Hablando de meditación… ¡viva la tecnología!

Es irremediable, vivo pegada a mis aparatos electrónicos, a mis “gadgets”. Por más que me avergüence confesarlo, le doy los buenos días a mi celular antes que a cualquier ser humano. Ya no leo libros ni periódicos de papel, no uso reloj ni agenda, y estoy a un segundo de dejar de usar llaves y comprar una App que me permita abrir la puerta de mi casa desde mi teléfono.

Aunque podría ser que estén moviendo la cabeza en desaprobación (o risa), debo decir que no todo es malo, pues mis gadgets me han ayudado, por increíble que parezca, a mejorar mi práctica de meditación en épocas de total desconcentración. Y no me digan que no conocen esos momentos. ¿Nunca se han descubierto “repitiendo su mantra” y misteriosamente calculando el estado de su tarjeta de crédito al mismo tiempo? ¿Evadiendo el momento de sentarse a meditar, o aplazándolo “para cuando vea 3 capítulos más de “House of Cards”? O, ¿tan desconectados de su cuerpo y sentimientos, que no reaccionan hasta que se rompen una muela de tanto tensar la mandíbula? Bien, pues para aquellos momentos en los que no hay visualizaciones ni inciensos que nos ayuden a regresar a nuestro interior, y para cuando no se pueden escapar un mes a la India, la solución está, por supuesto, en su teléfono móvil.

Les recomendaré tres aplicaciones que sirven como gancho para que la mente se aquiete, y empiece a permitirles volver a los momentos dulces de la meditación.

Biobreathing   (Ron Mileikowsky)

Encontré esta App hace como 4 años, y la utilizo mucho, no solo para mis días de estrés y expressos dobles, sino también para mis pacientes, cuando son predominantemente cerebrales o están muy desconectados de su cuerpo. Biobreathing te marca, con una señal visual y otra auditiva, el ritmo de tu inhalación y tu exhalación. La idea es que tú la vayas siguiendo para que aprendas a inhalar más profundamente y a exhalar más completamente; además, puedes ir incrementando la duración de tu respiración.

¿Por qué te introduce suavemente a la meditación? Porque en cuanto tu cuerpo empieza a respirar armónicamente, tu mente interpreta esto como una señal de aquietamiento y relajación, y empieza a bajar su propio ritmo, casi sin que te des cuenta. De este modo, hay poca oportunidad para poner atención a los pensamientos distractores y a las resistencias clásicas que aparecen cuando nos sentamos a meditar.

Heart Beat (Bio2imaging)

Cuando te está costando trabajo aquietarte, hay que poner atención al latido del corazón.   El corazón es mucho más sensible de lo que creemos y su frecuencia cambia como reacción a nuestros pensamientos y sentimientos más sutiles.   Esta App registra tu ritmo cardiaco en 15-20 segundos, y esto te ayuda a empezar a hacerte consciente de tu corazón, de sus cambios, y de las emociones que pueden estar guardadas en él.   Además , sale sobrando decir que estamos tan acostumbrados a un alto grado de estrés, que a veces no sentimos qué tan alterado está nuestro corazón. El observar tu frecuencia cardiaca, escucharla amplificada en los “beeps” de esta aplicación y ver cuánto late tu corazón por minuto, a veces es una sorpresa (aunque no siempre muy agradable).

Insight Timer-Meditation Timer (Insight Network Inc)

Esta no es solamente una aplicación, sino un proyecto hermosísimo que pretende que los meditadores del planeta se unan y le den al mundo sus momentos de meditación. Con cuencos tibetanos te marca tu tiempo de práctica, y te hace saber cuántas personas en el mundo están meditando contigo y en qué lugares. Además, tiene meditaciones guiadas y foros de discusión.

Hay autores que dicen que basta con que el .01% de la población mundial medite para que se vean cambios en el mundo. Creo que el creador de esta App tiene una intención parecida. Dice que su comunidad virtual genera cada 24 horas 1000 días de meditación colectiva. Me resulta inspirador imaginar tanta energía positiva simultánea. De hecho, se siente bonito cuando ves que muchas personas meditaron “contigo”. Creo que vale la pena intentarlo.

Pues bien, ya no hay pretextos. Como puedes ver, aunque no te gusten las flores ni las velas, y aunque pases 12 horas al día en la oficina, y sin necesidad de separarte de tu amado celular/móvil, puedes reconectar con tu corazón y tu respiración. Solamente tienes que dar un paso: abrir alguna de estas aplicaciones. Tu Ser hará el resto.

Como dicen por ahí, “Si das un paso hacia Dios (hacia la Paz, el Amor o la Serenidad), Él dará mil hacia ti.”

Lourdes Plata

Acerca de Lourdes Plata

Lourdes Plata
Psic.Clínica (Univ. Anáhuac, México, D.F.) Psicoterapia individual y de parejas (Asoc. Mex. de Terapia de parejas A.C., dirigida por el Dr. Mariano Barragán, México, D.F.) Sanación espiritual (Univ. of Spiritual Healing and Sufism, dirigida por el Dr. Ibrahim Jaffe, Pope Valley, California) Guided Afterlife Connections: Formación tomada con la psicoterapeuta Rochelle Wright, Gig Harbor, Washington.