¿Quiénes son los Animales? 

por Daniela Camino

Conferencia impartida el Día Internacional de los Animales en la Feria de la delegación Miguel Hidalgo, México DF, 2008.

La respuesta al título de esta conferencia tenía que provenir de los animales… ¿no es verdad? Así que los entrevisté a ellos directamente. Algunas preguntas  fueron hechas a animales conocidos y físicamente presentes: perros, gatos, caballos, insectos; otras fueron preguntas dirigidas a animales distantes y, finalmente, me dirigí al Consejo Espiritual de los Animales, el cual representa un nivel muy alto de conciencia que engloba a todos los animales.

Aquí tienen sus respuestas, muy inspiradoras y que invitan a una profunda reflexión.

Preguntas a los animales: ¿Quiénes son los animales?

Un caballo amigo respondió:

Los animales damos mucho soporte a los humanos, les acompañamos en casi todas sus empresas, y no solo a nivel físico, sino que también nuestra energía les equilibra y apoya a lo largo del día. No sé qué sería de mi jinete sin mí, a veces me lo he preguntado, y cuando me lo pregunto, como ahora, sé que mi presencia en su vida es muy importante. Ella me valora y aprecia, y sabe que cuenta conmigo como no lo hace con ningún amigo humano. Yo le doy la presencia completa que ella necesita para entrar a un mundo humano que no le gusta, y que no aprecia tampoco todo lo que ella es; por eso, conmigo está segura. Así que yo diría que los animales somos sus amigos. Sus amigos leales y perfectos.

Sita (mi perrita):

Los animales somos más libres y no somos ni malos ni buenos, solo somos lo que somos y no pretendemos nada más, mientras que ustedes pretenden saber muchas cosas, y sin embargo, están perdidos. Así que, si me preguntas, los animales somos los que parecemos atrapados por ustedes, y ustedes son los que parecen libres, pero en realidad es al revés.

Vita (gatita):

¿Los animales? ¡Qué extraña pregunta! Los animales son todos los puntos que ves donde hay vida; están por todas partes y se expresan de muchos modos distintos. Somos una carga de energía y de intensión con formas diferentes. La diferencia entre los humanos y los animales es que los animales son más espontáneos y no están locos. Somos más predecibles porque somos más estables, más íntegros y más honestos con nosotros y con los demás. No estamos llenos de cajones secretos que puedan sorprendernos con historias oscuras un día.

Pájaro azul (que me visita en mi jardín):

Los animales son todos los seres que yo puedo ver desde el aire. Igual que los animales pequeños, los medianos o ustedes, los más grandes, todos son importantes. Desde mi perspectiva, todos interactuamos y nos damos unas cosas a otros. Tú, por ejemplo, me das cacahuates, y yo por ello, con mi hermoso plumaje azul, visito tu casa, y llevo con ello mi presencia elegante y mi alegría. Así nos damos cosas siempre los unos a los otros.

Cucaracha, escarabajo y libélula:

A los insectos nos gusta este planeta y lo comprendemos de una forma diferente que los animales “más grandes”. Tenemos una historia y unos ancestros diferentes, y nuestra cultura es también diferente; sin embargo vivimos todos juntos bajo el mismo techo de estrellas. Pero eso los humanos no lo entienden… se sienten tan superiores… pero ahora que se abre la oportunidad, quisiéramos decir que este es un buen momento para aclarar nuestras diferencias y reunirnos alrededor del mismo fuego, extender los lazos que nos permitan comunicarnos y convivir de otro modo. Nosotros estamos dispuestos, pero, ¿lo estarán ustedes? ¿Podrán aceptar que al final no somos tan distintos? ¿Que ustedes no son invulnerables? ¿Estarán dispuestos a abrirse y aprender de nosotros, los invisibles, intocables, molestias y plagas? Creemos que esta es la pregunta que deberían hacerse primero cuando buscan saber quiénes son los animales. Ustedes han creado unas enormes barricadas entre insectos y humanos. Nunca pensamos que pudiésemos ser observados como algo tan indigno, y sin embargo, sabemos que, al descalificarnos y tratar de humillarnos, solo están viendo su propio espejismo, su propio miedo y su gran mentira.

