pasado o del futuro.

Mente quieta igual a mente limpia.

Mente limpia igual a percepción clara.

Percepción clara igual a conexión con el presente, con todo lo que Es.

Y, conectando con todo lo que Es, antes de que te des cuenta, ya estás vibrando muy alto y Amando: eres DIOS.

 

Lourdes Plata

Acerca de Lourdes Plata

Lourdes Plata
Psic.Clínica (Univ. Anáhuac, México, D.F.) Psicoterapia individual y de parejas (Asoc. Mex. de Terapia de parejas A.C., dirigida por el Dr. Mariano Barragán, México, D.F.) Sanación espiritual (Univ. of Spiritual Healing and Sufism, dirigida por el Dr. Ibrahim Jaffe, Pope Valley, California) Guided Afterlife Connections: Formación tomada con la psicoterapeuta Rochelle Wright, Gig Harbor, Washington.