Sentirte en el silencio

Por Carlos Piñeiro

Cuando eleves tu consciencia, acuérdate de que tú también, alguna vez mentiste, robaste, insultaste, enjuiciaste, maldijiste, mentiste, destruiste, separaste, gritaste, comiste carne, te drogaste, etc. Y, tal vez, no has matado físicamente a nadie, pero con la mente, palabras y pensamientos, es como si hubieras asesinado a muchas personas…

Así que, cuando la eleves, sabe que todos hemos pasado por ahí y solo es necesario bendecir el camino de todos y el tuyo propio. Elevarte, por sobre la tendencia a la destrucción, es algo que toma tiempo y que no se le puede decir a nadie qué o cómo lo haga, solo podrías “guiar” a través del ejemplo.

Yo no he terminado de soltar muchas cosas y de sanar, también, cosas del pasado que solía hacer. Hoy lo veo, lo reconozco y, antes de actuar, me detengo, ya que me he vuelto responsable de mis actos y creo firmemente que lo estoy logrando. La mente, basada en el pasado, en la vieja energía de la gente que se mantiene en ese espacio denso, no ve los cambios, pero al final no importa porque, eventualmente, puedo decir que me he atrevido a tomar un camino que requiere de muchos huevos*… A veces, no comprendo muchas cosas pero, como dicen por ahí, no se requiere comprender tanto, solo es importante saber agradecer y sentir; viviendo en el presente, pues todo está ahí dado, y así puedes conectar con la abundancia total.

El hombre occidental ha mentalizado tanto el sentir que se ha desconectado totalmente de ese sentir; que lo conecta con todo y el TODO.

El amor no se puede describir, solo se siente, se emana. Probablemente te sea difícil sentirlo porque te enjuicias, te calificas y te tratas mal… Aprender a sentirte toma tiempo, puedes tocarte, acariciarte, reírte, apapacharte, besarte, escucharte… En el silencio.

Silencio…

Silencio…

Ahí está todo. En la calma y la tranquilidad de tu interior, las soluciones llegan y, cada uno de tus actos, pensamientos y palabras entonces, solo saldrán de ti para generar paz, amor, unión y gozo; porque no correrás a querer explicar nada, ni decir nada, solo estarás finalmente viviendo para ti. Vibrando.

Namaste

Carlos Piñeiro

*Huevos: modismo mexicano que se usa para denotar valentía, arrojo, agallas.

Acerca de Carlos Piñeiro

Carlos Piñeiro
Soy actor-terapeuta-conductor-conferencista-vegano promovedor del empoderamiento del Ser y del veganismo a través de conferencias. Me puedes contactar a través de mis redes sociales: https://www.facebook.com/litosuniverse/ https://www.facebook.com/rosamaekitchen/