¿Qué tan potente es tu poder de creación? Parte 3

Por Luis Montoya Birrueta

Haz click aquí para leer el artículo anterior.

 

¿Cómo has estado? ¿Te permitiste sentir y dejar entrar la información que has recibido? Estoy seguro de que tu progreso ha sido increíble.

Como te decía, todo esto ya lo sabe tu alma, tu corazón, y lo único que estás haciendo es recordarlo, para que sigas tu camino de evolución.

Verás cómo, poco a poco se irán rompiendo las limitaciones establecidas (programadas) en tu mente, e irás percibiendo lo que está más allá de tus sentidos. Ya lo verás.

Así como Jeshua ben Joseph eliminó por completo todos los mensajes limitantes que le decía su mente y fue consciente de su poder absoluto, ha habido otras personas que lo han conseguido y, de hecho, lo siguen haciendo. Son aquellas que logran lo increíble, llegan a ser y tener todo lo que se proponen; hacen creíble lo que parecía imposible. No hay límites para ellas.

¿Que cómo lo haces? Una vez que hayas escuchado los deseos profundos de tu corazón, más no los que te mente te dice que son, entonces ya sabrás lo que de verdad deseas experimentar en tu vida humana, sea lo que sea. Y entre más atención pongas a esos deseos, tu mente se rendirá y la usarás como esa herramienta fantástica que es; empezarás a modificar y materializar el campo cuántico en el cual estamos viviendo (experimentándonos), e irás manifestando lo que quieras ser, hacer o tener en tu vida, lo que sea.

Y como se suele decir, como muestra un botón: ponte a prueba y confirma por ti mismo, por ti misma lo que estamos afirmando. Pregúntate lo que tienes intención de ser, hacer o tener en tu vida. La respuesta primera vendrá de tu mente y te dirá lo que supuestamente “de verdad” quieres experimentar; pero esa respuesta viene de las programaciones hechas por otros, en las que nos han hecho creer que eso es lo verdadero, pero no es más que una programación que solo a ellos les interesa que lleves a cabo en tu vida, que es todo lo material externo, (dinero, casa, coche, ropa, joyas, relojes, viajes, etc.).

Deja pasar esos pensamientos como nubes en el cielo, como si fueran velos de seda que pasan por tu cara y ninguno se detiene en ti, y pregúntale a tu corazón (alma), ¿qué quieres de verdad?, y deja esa pregunta reposar para que sea contestada sin más. La puedes hacer todos los días, pero siempre con fluidez y sin caer en prisas u obsesiones. Cuando menos te lo esperes, sentirás la respuesta; y digo sentirás ya que es una contestación que viene de lo profundo, más no de la mente. Sentirás que ese es el camino correcto, que eso es lo que de verdad tienes intención de ser, hacer o tener en tu vida. Y si esa respuesta se mantiene con el transcurrir de los días, entonces eso es lo que quieres en realidad.

Entonces, ya estarás listo(a) para poner en línea a tu mente y usarla como esa herramienta ultra potente que es. Ya puedes manifestar las experiencias que intentas vivir, ya sean materiales, de relación, de amistad, de salud, de sanación, y absolutamente todo lo que buscas. Y así como dedicas un tiempo a tus actividades cotidianas, ahora dedicarás un tiempo a tu creación consciente.

Entra en contacto con tu interior. Llénate de amor, serenidad y tranquilidad. Haz claro y contundente el hecho que ahora es un Dios o una Diosa la que está creando, y absolutamente todo está a su disposición. No lo dudes ni un instante, siéntelo y deja que ese poder emerja de tu interior.

Imagina un punto de luz inmensamente brillante que sale de tu pecho y cada vez brilla más y más, hasta inundar toda tu persona y el sitio en el que te encuentres.

Ahora siente que todo aquello que estás manifestando (creando), ¡ya es tuyo! Recuerda no decir y sentir un “quiero esto, quiero lo otro”, y en lugar de eso, di “estoy muy agradecido porque ya soy, hago y tengo todo lo que quiero en mi vida”. Define con absoluta claridad todos los detalles de tu creación, desde los olores, sabores, situaciones, colores, sensaciones.

No lo dudes ni un momento, todo ya es tuyo, sólo es cuestión que te permitas manifestarlo en tu vida. No creas que es así, confía en que es así.

Dedica más momentos en tus días a tu felicidad y alegría, deja que esos estados emocionales sean tus compañeros la mayor parte del día.

De aquí se desprenden los mensajes de Jeshua ben Joseph, y lo que se dice en la Ley de la atracción. Yo le llamo, “La capacidad de manifestación y materialización”.

El Universo entero es fruto de tu creación. Eres un Dios que ha tomado una forma humana para experimentarse como tal. No permitas que las dudas y limitaciones te digan lo contrario.

Cuando doblegues a tu mente diciéndole que todo es posible, así será. Recuera tu poder.

Gracias por recordarlo y por estar ahí.

Luis Montoya Birrueta
“Q-La Vida”

Acerca de Luis Montoya Birrueta

Luis Montoya Birrueta
Q-La vida! Después de algunos años de experimentar un verdadero infierno, totalmente desesperado y habiendo agotado las posibles soluciones que tenía a mi alcance, así como la gente que intentaba ayudarme, pedía ayuda intensamente desde mi soledad a quien me escuchara. Mis plegarias fueron atendidas y se manifestó el auxilio por medio de Seres que están en otras frecuencias vibratorias, entre ellos el maestro Jesús. Es un honor para mí ser un instrumento y poder compartir contigo los mensajes que he recibido. Gracias por estar ahí. Luis es terapeuta, escritor y pensador. Para contactarlo visita su página en facebook o escríbele a su correo: luismbirrueta@hotmail.com