Obsidiana: ¿Qué es, cómo crece y de dónde viene?

Por Nina Llinares

 

La obsidiana es una roca magmática gestada en el interior de la Tierra por el fuego volcánico. Fue descubierta en Etiopía por un romano de nombre Obsius, de ahí su nombre.

 

Aunque es uno de los minerales más antiguos utilizados por el hombre (datándose hallazgos de utensilios realizados con obsidiana desde hace casi cuarenta mil años), su presencia como piedra de sanación sigue vigente en nuestros días, siendo una de las preferidas de los sanadores holísticos.

 

Aunque puede encontrarse en varias zonas del planeta, las obsidianas que llegan a nuestras manos suelen proceder de México.
Antiguamente, esta piedra volcánica era utilizada como utensilio en la prehistoria ya que, al romperla, se fractura dando lugar a vértices puntiagudos que pueden ser empleados como agujas, cuchillos, machetes, etcétera, a los que se les puede dar múltiples aplicaciones, tanto para fabricar instrumentos de caza, como para cirugía (ya que se utilizaban a modo de bisturís).

 

Dependiendo del tipo de inclusiones que presente su interior y que se refleje en su superficie, la obsidiana puede tener diferentes aspectos como los que muestran las imágenes.

 

La sabiduría de la Obsidiana es amplia e iremos viendo sus matices.

 

Obsidiana Arcoíris

 

De todos los minerales negros, la obsidiana arcoíris es la más espectacular debido a su originalidad y belleza. Este vidrio volcánico, en cuya composición hay sílice (cuarzo), se encuentra donde hay zonas volcánicas, como por ejemplo México, donde se considera como un mineral emblemático.

 

En su interior se observa una gama de colores que van desde el negro, marrón, verde, violeta, naranja, rojo, etcétera. Su vibración, al contener tantos colores en su interior y ese brillo tan especial, ayuda en todo proceso de cambio o confusión.

 

Como cristal de compañía, utilizado para relajarnos o meditar (incluso para conciliar el sueño situándola debajo de la almohada), ejerce una beneficiosa influencia en etapas o momentos personales de tristeza.

 

También se utiliza como amuleto protector si se lleva como colgante a la altura del corazón o del plexo solar.

 

La obsidiana arcoíris es una piedra elegida por niños que, por el motivo que sea, pueden estar atravesando una etapa de tristeza por la pérdida de un ser querido, un animalito doméstico, el desconcierto que puede suponer empezar a ir al colegio o guardería infantil, etcétera. A los niños les fascina; les encanta mirar los colores de su interior, y quizá por ello, la consideran una piedra “mágica”.

Deseo que te haya gustado.

Nina Llinares

 

Más información sobre las cualidades de los Obsidianas, en mis libros de Cristaloterapia: CRISTALES de SANACIÓN, Editorial EDAF, y CRISTALES de SANACION PARA MUJERES, Editorial OBELISCO y en mis cursos de Cristaloterápia presenciales y on-line: www.ninallinares.net

Acerca de Nina Llinares

Nina Llinares
Nina Llinares nació en Alcoy (España), es Escritora y Profesora de Enseñanza Privada de Técnicas Holísticas (Técnicas atlantes, canto sagrado para mujeres, master Reiki, cristaloterapia, floral, y cromoterapia, entre muchas técnicas más). Desde 1990 imparte sus actividades en España, Argentina, Uruguay, México e Inglaterra (Glastonbury). En estos y otros países de Latinoamérica y Europa participa en congresos, programas de radio y televisión, en la divulgación de los temas basados en sus libros: Almas Gemelas, Niños Índigo y Cristal, Alquimia del Alma: el poder del Yo Soy, Masaje Atlante y 15 títulos más.