El Destino

Por Veet Pramad

Siempre nos han contado que el destino está escrito, nos lo describen como si fuera algo inamovible. Desde el diccionario de la RAE que define el destino como “encadenamiento de los sucesos considerados como necesarios y fatales”, hasta la religión, que aunque habla del libre albedrío, después nos sale con que Dios ya sabe de antemano las decisiones que vamos a tomar. Los oráculos futuristas también se han adherido a esta idea, a tal grado que han hecho de esta idea la base de su trabajo. Y también, en estos momentos hay miles de tarotistas atendiendo personas que quieren saber su futuro, generalmente en relación a algunos temas bien específicos: salud, dinero, trabajo y amor.

Siempre que definimos un concepto, es muy interesante observar sus consecuencias, porque si creemos que el destino está escrito en el pensamiento divino, en las cartas del tarot o en un estudio astrológico o numerológico, entonces pasan dos cosas:

  • Primero, dejamos de asumir la responsabilidad por la vida que tenemos, pues somos apenas personajes de una película cuyo guion ya está definido, marionetas en manos de ese supuesto todopoderoso destino.
  • Segundo, nos tornamos conformistas, pues nada podemos hacer para mejorar realmente nuestra vida.

De esta manera, tenemos que aceptar resignadamente nuestro destino; sacrificarnos, si es necesario, como postula la interpretación tradicional del Colgado que, amarrado de pies y manos, nada puede hacer sino sufrir en silencio, haciéndole coro al dicho “este mundo es un valle de lágrimas” de los curas con sus lindas promesas post-mortem. Entonces, bajo esta creencia, solo nos quedaría someternos y aguantar maridos, esposas, familia, jefes, gobiernos corruptos, etc., con derecho a algunas compensaciones del tipo “pan y circo”, pero cada vez con menos pan y con más circo.

Si partimos de la idea de que el destino es el sumatorio de circunstancias (situaciones y personas) con las que nos encontramos, la primera cuestión sería discernir si lo que nos llega nos lo está enviando alguien o somos nosotros mismos que lo atraemos. No cabe duda que la segunda hipótesis conduce directamente a asumir la responsabilidad por nuestra vida, cuestión que la primera hipótesis evita.

Como explicaba en la 2ª llave del bienestar, la vida tiene un propósito muy bien definido, que es el de mantenerse viva. Las fuerzas de la vida están trabajando para que cada semilla que cae en la tierra germine, crezca y se torne en un árbol lleno de frutos que suelte semillas a los cuatro vientos, dando continuidad a la especie. Lo mismo sucede con los seres humanos, las fuerzas de la vida trabajan para que cada bebé que nace se torne en un adulto completo, es decir, realizado, fructífero, feliz y sano.

Esas fuerzas trabajan desde dentro de nuestro inconsciente, atrayendo lo que necesitamos para crecer y convertirnos plenamente en lo que somos. Si para crecer necesitamos aprender a defendernos, vamos a atraer agresiones. Si existe un área interna nuestra, de la cual no tengamos consciencia, vamos a atraer sistemáticamente circunstancias que de maneras más, menos o nada agradables, nos van a obligar a hacernos conscientes de dicha área, sea esta un aspecto, un talento, un patrón de conducta, una creencia o una herida psíquica. Por eso, como dice Carl G. Jung: El destino es el retorno de la inconsciencia.

Entender esto significa cambiar el foco de atención, dejando de responsabilizar a terceros por lo que nos sucede y, esto es lo mejor, intentar entender el mensaje que esta circunstancia nos trae, y cuya comprensión nos lleva, no solo a crecer, sino a cambiar nuestro destino, pues ya no necesitamos continuar atrayendo aquellas circunstancias anteriores. Así, atraeremos otras y diremos: “Mi vida cambió”. La vida cambió porque cambiamos internamente, si no sería una continua repetición y a eso lo llamaríamos destino.

Sin embargo, para poder encarar las circunstancias preguntándonos ¿qué es lo que tengo que aprender de esta experiencia? tenemos que librarnos de la manía de pelearnos o victimizarnos con las circunstancias que no se adaptan a nuestras limitadas y caprichosas expectativas mentales.

Veet Pramad

Consultas de Tarot Terapéutico con Veet: escribe a veetpramad@hotmail.com o a hola@www.iosoi.la
También puedes visitar su sitio http://www.tarotterapeutico.info

Acerca de Veet Pramad

Veet Pramad
Soy Veet Pramad (Enrique Amorós Azpeitia). Nací en Casablanca (Marruecos) de una familia española que se exilió en dicho país huyendo de la dictadura de Franco y de los nazis. Estudié, aunque no acabé Ciencias Químicas en la Universidad Complutense de Madrid. Estudio y trabajo con el Tarot desde 1980. En 1987 creé y desarrollé el concepto de TAROT TERAPÉUTICO a partir de varias escuelas – Osho, bioenergética, proceso Fisher-Hoffmann, etc. y de mis experiencias con diferentes culturas y tradiciones espirituales en diez años de viajes en Oriente (Afganistán, Pakistán, India, Nepal, Tailandia, Hong Kong, Japón), México, Centroamérica, Colombia, Perú, Bolivia, Chile y Brasil donde viví haciendo música, y lecturas y cursos de Tarot. Sistematicé mi visión del Tarot en 1989 en el libro “Curso de Tarot. Y su uso terapéutico” editado en español por la editora Yug de México DF y en portugués por Editora Madras de São Paulo (Brasil) y Dinalivro de Lisboa. Integrando la Numerología y el Tarot Terapéutico, acuñé el concepto de Desafío y desarrollé el de Lección de Vida proporcionando una nueva herramienta de autoconocimiento para calcular, compreender y aprovechar los ciclos numerológicos de cada persona. Con el título de “Tarot y Numerología. Desafíos y Lecciones de Vida” está editado en México y Brasil y en Portugal como “Resuelva sus desafíos de vida.”. Fundé la Escuela Internacional de Tarot Terapéutico con alumnos en España, Portugal, México, Colombia, Chile y Brasil, donde doy consultas y proporciono una formación en cuatro módulos para los candidatos a profesionales del Tarot Terapéutico. Publiqué en edición bilingüe dos cuentos infantiles “Viaje a Arreit” y “La verdadera historia de Papá Noel” que pueden leer en mi página web www.tarotterapeutico.info y una serie de videos “Cinco llaves para el bienestar” que pueden encontrar en mi página de youtube y actualmente estoy trabajando en una novela autobiográfica.