Ustedes no son tan grandiosos ni son invulnerables, no ganarán cualquier guerra y tampoco son los dueños de este planeta. Lo sabemos porque somos mucho más antiguos que ustedes y porque hemos tenido que sufrir su presencia durante miles y miles de años, por eso les conocemos muy bien. La gran diferencia entre ustedes y nosotros es que nosotros seguimos estando abiertos al diálogo y no hemos puesto barreras para comunicarnos con ustedes. Esa es la única diferencia.

Espíritu del Oso:

Los animales son una red de energías suspendidas en el aire como telas de araña. Somos un poema de gracia, de amor y de perfección que emana de la fuente divina de todas las cosas. Somos parte del juego del creador, de su ilimitada diversión y creatividad en dar vida a lo diverso. Eso somos los animales: miríadas de gotas de luz y sombra, como ustedes, solo un reflejo de la luz.

Animal Oversoul:

Gracias, gracias por todo tu trabajo. Para tu charla de mañana:
Los animales queremos decir a los humanos que les consideramos nuestros hermanos pequeños, nuestros hermanos guerreros, poderosos y también misteriosos. Sabemos que en su centro existe la gran guerra entre la luz y la oscuridad. El Universo dividido y dual que son ustedes se mantiene en constante pugna, y aun así, les amamos, admiramos y respetamos por ello. Sabemos que esta exploración que ustedes hacen significa mucho para la expansión del universo, pero también sabemos que, tarde o temprano, saldrán de esa nube oscura en la que se han metido, en esa selva enredada e infinita de sus pensamientos y sus emociones retorcidas.

Cada vez que hemos tratado de trenzar con ustedes nuestros destinos y generar así una poderosísima Unidad, su oscuridad nos ha atrapado y triturado, y por esa razón, con frecuencia les tememos, o no les comprendemos en absoluto; por ello hemos necesitado mantener nuestra “sabia” y sana distancia con su mundo. En realidad, nosotros no vemos una división entre lo que sería “ustedes” y “nosotros”, sino que vemos que, en esta totalidad que conformamos, ustedes provocan vórtices de energía más densos, impredecibles, peligrosos, solo en ese sentido somos diferentes. Nosotros hemos elegido el camino de la unidad, y ustedes el de la exploración en la dualidad; por eso, nosotros seguimos unidos a la Fuente, por eso somos unívocos, perfectos en nuestro amor, sin dudas o prejuicios. Solo cuando nos acercamos demasiado y les amamos en sus términos, entonces nos perdemos, pero aprendemos también con ello.

¿Qué me puedes decir sobre los animales en las peores condiciones:  laboratorios, animales como comida, etc.?

Que para nosotros “las peores condiciones” no existen. Existe la convivencia con ustedes, existe el mundo en que nos tocó vivir. En el gran panorama de las cosas, todo es perfecto, y la oscuridad que ustedes llevan consigo es patrimonio de todo el Universo. Sabemos que su carga es muy pesada y les tenemos compasión. Han elegido un camino muy difícil, de grandes guerreros, y les hemos visto sumergidos durante muchísimo tiempo en su locura, pero como sus hermanos mayores, hemos decidido seguirles de cerca, acompañarles en las buenas y en las malas.

En términos de nuestra vida en la dimensión terrestre, nuestros cuerpos se lamentan, nuestros corazones se rompen y existe el sufrimiento; sin duda existe ese dolor, pero ese dolor no es en ninguna medida mayor a lo que ustedes se han hecho a sí mismos. El dolor que hay en su pecho, en sus cuerpos, en sus almas es tan profundo, tan inmenso… Nosotros también hacemos plegarias por ustedes. No están solos en su aventura, no están solos. Y en nuestro inmenso amor, en nuestra gran compasión, les acompañaremos al abismo del que no han podido salir. Este es nuestro trabajo y nuestro privilegio.

