La pareja ideal no existe

Por Claudia Sánchez Musi

Fragmento del libro de su autoría, Pacto de Amor.

 

Es cierto que, a partir de las expectativas de lo padres y la sociedad con respecto a una persona, nos formamos un ideal de pareja. Pero, ¿por qué en nuestro ideal existe la perfección? Porque sostenemos la falsa creencia de que, tal como somos, estamos mal hechos. Somos imperfectos, y por lo tanto, nunca seremos suficientemente inteligentes, buenos, bellos, saludables y agradables. Pero esa no es la perfección. La perfección es ser auténticos, con defectos, con cualidades y también con la posibilidad de crecer. Así merecemos ser amados. De igual manera, el otro merece ser amado por ser quien es, no por lo que nos gustaría que fuera.

 

Cuando conocemos a una persona y nos enamoramos de ella, tendemos a idealizarla. La idealización es el concepto que nos formamos de una persona, de acuerdo con nuestros propios deseos o ideales. Esto nos hace elevar las cosas sobre la realidad cotidiana por medio de la fantasía. Idealizamos a una persona porque vemos en ella las cualidades perdidas o no logradas en la infancia. Buscamos en el otro lo que nos falta, lo que no tenemos o las cualidades que sobrevaloramos. En este sentido, no elegimos a la persona real, sino a la idealizada.

 

La idealización comienza en la etapa de enamoramiento, en la cual una persona se siente cautivada e hipnotizada por otra que destaca por encima de los demás; todo gira alrededor del ídolo, de la persona amada, en ella todo es bello, bueno y maravilloso. Los enamorados procuran siempre exhibir su mejor aspecto, intentan resaltar sus cualidades y llevan puestas máscaras que, tarde o temprano, caen por la fatiga de llevarlos. Es decir, por aparentar ser lo que no se es. Entonces, de pronto, la imagen ideal se convierte en una persona más, común y corriente, con toda clase de virtudes y defectos. Solo en ese momento, al descubrirse las limitaciones de cada uno, se puede empezar a hablar de amor o dar por terminada la relación, porque aquello de lo que estábamos enamorados desaparece.

 

Cuando descubras a una pareja potencial, con la cual podrías compartir tu vida, pregúntate si es feliz, si es sana y cuáles son los aspectos de su ser con los que, en definitiva, no podrías convivir. Por más que te atraiga esa persona, piénsalo bien por varias razones: si es depresiva, no la cambiarás, así será siempre; si es adicta, tú no la salvarás y destruirá tu relación. Pide lo que necesitas para ser feliz y aléjate de lo que, de ante mano, pueda causarte dolor y sufrimiento inevitables.

 

 

Puedes comprar el libro Pacto de Amor: cómo construir una pareja saludable en nuestra tienda.

Acerca de Claudia Sánchez Musi

Claudia Sánchez Musi
Profunda enamorada del Alma Humana, se gradúa en Piscología Clínica, complementando su preparación académica con una serie de herramientas para la sanación. Se especializa en psicoterapia corporal Integrativa, Psicoterapia Biodinámica Boyesen y Psicología Transpersonal. Desde hace 15 años a la fecha se dedica a la psicoterapia individual y grupal así como a la creación de diversos talleres y seminarios. Impartiendo en la actualidad el seminario “El lenguaje del Alma”. Creadora del Programa terapéutico la medicina del Adiós para acompañar a personas en su proceso de separación. En el camino Transpersonal encuentra la magia y la medicina de la tierra que la lleva a estudiar profundamente los diferentes estados de consciencia y las plantas ancestrales de poder cuyo uso aplicado a la psicoterapia ha dado resultados de transformación profunda y sanación en la psique y el alma humana. Especialista en el sistema homeopático-floral “Plantas ancestrales de poder del México antiguo”. Una de sus pasiones es la escritura, autora del libro Pacto de Amor: como construir una pareja saludable. Actualmente radica en san José del Cabo BCS, entre el mar y el desierto rodeada de magia e inspiración colaborando como columnista en diversas revistas y medios. También es mamá de dos hermosos Soles, curandera de almas, y corazones rotos, temazcalera, y amante de la Vida y de la Naturaleza.