La dieta de la Luna

En esta dieta tienes que ayunar, 26 horas seguidas, durante los cambios de fase de la LUNA, de preferencia durante las fases de Luna llena o menguante.

Hay que ingerir solo líquidos como jugos de frutas poco dulces, agua fresca, licuados de verduras y de frutas. En total, toma entre 3 a 4 litros de líquido a lo largo del día. No debes de tomar leche, alcohol, ni bebidas refrescantes con o sin gas.

Sí puedes café y té, pero en pequeñas cantidades. Aunque mejor evítalos.

La base de este régimen es la teoría de que los líquidos del cuerpo tienden a seguir los ritmos de la marea provocados por la influencia de la Luna. Puedes perder de 2 a 3 kilos durante el día de ayuno.

Se dice que el peso no se recupera, en parte porque la eliminación de los líquidos dura hasta los días posteriores al ayuno. Además, deja el cutis luminoso y ayuda a combatir el acné ya que esta dieta también actúa como un desintoxicante del cuerpo.

Lo más recomendable es hacer la dieta durante la Luna menguante en Aries y menguante en Leo, si puedes, si no, en cualquier Luna llena o menguante.

Con información de serluna.com

Acerca de Editorial ioSoi

Editorial ioSoi
Equipo editorial de iosoi.la