Preparación de una composta casera

¿Quieres hacer abono orgánico con los deshechos de tu cocina o jardín? Es muy sencillo, solo sigue los siguientes pasos:

 

  • Separa y recolecta los deshechos de las verduras que utilizas. Estas pueden ser: tallos, cáscaras, verduras, hojas de jardín, flores, etc., o sea, todo el desperdicio que se produce en tu casa.
  • Coloca los desperdicios en un recipiente hondo que no utilices (de preferencia hazle un par de hoyos para que drene el exceso de humedad). Cúbrelos con una capa de dos centímetros de tierra, humedécelos y cúbrelos con una malla, tela o con la tapa del mismo bote, para, finalmente, colocarlos en la sombra. Es importante que utilices recipientes que ya tengas en casa. No los compres. Pueden ser cajas de plástico o madera, botes, garrafones partidos, etc.
  • Diez días después de haber colocado desperdicios por vez primera, voltea con una pala de mano y verifica que aún tenga humedad, de lo contrario humedece nuevamente. Sobre esta capa puedes seguir agregando desperdicios hasta llenarlo. Cuando esto pase, lo dejas reposar alrededor de 100 días.
  • ¡Abono listo! Puedes utilizarlo como lo obtengas del recipiente o puedes cernirlo con una malla para eliminar pequeñas piedritas o huesos que no alcanzaron su descomposición.

 

Así de fácil, el abono orgánico ya está listo para utilizarlo en el jardín o en macetas, en camellones y parques. Incluso, le puedes obsequiar a tus amigos para que abonen sus plantas, flores y árboles.

 

 

Si quieres saber más de este tema y aprender permacultura, puedes contactar con huertosolaki.com

Acerca de Editorial ioSoi

Editorial ioSoi
Equipo editorial de iosoi.