Turmalina irisada: amor y perdón

Por Nina Llinares

Energéticamente, la frecuencia de las turmalinas sirve para reequilibrar la energía trina, es decir, cuerpo, mente y sentimiento. Pero esto es así, especialmente, en el caso de las turmalinas irisadas, de gran belleza y originalidad, como las que podemos apreciar en las fotografías de la imagen que acompaña este artículo.

Son turmalinas poco comunes, pero podemos encontrarlas especialmente en ferias y eventos especializados en minerales. Dada su originalidad, no suelen ser económicas, pero la inversión en uno de estos ejemplares, para utilizarla como mineral personal, es sumamente recomendable, sobre todo si, por nuestras circunstancias personales, todavía necesitamos pasar por procesos donde sea necesario liberarnos, perdonar y perdonarnos por errores e injusticias cometidas a nivel sentimental.

La energía de esta turmalina es especial para que, de manera sutil, tranquila y sin prisas, nos demos cuenta de la responsabilidad, que cada uno tiene en las decisiones tomadas en el pasado y que nos hayan podido causar sufrimiento.

En este sentido, no hay culpables, ni siquiera podemos culparnos a nosotros mismos ya que, al fin y al cabo, todas nuestras vivencias, incluyendo las dolorosas, nos aportan un mayor conocimiento de lo que queremos y de lo que nos perjudica. Y, esta turmalina negra irisada nos ayudará a comprendernos mejor, con amor y ternura hacia nosotros mismos, en los procesos de liberación y perdón. Esa es su frecuencia bendita.

Las turmalinas irisadas están indicadas en casos de depresión, tristeza, melancolía, desequilibrios hormonales y enfermedades hepáticas. 
Desde tiempos remotos, la turmalina negra (y especialmente esta que presenta tonalidades irisadas de todos los colores pero especialmente rosadas) ha sido uno de los minerales protectores preferidos por hombres y mujeres medicina. Su composición química, sus estrías naturales, permiten que las energías de baja frecuencia, parasitarias, negativas, permuten su carga iónica y se disipen.

¿Cómo limpiarla?

Al ser un mineral de gran dureza, -6,5 a 7 en la escala de dureza de Mohs-, podemos limpiarlo simplemente sumergiéndolo en agua salina.

¿Dónde comprarla?

En tiendas y especialmente en ferias y eventos de minerales.

©Nina Llinares

Deseo que te haya gustado.

Más información sobre las cualidades de los cristales de sanación, en mis libros de Cristaloterapia que puedes ver en el apartado libros de mi web: www.ninallinares.com

Acerca de Nina Llinares

Nina Llinares
Nina Llinares nació en Alcoy (España), es Escritora y Profesora de Enseñanza Privada de Técnicas Holísticas (Técnicas atlantes, canto sagrado para mujeres, master Reiki, cristaloterapia, floral, y cromoterapia, entre muchas técnicas más). Desde 1990 imparte sus actividades en España, Argentina, Uruguay, México e Inglaterra (Glastonbury). En estos y otros países de Latinoamérica y Europa participa en congresos, programas de radio y televisión, en la divulgación de los temas basados en sus libros: Almas Gemelas, Niños Índigo y Cristal, Alquimia del Alma: el poder del Yo Soy, Masaje Atlante y 15 títulos más.