Respira como lo hace un bebé

Los bebés son asombrosamente flexibles. ¡Pueden meterse el dedo gordo del pie a la boca con la misma facilidad que chupan su pulgar! Y no solo sus articulaciones son elásticas, otras partes de su cuerpo también son mucho más flexibles que las nuestras ya de adultos. Por ejemplo, ¿has observado cómo respira un bebé? Pareciera una ola rítmica que sube y baja, envolviendo su pecho y su vientre en un movimiento natural, orgánico. Por momentos, pareciera que respiran con todo el cuerpo. Cuando escuchas la respiración de un bebé en el silencio de la noche, ¿acaso no es el sonido más conmovedor del mundo?

Desafortunadamente, cuando crecemos, dejamos de respirar con esa plenitud y paz de los bebés. Perdemos esa elasticidad porque vamos aprendiendo hábitos que nos vuelven más rígidos, tanto física como mentalmente. Lo mismo pasa con la respiración.

¿Te has fijado? Desarrollas hábitos inconscientes que terminan generando síntomas que afectan tu salud y bienestar. Por ejemplo:

¿Sabías que?

  • El 60% de las llamadas al 911 en las principales ciudades de Estados Unidos, son hechas por síntomas que se activaron debido a hábitos disfuncionales de respiración.
  • Se calcula que entre un 10% y un 25% de la población en Estados Unidos sufre de efectos nocivos por una respiración disfuncional.
  • Más del 50% de las personas que batallan con procesos habituales de dolor en el cuerpo o dinámicas psicológicas crónicas, también tienen alteraciones en su pautas de respiración.

La buena noticia es que puedes modificar tus patrones de respiración, volver a respirar con la paz de un niño durmiendo, calmar tu mente agitada, elevar tu rendimiento, mejorar tu salud… ¡sentirte lleno de vitalidad y energía!

La respiración ES vida.

Hasta pronto.

Jorge Galindo

Director CÓRPORE

Acerca de Jorge Galindo Molina

Avatar
Mi vocación como psicoterapeuta nace y se alimenta del compromiso que por más de 30 años he mantenido con mi desarrollo personal. Primero a través del enfoque psicocorporal, mediante el trabajo de W. Reich, la Bioenergética y la Core Energética. Paralelamente, mi compromiso con el enfoque humanista se nutrió con mi paso por el Inst. Humanista de Gestalt y la maestría en Desarrollo Humano en la U. Iberoamericana, en el último caso, también como maestro. Estos caminos se han integrado como parte natural de mi vida. Con esta visión fundé el instituto CORPORE. Soy maestro invitado en entrenamientos corporales en Nueva York, Los Ángeles, Holanda y Grecia. Soy miembro fundador de la Asociación de Desarrollo Humano de México (ADEHUM), la “United States Association for Body Psychotherapy” (USABP), y la “International Association of European Psychotherapy”. Mi camino como facilitador individual y de grupo inició desde 1986.