Equinoccio de septiembre 2016: La entrada en un nuevo portal de inspiración y crecimiento

Por Alana Messineo

Con el Equinoccio de otoño en el hemisferio norte y de primavera en el Sur, con el cambio de estación, el principio Solar entra en Libra, el lugar del camino de “en medio”. Probablemente en Agosto ha sido difícil colocarse en el centro, polarizándonos al cansancio extremo, o a subidones de euforia que luego volvían a dejarnos en la playa del agotamiento.

Entramos en el Equinoccio con el Sol y Júpiter en los primeros grados de Libra, el lugar del Súper Centro Galáctico, el Sol Central que conecta con el Multiverso. Recordemos que Libra, el lugar del Otro, del Otro que funciona en la colaboración con un fin común, también funciona como Espejo.

Una vez más, la Astrología es invitada a incluir macro elementos, desde los cuales, en consciencia expandida, recibimos infusiones mayores de Energía Cósmica completamente nueva.

Ahora, las zonas activadas en el Equinoccio, son zonas del Zodíaco de las que no tenemos idea, son sectores que nos abren al Gran Misterio. Son lugares de los cuales no tenemos arquetipos acerca de los cuales narrar historias que nos lleven a la comprensión.

Lo que estamos haciendo en la Tierra es un experimento cósmico único. Leía en estos días un texto en el que un grupo de Guías de los planos internos, comentaba que ellos se sienten igual que nosotros, humanos, como los padres de Niños Índigo y Cristal, que vienen con talentos que en su mayoría la familia desconoce.

Los guías espirituales no “conocen” nuestra experiencia, nunca lo hicieron, es tan nueva, que tenemos unos “padres” o “hermanos mayores” que nos ayudan con todos los recursos con los que cuentan, pero que no han entrado nunca en un cuerpo físico humano que esté experimentando un salto cuántico de esta naturaleza. Si antes el contacto con guías intermediarios entre el Ser que somos y nuestra parte consciente, era algo más cierto, más de entrecasa, con todo este movimiento, es totalmente natural que nos invada un sentimiento de estar completamente solos, también desde el punto de vista del apoyo interno. Este sentimiento está abonado por las manipulaciones frecuenciales que buscan convencernos de que la Nueva Tierra no es posible, pero es imprescindible que recordemos que estamos cansados, que nos sentimos aislados, porque estamos creciendo.

Cuando un planeta toca por tránsito el lugar de los Centros Galácticos, se produce una “bajada” de nueva energía e información, hasta ahora totalmente desconocida.

Entonces, el hemisferio razonador, el que ofrece resistencia a esta nueva infusión, es puesto en modo de detención. La mente de cada día, la de hacer las cuentas, la de recordar las listas, se torna borrosa, nublada. No es un defecto personal. No estamos enfermos ni nos estamos volviendo locos; las resistencias están siendo barridas por estas oleadas. En cambio, se incrementa la percepción sutil, y vivimos en varias dimensiones al mismo tiempo, literalmente, comenzamos a navegar mundos.

Un ejemplo que ocurrió antier, 20 de Septiembre: Voy en el tren, pensando en la comunicación con personas que han pasado a otros planos, cuyo cuerpo físico ya no está aquí. Voy pensando en cómo el velo entre diferentes planos se está borrando. Un vendedor de chocolates se detiene delante de un chico que va sentado dos asientos delante de mí; hablan en voz alta de grupos musicales, uno le recomienda al otro una banda que se llama “Movimiento Original”, el otro, el que está de pié, me mira y recomienda otro grupo que se llama “Can Cervero”. En la mitología egipcia, Can Cervero es el arquetipo que acompaña al alma en su paso hacia otros planos… ¡Y todo esto, en el tren, con un mensajero que vende chocolates!

El Alma del Mundo comienza a hablar, y habla cada día más fuerte y más claro.

Los últimos eclipses han desenterrado informaciones que estuvimos tratando de desenrredar durante años, y que, en uno o dos días, se nos han mostrado. Clarísimos datos sobre eventos con los que, al contar ahora, toda nuestra vida puede dar un giro hacia la libertad. El último eclipse, para muchos de nosotros, fue agotador y doloroso, sí, pero ahora se está viendo cómo el Amor, como siempre, trabajaba detrás.

Las emociones han estado a flor de piel, algunos dolores en carne viva, y esto se debe a que los gatillos, los eventos del presente, están activando memorias multidimensionales, no solo nuestras, sino también del colectivo. Y en cuanto al colectivo, no solo del colectivo humano, sino también del animal y vegetal.

La cuadratura Saturno-Neptuno nos ha dejado exhaustos por invertir en metas cuya realización no vemos. El tiempo se acelera, los días corren rápido, y las manifestaciones en el mes de Agosto se detuvieron; muchas, se sumaron a Mercurio y, aparentemente, caminaron hacia atrás. Esto, sumado al torbellino de la caída de estructuras, ha dejado exhaustos a muchos de nosotros. Cansados de enfocarnos, cansados de actuar, cansados de dar sin permitirnos recibir, cansados de estar cansados, preguntándonos acerca de la verdadera naturaleza del Apoyo y de qué patrones hemos puesto en acción para arribar a este agotamiento.

