Elige ver tu Luz

Por Antonia

Debes saber algo que puede ser esencial para tu vida, para tu evolución: atrás quedó la oscuridad, el tormento y la angustia en la que estabas. En esta vida se te permite (y recomienda) mirar hacia la Luz y, mirar en tu camino al Sol.

Ya no eres el punto de oscuridad o sombra que surgió en otras vidas; en esta te abres a un camino de plenitud.

Es hora de que empieces a conectar con tu mayor Luz, y que veas en ti todo de lo que eres capaz de crear y emanar. Es necesario que entiendas, que tu corazón se abra y que se sienta merecedor de toda la energía de Luz del universo, y, para que todo ello surja, debes de aliviar tu corazón y tu alma.

Esta vida es para que veas plenamente tu Luz, es para que camines libre, para que perdones y puedas entender la condición humana, así como la necesidad de experimentarse en todas sus formas; porque, detrás de ese gran hombre y esa gran mujer, está perenne ese gran Ser de Luz.

Debes de aprender que en la Tierra las formas y los condicionamientos no son lo auténtico de cada Ser. Cada persona debe de experimentarse a sí misma en lo que haya, cada quien, decidido venir a trabajar en la Tierra

Empieza a canalizar la energía-Luz, y que tu Luz se expanda. Pon Luz en todos tus procesos, en tu vida, demuestra tu capacidad de liberación, de perdón y de entrega.

Porque todas tus experiencias del pasado permiten que en esta vida puedas conectar con otros espacios de Luz, y que estos sirvan para un beneficio hacia los demás… desde la compasión, la humildad y la bondad.

Siente cómo tus manos vibran y percibe toda Luz que eres capaz de “bajar”.

Tienes la capacidad de amar y abrazar cada parte de ti.

Elige siempre ver la Luz que hay en ti, y refuerza cada día aquello que eres capaz de transformar.

Que tu corazón quede limpio. Todos los recuerdos que él ve, son porque hay una consciencia superior que te anima a liberarte, a tener más amor y así, poder sanarte.

Este mundo no es un mundo para esclavizarte, es un mundo para darte la libertad de SER. Evita hacer de tu mundo una esclavitud.

Cree en ti y en la manifestación de Dios en ti; pues toda tu energía es, en esencia, la misma energía que compone el universo, la fuente y todos los seres humanos. Solo se diferencian las vidas y las experiencias vividas de vida tras vida y de esta misma.

Vuelve a tu esencia final y perdona a todas esas vivencias y personas que fuiste en el pasado, que solo deseaban ser amadas y queridas, mas era necesario vivirlas, porque Dios no puede entender al hombre si no se hace hombre; y no puede perdonarse ni amar si no conoce la humildad, la miseria, el dolor ni el sufrimiento humano.

Por eso:

Elige siempre ver la Luz.

Elige siempre ver tu Luz.

Elige siempre ver la Luz de los demás.

Antonia

Acerca de Editorial ioSoi

Editorial ioSoi
Equipo editorial de iosoi.