Escucha a tu corazón

Por Claudia Sánchez Musi

 

Tu visión se aclarará solo cuando puedas ver dentro de tu corazón.

Peter Ustinov

 

Alexander Lowen, desarrolló el análisis bionergético, una terapia analítica-corporal centrada en las tensiones musculares del cuerpo, que son la contrapartida física de los conflictos emocionales. En sus obras, El lenguaje del cuerpo y El amor, el sexo y la salud del corazón, este gran terapeuta y teórico nos muestra la relación que hay entre el cuerpo y la mente, y nos enseña además cómo las enfermedades cardiacas están íntimamente relacionadas con el amor y la sexualidad. De esta manera, nos invita a relacionarnos con cada parte de nuestro cuerpo y a escuchar su lenguaje, todo aquello que se encuentra grabado ahí, a la espera de ser descubierto por nosotros.

 

Escuchar a nuestro cuerpo es escuchar nuestra alma, sus alegrías y sus penas, es brindarnos la oportunidad de descubrirnos y descubrir cómo manifestamos nuestro amor por medio de nuestro vínculo en esta tierra.

 

Desde las épocas más remotas, el corazón ha sido un profundo símbolo en el pensamiento y en la vida de los seres humanos. Se le define como parte central de un objeto y, por lo tanto, como el núcleo de nuestro ser.

 

Es cierto que, por nuestro pensamiento occidental, tendemos a considerarlo solo como el músculo que bombea la sangre a través del cuerpo que, en consecuencia, es lo que nos permite vivir; esta postura restringe de modo exclusivo al aspecto fisiológico. Sin embargo, las funciones del corazón no se reducen a este campo, sino que involucran todas las esferas de nuestra esencia: la emocional, la mental, la física y la espiritual.

 

Cuando escuchamos al corazón, nos escuchamos y presentamos atención a nuestros anhelos y también a nuestras tristezas.

 

Todos los seres humanos somos únicos, no hay uno igual al otro. Si bien mostramos similitudes fisiológicas que nos hacen parecernos, somos diferentes. Pero hay algo muy profundo que compartimos: todos tenemos un corazón que siente, sufre y ama.

 

Si cada uno de nosotros pudiera ser consciente, de distinta manera y con un grado diverso de intensidad, de que todos tenemos un corazón que nos une, las relaciones serían muy diferentes, ya que evitaríamos causar dolor o sufrimiento a los demás e intentaríamos procurarle al corazón del otro los mismo que el nuestro anhela: el amor.

 

Claudia Sánchez Musi

 

Fragmento del libro Pacto de Amor: Cómo construir una pareja saludable de Claudia Sánchez Musi, Ed. Tártaro: México, 2014. Págs. 108-109.

¡Adquiérelo en Amazon o a través de iosoi.la !

Acerca de Claudia Sánchez Musi

Claudia Sánchez Musi
Profunda enamorada del Alma Humana, se gradúa en Piscología Clínica, complementando su preparación académica con una serie de herramientas para la sanación. Se especializa en psicoterapia corporal Integrativa, Psicoterapia Biodinámica Boyesen y Psicología Transpersonal. Desde hace 15 años a la fecha se dedica a la psicoterapia individual y grupal así como a la creación de diversos talleres y seminarios. Impartiendo en la actualidad el seminario “El lenguaje del Alma”. Creadora del Programa terapéutico la medicina del Adiós para acompañar a personas en su proceso de separación. En el camino Transpersonal encuentra la magia y la medicina de la tierra que la lleva a estudiar profundamente los diferentes estados de consciencia y las plantas ancestrales de poder cuyo uso aplicado a la psicoterapia ha dado resultados de transformación profunda y sanación en la psique y el alma humana. Especialista en el sistema homeopático-floral “Plantas ancestrales de poder del México antiguo”. Una de sus pasiones es la escritura, autora del libro Pacto de Amor: como construir una pareja saludable. Actualmente radica en san José del Cabo BCS, entre el mar y el desierto rodeada de magia e inspiración colaborando como columnista en diversas revistas y medios. También es mamá de dos hermosos Soles, curandera de almas, y corazones rotos, temazcalera, y amante de la Vida y de la Naturaleza.