Ser madre

Por Lucrecia Villanueva

Ser madre no requiere de una celebración de 10 de mayo; es un privilegio cada día.

Para mí, ser madre, es tener el privilegio de poder acompañar a un ser humano desde que nace, completamente indefenso, hasta que se convierte en una persona independiente, capaz de valerse por sí misma y que continuará con el linaje cuando tenga el privilegio de guiar y acompañar, a su vez, a sus propios hijos.

Ser madre es la posibilidad que nos da la vida de conocer nuestros límites, de servir a otros de la manera más desinteresada posible, de trascender en este mundo. Descubrir el amor de una forma diferente, sutil; pero también es defender, enojarse, marcar límites, guiar, negociar, volver a amar…

Por eso para mí, no es necesario ningún regalo ni felicitación, soy lo que soy hoy, gracias a la herencia de mi madre, mi abuela, mi bisabuela… y sobre todo a los hijos que me permitieron convertirme en quien soy.

Ser madre es la posibilidad de sentir en tu interior la vida y luego, sorprenderte al ver al ser que se gestó en ti… ¡Tan perfecto! Ser madre es tener el privilegio de servir a la naturaleza que se expresa a través de mí, mujer.

Ser madre es la oportunidad de re-definirme a través de otros; hayan nacido de mi vientre o no.

Madre es quien gesta, incuba, nutre, desarrolla, educa… pero no solamente a los hijos, sino a nosotras mismas. Ser madre nos permite descubrir el amor de una manera diferente, descubriendo habilidades nuevas, extendiendo nuestros límites, re-descubriéndonos cada día.

Es simplemente: un privilegio que no requiere de una fecha en especial para ser celebrada.

Acerca de Lucrecia Villanueva

Lucrecia Villanueva
Psicóloga experta en Regresiones a vidas pasadas, con la convicción de que cada ser humano puede ser feliz y pleno en su vida. Por lo tanto, su ámbito de acción es acompañar  a los demás a descubrirse a través de psicoterapia, conferencias y cursos, para lograr el desarrollo de su potencial. Actualmente trabaja en Regresiones a Vidas pasadas; Psicoterapia individual y de Pareja; en el ITAM, AMETEP y es entrenadora certificada de Siete Semillas de Amor y de Abundancia.