Es un poco difícil de entender. ¿Hay algo que podamos hacer los humanos para mejorar la calidad de vida de los animales en la Tierra?

La comunicación directa con los animales es muy buena, porque los corazones de los hombres se abren. Se abren a sí mismos primero, y al comunicarse con nosotros, podrán ver cuán desajustados se encuentran, y podrán así repararse, reconstruirse, perdonarse, y seguir adelante.

Los humanos necesitan abrir sus corazones y sus mentes a un Universo mucho más amplio, sabio y hermoso. Necesitan cambiar sus parámetros de comprensión de las cosas generados en sus pequeños formatos históricos, moldeados por el miedo y por una visión miserable de la Vida. Nosotros, los animales, quisiéramos que no se perdieran del gran espectáculo de la creación en todas sus dimensiones, y por eso, con nuestra gran diversidad, con nuestra profunda belleza, con todo nuestro poder, valentía, generosidad, les llamamos de regreso. Todos los días les llamamos de regreso; y quizás nuestro mayor dolor es verles hundirse tantas veces en el mismo lodo de su ceguera, pero estamos aquí… no nos iremos a ninguna parte hasta que la lección que hemos decidido aprender en conjunto se haya completado. Les amamos profundamente, les admiramos en su valentía, en la que tuvieron en ese primer momento de búsqueda y que, poco a poco, les fue hundiendo en este experimento que ahora viven.

Nuestra presencia en la Tierra, con ustedes, así como la de toda la Naturaleza, es el mensaje que la Fuente de la Creación les envía para hacerles saber que no están solos. Aquí estamos nosotros, y quisiéramos extender nuestras alas, garras, patas, aletas y brazos para bien venirles a Casa… un día.

¿Hay algo más que quisieras decirle a los humanos?

Regresa, regresa… regresa a casa con nosotros hermano pequeño. No hemos soltado tu mano y no lo haremos, aunque tu fuego nos queme y tus manos nos lastimen, sabemos quién eres y te amamos, todos los días. Cuando tu viaje al abismo de ti mismo haya terminado, aquí seguiremos; ya no habrá dolor en tu corazón, ni fuego en tu mano, y podrás amarnos y vernos como somos en realidad. Entonces podremos tener un encuentro entre iguales, y seremos uno mismo de nuevo.

Acerca de Daniela Camino

Daniela Camino
Tengo el honor de guiar cursos de meditación Arka Dhyana, en las que acompaño a las personas a vivir la aventura del autodescubrimiento (http://www.arkadhyana.net). Soy pionera en América Latina dando cursos de comunicación interespecies desde el nivel básico hasta el profesional, y ONLINE a personas en todos los países del mundo desde el año 2006. También comparto el nivel básico de Theta Healing haciendo énfasis en la comunicación y la sanación energética de animales de todas las especies. He tenido el honor de acompañar a humanos y animales en sesiones de comunicación interespecies desde el año 2003 en países como España, Estados Unidos, Francia, Alemania, México, Chile, Uruguay, Venezuela, Argentina, Costa Rica, Panamá, Perú y Colombia entre otros. La formación que he diseñado interespecies se basa en cinco cursos o niveles y mucha práctica y apoyo a refugios animales monitoreada, así como lecturas y cursos paralelos que fortalecen la formación. Considero que percibir con los sentidos psíquicos, si bien es fascinante y en sí mismo una gran apertura de la consciencia, no basta para dar un servicio armónico y efectivo a las familias y a sus animales. El trabajo personal del comunicador es una base muy importante, así como incorporar los saberes de ética profesional y cuidado adecuado para todos los involucrados, lo que se refleja en el diseño curricular de esta escuela.