La mayoría de nosotros nos hemos sentido solos, solos de humanos y solos de Dios. Y ahí reside el auténtico, el único y el último desafío de este año 2016. Es el final de una vida vivida en el sentimiento de la falta, en la experiencia de la desconexión.

La ventaja de este parón, es que nos pone en la imperiosa necesidad de recurrir a nuestro lado femenino, ya que, no habiendo fuerzas para actuar, quizás sí hay una pregunta que nos podemos hacer internamente acerca de en qué maneras podemos abrirnos más fácilmente a recibir la riqueza de la vida.

¡Pero el Equinoccio trae, finalmente, un nuevo viraje hacia la Luz!

Venus entra en Escorpio, dando radicalidad a la transformación.

Marte va acercándose al Centro Galáctico a finales de Septiembre, con la tercera oleada de energía. El centro Galáctico es el lugar desde donde vemos la Galaxia. Es otro punto macrocósmico, fuera del Sistema Solar, el punto alrededor del cual gira toda la Galaxia y, por lo tanto, es un portal visionario activando la voluntad de ACTUAR de acuerdo al propósito más profundo, nuestro y del planeta.

Mercurio, al ponerse finalmente directo, ya está cortando la tendencia a hundirnos en el limbo, en la aparente apatía y en la tierra de nadie. Se detiene sobre el Gran Centro de Atracción, a 14 grados de Sagitario, un punto que habla de los cambios de destino. Saturno sigue a Marte, y se va a colocar ahí en Noviembre, dando la posibilidad de generar una base sólida y estructurada a este viraje de destino.

Plutón se pone directo el día 26, en trígono con Mercurio. En estos días podemos recibir unas noticias o mensajes tremendamente positivos para nuestro despliegue. Y todo lo elaborado, todo el abrazo dado a nuestra Sombra y a la Sombra colectiva, va a comenzar, como el Loto, a asomar su cabeza radiante sobre las aguas, buscando su brillo, emergiendo hacia la altura que nos corresponde por derecho de consciencia.

El Portal del Equinoccio va a traer un equilibrio, y la forma en que podemos sincronizarnos con este equilibrio es estar atentos a los pensamientos, liberar en el acto los pensamientos limitantes, que vienen de esta macro-limpieza y, sobre todo, sentir, con la máxima serena intensidad, la energía de nuestra Más Alta Versión en el cuerpo físico, dándole el comando de cada momento.

Se acabó el tiempo de la preparación, 2016 es el año de la completación. ¿La completación de qué? De la apuesta a limitarnos, de la consciencia de víctima y, en cambio, la asención definitiva hacia ser un Ser Espiritual realizando una experiencia humana. La completación, en nuestra vida de cada día, a ser la Presencia Cuántica de la Fuente en plena Acción; sin más, sin más dilaciones, porque ahora ES, no solo posible, sino también comprobable.

Recomendaciones para estos días de Oleaje Mayor:

Para el cansancio, ir despacio, ir tímidamente, pero hacer algo aunque sea pequeño, cada día, algo concreto para la manifestación de tu sueño. Esto puede ser limpiar un trozo de armario, ordenar un cajón de papeles, hacer una llamada o un trámite. Una cosa. Y descansar.

Para integrar las Nuevas Energías, tomar días en contacto con la naturaleza, evitar multitudes y entrar en soledad.

Y, para ir completando, convocar la Energía del Más Alto, Puro, Amoroso y Poderoso Creador-Creadora que YO SOY, y dejarlo entrar, a través del canal central, SENTIR cómo, la energía e información de tu Más Alto Ser va descendiendo, activando tu Espacio del Corazón y llegando a las plantas de tus pies. Declararte en disposición de Recibir la activación de tu mayor potencial en esta Tierra querida. Comenzar así tu día, caminar con esta energía, sentirla, pensar solo desde ella, y Florecer en ella.

Y, cada vez que piensas en tu sueño, sentir que el Gran Atractor te llama desde ahí… ¡Tu manifestación es imparable!

Reporte Astrológico por Alana Messineo

 

Acerca de Alana Messineo

Alana Messineo
Terapeuta. Astróloga de potenciación. Generadora de transformación en servicio a la Creación y a la Nueva Tierra. Iniciadora en múltiples tecnologías de la consciencia. Canal de energías de alta frecuencia. Creadora de un sistema de despertar de la Energía Femenina, llamado DanzaGracia: los Trece Movimientos de la Mujer Radiante. Creadora de la terapia de Desprogramación Neuronal. Formada personalmente, a lo largo de sus 32 años de residencia en Barcelona, por Eckhart Tolle, Sondra Rey, Masaru Emoto, Ramtha, Steve Rother, Marina Borrusso, Leonard Orr, y Phill Laut. Actualmente reside en Argentina, su país de origen, y viaja impartiendo talleres que facilitan el logro en las metas concretas de vida, en base a la fusión con la Fuente y la elevación de frecuencias individuales y colectivas.