Quietud

Hay épocas en la vida en que nos sentimos poco productivos, como en una pausa, sin movimiento, y resulta que, cuando hemos estado acostumbrados a la actividad, a la creación, quedarnos quietos, no solamente es desafiante, sino desesperante. No nos reconocemos, queremos obligarnos a regresar a la productividad, pero el alma se ha quedado quieta, entonces, ¿quién nos mueve? y si nos movemos ¿hacia a dónde queremos ir?

La quietud es necesaria para gestar los cambios. Es el tiempo para la cocción de las ideas, el tiempo de verdadera transformación; es el tiempo de la alquimia interior. Debes confiar en que una vez que los elementos adecuados están dentro, el resultado será algo nuevo.

La inacción en nuestro tiempo puede generar ansiedad, pues no estamos acostumbrados a estar quietos; sin embargo, la quietud es el espacio sagrado de encuentro con uno mismo, representa el inicio del vacío, a partir del cual podemos llenarnos de nuevo, contener, vaciarse, para una vez más llenarse, pero ahora, de lo nuevo. La calma después de la ansiedad es una forma de liberación, es un total estado de paz.

Dale la bienvenida a la quietud.

Quietud para permitir el acomodo de tus espacios internos y observar cómo cada cosa cae en su lugar: vivencias, recuerdos, sentimientos que se alinean tomando forma en nuestra consciencia para crear una nueva perspectiva, un estado nuevo del ser, de ser quienes somos en esencia, DIOSOY.

Quietud para observar maravillados el Ser que somos cuando en silencio entramos; quietud para conocer el amor que nos sostiene, quietud para bailar con la llama de la vela, quietud para fluir con el río y su sonido, quietud para ser inhalación y exhalación, quietud para mostrar aquello que está mejor guardado, más profundamente sentido, mejor escondido.

Quietud para reconocer que, cuando el caos ha pasado, la paz es el resultado. Después de la quietud podrás observar cómo regresan solamente algunos pensamientos que aún conservan su lugar en tu ser, mientras los otros fueron barridos por el huracán de consciencia que te brinda la quietud.

Permítete permanecer en la quietud cuando llegue el momento y observa, confiando, la alquimia que sucede en tu interior.

Lucrecia Villanueva

lucrevi@yahoo.com

Acerca de Lucrecia Villanueva

Lucrecia Villanueva
Psicóloga experta en Regresiones a vidas pasadas, con la convicción de que cada ser humano puede ser feliz y pleno en su vida. Por lo tanto, su ámbito de acción es acompañar  a los demás a descubrirse a través de psicoterapia, conferencias y cursos, para lograr el desarrollo de su potencial. Actualmente trabaja en Regresiones a Vidas pasadas; Psicoterapia individual y de Pareja; en el ITAM, AMETEP y es entrenadora certificada de Siete Semillas de Amor y de Abundancia.