Los siempre cambiantes Tiempo, Mente y Eventos

Mensaje de Guruji para el nuevo año 2019
en iosoi.la

Hay tres Principios que están íntimamente interrelacionados: el Tiempo, la Mente y los Eventos. Ninguno de estos tres están estancados; van cambiando. El Tiempo, la Mente y los Eventos, se mueven todo el tiempo.

Cuando la Mente se queda atrapada en los Eventos, entonces hay sufrimiento. Si la Mente fluye junto al Tiempo, está fresca y viva.

El Tiempo y los Eventos tienen una tendencia a quedar ligados a la Mente. Por ejemplo, en tu cumpleaños. Cada año, cuando llega tu fecha, te acuerdas: “¡Oh, es mi cumpleaños!”

Las Celebraciones son la imposición de los Eventos sobre el Tiempo. Por ejemplo, las Celebraciones de Navidad, o las de Buda Purnima o las de Gurú Purnima… esos son todos Eventos que se apegan al Tiempo a través de la Mente. Y es la Mente que recuerda: “Oh, hoy es la Celebración de Gurú Purnima”. Cuando hay una celebración, o alguna memoria triste o mala, la mente también se apega a esos Eventos.

En septiembre del 2011, sucedió un Evento: la destrucción de las Torres Gemelas y parte del Pentágono en USA, y ese Evento en particular, se quedó pegado al Tiempo. Cada año, cuando te acuerdas del 11 de septiembre -en esa fecha- te estás apegando al pasado. Lo mismo sucede durante las fechas Nacionales. Por ejemplo, Canadá dice que su fecha Nacional es el 1ero. de Julio; los Estados Unidos dicen que es el 4 de Julio y la India dice que el día de su Independencia es el 15 de agosto. La mente conecta cada Evento al Tiempo. Y esta conexión puede ser de un Evento agradable, así como de uno desagradable.

Saliendo de los Eventos desagradables del pasado

Las conexiones agradables no duran mucho… pero las conexiones desagradables crean una cicatriz en la Mente y duran mucho más. Ahora bien… ¿Dónde está la Sabiduría en todo esto? ¡La Sabiduría hace que tu Mente no sea pegajosa!

¿Conoces las sartenes que no se pegan, las antiadherentes, en las que haces los panqueques? Cuando esas sartenes no existían, igual hacíamos panqueques. Pero estos se pegaban a la sartén y había que fregarlas cada vez para limpiarlas. Los cocineros tenían mucho trabajo para dejarlas listas para su próximo uso.

De manera que los Eventos son iguales que los panqueques que se quedan adheridos a la sartén. Ahora imagínate… ¿si no limpiases la sartén (la Mente), y tuvieras que continuar haciendo panqueques, días tras día, en esa misma sartén y comiendo esos panqueques… ¡Dios mío… qué poco higiénico!!

Por años, tú sigues usando la misma sartén. Un lado de la sartén está todo quemado por los panqueques pegoteados y también huele porque no has limpiado tu sartén. ¡Sin embargo, sigues cocinando panqueques allí (causándote dolor) y estás sirviendo esos panqueques a los demás (causando dolor a los demás)! Esto es lo que está sucediendo. ¡Te has olvidado de hacer de tu Mente una sartén no adherente!

Reconociendo el rol que la Sabiduría tiene en la vida

La Sabiduría es la que expulsa los Eventos de tu Mente y te ayuda a fluir junto al Tiempo. Imagina que hay un río que tiene piedras de canto rodado y pequeños charcos. El agua se queda detenida en esos charcos y luego… ¿qué sucede? Comienzan a formarse hongos, algas y el agua se pone opaca y sucia; ya no es más pura ni fresca. Y esto sucede porque se ha estancado en un solo lugar. Cuando el río está fluyendo (cuando dejas ir al pasado), el agua (la Mente) es limpia y pura; el agua se mueve sobre las piedras y corre hacia el océano.

Con la Mente pasa lo mismo: se queda atrapada en algunos pocos Eventos, pero no puede quedarse pegada allí por demasiado tiempo. En algún punto, tiene que seguir adelante, ¿verdad? Tanto sean Eventos agradables o desagradables, la Sabiduría te ayuda a moverte con el Tiempo y a través del Tiempo.

Mirando más allá del Tiempo

Cualquier Evento que sucedió en el 2018, ya se ha ido. Hubo algunos días agradables y otros desagradables. Algunos días felices, algunos que realmente valieron la pena y algunos días en los cuales no hiciste nada. Los días que no hiciste nada no te han dejado ninguna impresión en tu Mente porque nada que valía la pena sucedió en esos días. Las impresiones de los demás días han quedado fijas en tu Mente porque sentiste que algo que valía la pena sucedió durante esos días. La Sabiduría hace que te des cuenta de que nada realmente vale la pena… más bien que todo es nada.

