Eme de Om meditación 11

Por María Islas

 

Encuentra una postura cómoda donde puedas tener un soporte firme en la base de tu cuerpo.

Endereza tu espalda sin tensarla, dibujando un solo eje desde la base de la columna hasta la coronilla.

Descansa tus hombros, tus brazos, tus manos en la gravedad.

Toma una inhalación profunda por la nariz y exhala por la boca tres veces.

Lleva tu atención hacia tu ombligo, siente la expansión y contracción natural de la respiración.

Al principio, puedes exagerar el movimiento, favoreciendo la consciencia.

Descansa tu atención en tu ombligo expandiéndose y contrayéndose.

Ligeramente, lleva tu atención hacia tu pecho, al espacio que se extiende desde tu hombro derecho hasta tu hombro izquierdo.

Siente como, cuando inhalas, tu pecho se abre y eleva.

Cuando exhalas, tu pecho se relaja, cediendo hacia la tierra.

Descansa tu atención en tu pecho ascendiendo y descendiendo.

Ligeramente, lleva tu atención hacia tu rostro, en especial, siente tu mandíbula, la piel sobre tu nariz y pómulos y el espacio del entrecejo.

Observa como con cada respiración consciente, tu rostro se suaviza.

Inhalas y se llena de energía, exhalas y se relaja.

Descansa tu atención en tu rostro suavizándose con cada inhalación y exhalación.

Lentamente, hazte consciente del eje que dibuja tu rostro, tu corazón y tu ombligo.

Descansa tu atención en la sensación de unidad entre tu respiración abdominal, el latir de tu corazón y la suavidad de tu rostro.

Realiza esto de 15 a 20 minutos.

Acerca de María Islas

María Islas
Directora de estudios en el Instituto MACUIL, un instituto internacional con sede en la Ciudad de México, fundado en 2014 y dedicado a la educación transpersonal. Inspirados por el estudio de la consciencia y psico-espiritualidad, el instituto MACUIL ofrece programas de formación que te inician en una travesía de auto-realización a través de la consciencia y creatividad.