La misión de vida

Por Saúl Ramírez Giraud

 

Generalmente, en la vida de todo ser humano llega el momento en el que surgen grandes preguntas existenciales como: ¿A qué vine a esta vida? ¿Cuál es el objetivo de esta vida? ¿Cuál es mi misión en esta vida?

Ante tales preguntas, muchos de nosotros nos hemos sentido perdidos, pues no sabemos de dónde obtener nuestras respuestas. Afortunadamente, una de las grandes ventajas de la numerología es que puede decirte, de manera matemática, cuál es tu misión en tu vida. De esta manera, la numerología te da el poder de conocer qué es lo que tú, como ser humano, negociaste antes de llegar a esta vida. Sí, porque la misión de cada ser humano no es impuesta por nadie superior, como suele creerse.

La misión de vida la escoge uno mismo y se negocia cuando, cada uno de nosotros, deja morir una historia de vida y permite que el alma llegue a un estado dimensional llamado “Bardo” o “Limbo”, en la religión católica. Dicho estado dimensional es como una sala de espera en la que permanecemos hasta que se nos asigna nuestra próxima vida, con nuestro propio trabajo kármico y evolutivo.

Cuando nos encontramos en el Bardo, nuestra alma, espíritu o esencia, se encuentra en espera de su examen de vida realizado por los maestros kármicos que custodian los registros akáshicos. Una vez terminado el aanálisisde la vida que está dejando nuestra alma, los maestros nos muestran los resultados de nuestra evaluación final.

Ahí, en ese momento dimensional se hace un recuento del karma que hayamos juntado en esa vida, por medio de nuestra acciones, pensamientos y sentimientos. Entonces, se hace una balance final de los porcentajes de karma y dharma que generó el espíritu, y se le indica un esquema de vida ya predestinado para su próxima reencarnación; así como lo que tiene que hacer para lograr equilibrar su karma.

Ese es el momento en el que se genera y se entrega la misión de vida de cada alma. Por lo que podemos ver que la misión no es impuesta, sino que es el resultado del análisis y negociación kármina que se genera cada vez que nuestro espíritu deja una vida para transmigrar a otra.

Pitágoras explicaba que el alma de los seres humanos necesita transmigrar de vida en vida para saldar sus cuestiones kármicas, así que, cada vida, cada reencarnación, es una oportunidad de saldar karma y poder evolucionar dentro de las leyes del universo. Por lo tanto, podemos llegar a la conclusión de que la misión es el objetivo primordial por el que cada ser humano vuelve a nacer.

Como podemos ver, conocer nuestra misión de vida es lo que realmente genera la realización en la vida del ser humano, pues es la realización espiritual y material en donde se funde la consciencia divina y la humana, para así lograr un avance evolutivo de manera feliz.

Con todo lo anterior te estarás preguntando, “¿Cómo puedo obtener el número de mi misión?”. La respuesta es sencilla: haciendo la suma de todos los números de tu numerología. Por ejemplo, si una persona nació el 10 de marzo de 1984, tendría que sumar 10 + 3 + 1 + 9 + 8 + 4 = 35; y como siempre debemos reducir al número natural, entonces se debe hacer una segunda suma de 3 + 5 = 8. De esta manera, sabremos que, en este caso, su número de misión es el 8.

Existen 11 números o niveles de misión, y ahora que ya sabes cómo obtener el tuyo, te invito a descubrir, qué dice de ti, tu número.

  • Misión 1: fortalecer autoestima, realizar trabajo interior y trascender el egocentrismo.
  • Misión 2: trascender a la parte femenina; asumirla para saber hacer alianzas en la vida y trascender las codependencias emocionales.
  • Misión 3: trascender a la familia en la que escogiste nacer; fortalecer tu optimismo y solamente ser feliz y disfrutar de esta vida.
  • Misión 4: procesar todo a través del intelecto; realizar siempre cosas que estén aterrizadas en la vida, y poner a trabajar el ingenio científico de nuestro cerebro.
  • Misión 5: trascender todos los hábitos nocivos del cuerpo físico; lograr la belleza interior y exterior en perfecto equilibrio; además de desarrollar capacidades para la enseñanza y pedagogía.
  • Misión 6: trascender a la parte masculina de la vida, la parte patriarcal de uno mismo; trabajar con el conocimiento espiritual y la fe en los planos divinos.
  • Misión 7: trabajar el liderazgo misericordioso, guiar y elevar a un gran número de gente con apego a las leyes del universo; trascender la soledad y siempre dirigir de forma cabal a grandes grupos de gente.
  • Misión 8: tiene el trabajo de equilibrar su potencia yin con su potencia yang, equilibrar el mundo científico y el energético para lograr el manejo de la energía con la exactitud científica, logrando la sabiduría para aplicarla a la verdadera sanación de la gente. Trascender las relaciones destructivas en general.
  • Misión 9: trabajar siempre con la misericordia y la compasión, el altruismo es su lema y la ayuda incondicional, trabajar en la vida viéndola y viviéndola en su verdadera magnitud para evitar sufrir.

Así que cumplir la misión trabajando profesionalmente en disciplinas que tengan que ver con el número de tu misión, te lleva a la verdadera realización en la vida y avance evolutivo.

Saúl Ramírez Giraud

Acerca de Saúl Ramírez Giraud

Avatar
Dedicado a dar consultas personales de Numerología y Feng Shui. Su formación mística lo ha llevado a viajar por la India, conociendo a Sathya Sai Baba; por Estados Unidos, obteniendo las bendiciones de Gurumayi Chidvilasananda; y también por Singapur y Tailandia, acompañando a Evelyn Murillo, con quien compartió de su sabiduría. Conoció al Maestro representante del Feng Shui-matemático del mundo; participó en varios cursos con el Grand Master, Thomas Lin Yun, fue iniciado por él en San Francisco, California, siendo él el maestro que introdujo este importante conocimiento al continente Americano. Cabe decir que el maestro pertenece a los “mil budas de oro”. (Sus ocho) Los varios años de experiencia que Saúl tiene como fengshuista, lo llevaron a lograr grandes cambios en servicio de la vida de la gente, conjugando tanto la escuela del bagua, Pa’chai, con el feng shui matemático y la astrología china. Saúl Ramírez Giraud ha complementado también sus estudios con Geometría Sagrada y el Camino del Chamán. Para consultas individuales escribe a sargiraud@yahoo.com.mx