¿Sabes que los momentos agradables te hacen más desdichado que los momentos desagradables? Los momentos agradables te hacen más desdichado porque esos momentos ya se han ido. Durante los momentos desagradables el Tiempo te sana. Pero los deseos por tener momentos agradables son retenidos por el Tiempo por un largo período; y sanar esto, lleva un largo tiempo. Las impresiones de los momentos agradables causan fuertes deseos en ti y esos deseos no se van tan fácilmente… Es por esto que las personas sabias ven, a todos los Eventos, como desagradables porque, de todos modos, tanto los Eventos agradables como desagradables, ya se han ido.

¿Qué les parece? ¡Casi todos están de acuerdo conmigo!

El arte de dejar ir

Lo más gracioso es que nuestra Mente no quiere soltarse de los Eventos. Recientemente, un caballero se hizo instructor-teacher– de El Arte de Vivir. Y una vez que eres teacher, no se tolera la autocompasión. Si te compadeces de ti mismo… ¿cómo podríamos llevar felicidad a los demás? Si el cirujano está enfermo de manera crónica… ¿cómo podría operarte? ¡Imposible!

Bien, esta persona solía recibir de los demás mucha piedad y compasión. Eso lo hacía sentirse muy bien. Cada uno le brindaba mucha atención y simpatía. Después de hacerse instructor, hubo una dicotomía en él: le era muy difícil soltar el disfrute que recibía de los demás, que se solidarizaban con toda su desdicha. ¿Y por qué estoy diciendo todo esto? Porque quiero que vean cómo funciona la Mente. La Mente quiere aferrarse a las cosas desagradables porque recibe mucha más atención. Si la gente te tiene lástima, en algún punto, tú lo disfrutas.

Mira, cuando fuiste niño, has tenido toda esa atención. Cuando un niño comienza a llorar, todo el mundo corre a atenderlo. Le dicen al niño: “No llores” y le dan un chupetín o le dan el juguete por el cual está llorando. ¡De alguna manera te han programado para que, si pataleas y te vuelves visiblemente desdichado, puedas lograr lo que quieras!

Todos estos Eventos están creando impresiones en la Mente. Sabiduría es poder salirse de todas estas impresiones. Cuando te sales de las impresiones, entonces comienzas a fluir con el Tiempo. ¡De hecho, te adelantas al Tiempo! Esto es Sabiduría.

Celebra cada día como si fuera el primer día de Año Nuevo

Este tiempo de “Año Nuevo”, haz de tu mente una sartén anti adherente y disfruta los panqueques, fresco y renovado. Y no se te ocurra acordarte de la sartén que nunca habías limpiado… eso también se ha ido. En este sentido, cada día es un día de Año Nuevo para ti; cada día es una celebración. Hoy, es solo hoy.  Entonces los calendarios y los pronósticos tampoco existen.

Cuando eres feliz, no sientes que vas envejeciendo. No sientes que el Tiempo se está arrastrando; ¡es más… no sientes el Tiempo para nada! Podrían pasar millones de años y nada te habrá tocado ni te habrá sacudido y ni siquiera tendrías planes. Y aún, si tuvieras un plan, el Tiempo correrá muy rápido. Cuando el Tiempo corre rápido, también se detiene.

Por las mañanas, cuando te despiertas, simplemente siéntate en quietud y siente de qué manera el Tiempo se ha detenido. Cuando el Tiempo se detiene, eso es meditación.

Cuando el Tiempo corre ligero, no lo sientes; eso es Karma Yoga; y cuando el Tiempo se detiene, eso de Dhyan Yoga: meditación. ¿Ves? Si no estás acostumbrado a la quietud del Tiempo, si solo estás corriendo todo el día… te vas a deprimir. Nosotros tenemos esta tremenda habilidad de disfrutar ambas cosas: correr y quedarnos quietos.

A medida que vas envejeciendo, el cuerpo va teniendo limitaciones. Si no tienes la habilidad de poder quedarte quieto, aún por un corto rato, te sentirás aburrido, confundido y deprimido. Esto es lo que le sucede a todas las personas demasiado activas pues –cuando sus cuerpos ya no les permiten ser activos- tampoco pueden estarse quietos.

Y aquí es donde tu Mente no está junto al Tiempo. De manera que tu Mente debería estar junto al Tiempo. Cuando la Mente está con el Tiempo, entonces puede quedarse quieta.

Este año podría ser un año lleno de Sabiduría

¡Qué este año sea un año lleno de Sabiduría para todos! Con la Sabiduría llega la felicidad. ¡No necesitas desearle a cada uno un feliz año! La felicidad llega con la Sabiduría; si la Sabiduría no trae felicidad, ninguna otra cosa podría hacerlo. La Sabiduría trae una verdadera y máxima felicidad. ¡De manera que deséale a todos, un año lleno de Sabiduría!

Pregunta: ¿Cómo incrementar la Sabiduría?

La Sabiduría no se encuentra en los libros que lees. La Sabiduría es un estado expandido de consciencia: es una Mente que no está pegajosa, que no se está llenando de pensamientos, sino que se está volviendo hueca y vacía. En el momento en que piensas en la Sabiduría, piensas en leer libros… ¡No! Eso es solo información.

Sabiduría es poder estar quieto y es no estar pegado ni atrapado en los Eventos.

Guruji
Bad Antogast, Alemania

Acerca de Admin

Admin