El placer de amar

Por Martín Villanueva Reinbeck

Amar no es una obligación, sino un privilegio.

No se puede amar por presión ni por deber, sino porque es el mayor placer en la vida. Amas por gusto, porque puedes amar; no amas para cumplir ninguna regla, ni para hacer méritos ante nadie. Amas por el simple y maravilloso placer de amar.

Te amo y te valoro por ser quien eres, no por ser como yo quisiera que fueras. Confío en tu capacidad de aprender de tus experiencias y de levantarte de tus caídas, más fuerte, más maduro. Tengo plena fe y absoluta confianza en tu poder como individuo.

Te amo, comparto tus alegrías y me regocijo contigo cuando te sientes dichoso. Me deleito en tu presencia, mas no pretendo poseerte; disfruto de tu compañía, pero no deseo retenerte ni impedir tu vuelo. Paladeo el regalo de compartir en el presente, por el simple gusto de estar juntos sin ataduras ni obligaciones impuestas, por la espontánea decisión de responderte libremente.

Te amo y precisamente por eso no dependo de ti, pues si dependiera no sería amor sino carencia. No dependo de ti, te amo.

No te quiero mío, te amo tuyo, te amo libre. Te amo, como amo a la brisa que viene y va y acaricia mi mejilla.

Te amo y tengo la suficiente humildad como para recibir tu ternura y tu cariño sin representar el papel del que nada necesita. Acepto con gusto lo que me brindas, pero no exijo que me des lo que no puedes o no deseas.

Te amo y le agradezco a la vida el prodigio de tu existencia, pues siento tu presencia una auténtica bendición en mi sendero. Gracias por ser.

Te amo y al amarte a ti, me amo a mí mismo y me siento orgulloso de ser una nota digna y valiosa en la sinfonía de este mundo.

Martin Villanueva Reinbeck

Acerca de Martín Villanueva

Martín Villanueva
Martín lleva más de 30 años entregado totalmente al servicio del bienestar y expansión de la consciencia en el ser humano, para que este descubra su verdadera identidad y desde ahí, viva pleno y en constante amor. Para ello trabaja como psicoterapeuta individual, imparte diversos talleres de crecimiento personal, supervisa psicólogos en formación y todos los lunes se reúne, gratuitamente, con muchas personas a meditar. Es creador de muchísimas técnicas en las que la persona que necesite puede elaborar, de forma autónoma e independiente, cualquier asunto con bloqueos, atores, miedos y traumas emocionales que sean urgentes de liberar. Las técnicas más recientes las llama Visualizaciones Psicoterapéuticas Guiadas y son ejercicios que van guiando y acompañando en el proceso de auto-liberación en una infinidad de temas que atañen a cualquier ser humano. Tiene maestría y doctorado en psicología clínica además de una larga trayectoria como docente en varias universidades. Ha escrito también varios libros, entre ellos: “Hacia un modelo integral de la personalidad”, “Más allá del principio de la autodestrucción” y “Buena nueva: las enseñanzas del maestro.” Lo simpático de todo esto, es que si le preguntáramos acerca de su “semblanza” (la descrita aquí) él opinaría que todo lo anterior es solo bla bla bla ya que él considera que su verdadera aportación es lo que él ha aprendido: a disfrutar intensamente cada día de la vida.