El cerebro, la mente y los filtros mentales. Parte 4

Por Luis Montoya Birrueta

Haz click aquí para leer el artículo anterior. 

Ya hemos identificado a las increíbles células neuronales. También hemos visto que se intercomunican entre sí, formando lo que conocemos como pensamientos, y en su conjunto a la mente. Esta mente es energía que va y viene. La suma de toda esa energía, tanto la que emitimos-recibimos nosotros, así como la que emite la parte visible como la que no la es, conforman la mente universal. Pero en esta ocasión nos quedaremos con el resultado del proceso mental, es decir, la actividad neuronal en su conjunto.

Este proceso mental resulta de las redes neuronales que se activan, tanto a nivel consciente como inconsciente, y nos van traduciendo lo que sucede a nuestro alrededor; lo que pasa en nuestras vidas, y en la Tierra. Tales redes neuronales son únicas en cada individuo de este mundo, aunque compartamos bases comunes, de ahí que los habitantes de los países tengan formas de pensar muy parecidas, además de tener sus únicas e individuales redes. A todas estas redes yo las llamo filtros mentales, ya que por ahí pasa la información que van percibiendo nuestros sentidos y nos la entregan para que hagamos lo que queramos con ella.

Una vez que hagamos consciente este hecho, empezaremos a tener una vida en la que ya no nos pasan las cosas, sino que nosotros las interpretamos, así como las creamos a su vez. En este punto empezamos a recuperar nuestro poder consciente de creación, para que podamos tener la vida que realmente queremos tener; la que nuestra alma desea en verdad experimentar.

Pongamos un ejemplo gráfico: imagina que tenemos cuatro vasos de cristal transparentes. Dos de ellos tienen agua cristalina. Los otros dos están vacíos y tienen un filtro de papel en la boca, (esos filtros típicos de cafetera americana). Entonces pasaremos el agua de los vasos con agua, a los que no la tienen, pasando por los filtros de papel. Una vez que pasamos el agua, vemos que en un vaso el agua pasó igual de cristalina como estaba, pero en el otro vaso, el agua que pasamos ahora está sucia y oscura. ¿Qué sucedió? Uno de los filtros estaba sucio y con restos de café, entonces el agua cristalina que pasó por ahí, ahora está sucia ya que el filtro la modificó.

Esto mismo sucede con nuestros filtros mentales. Todas las situaciones de nuestras vidas son neutrales, pero cuando pasan por nuestros filtros de la mente, ahí es en donde determinaremos cómo interpretarlas, de acuerdo al tipo de red mental que se active en cada uno de nosotros. Por ejemplo, hay quien decide ver un día lluvioso y lo califica como mal tiempo, mientras que algunos otros lo verán como algo divertido, (como los niños), o productivo (como los agricultores). El día es totalmente neutral. El día lluvioso es el día lluvioso y ya está. La interpretación que le demos será la que determine y califique ese día.

Esto es muy importante ya que, según lo que pensemos, vendrá la forma en que nos sintamos, es decir, según el pensamiento que estemos teniendo, así será la emoción que experimentemos, pudiendo entonces permitir que algo nos afecte o no, pero ya solo mediante nuestra elección, y no mediante la forma que nos han dicho (programado), que tendríamos que ver el mundo.

Cuando hagamos consciente el impacto que tiene sobre nuestras vidas esas redes mentales, estaremos en la antesala para recuperar nuestro poder de percepción libre, así como de creación. Entonces, aprenderemos a vivir aquí y ahora, pudiendo ser felices como lo queramos.

Y ahora la pregunta es: ¿Quién decide qué filtros usar en cada uno de nosotros? Y, ¿quién decide modificarlos o no?

Lo veremos la próxima vez.

Gracias por estar ahí.

Luis Montoya Birrueta

“Q-La Vida”

Quinta y última parte aquí

Acerca de Luis Montoya Birrueta

Luis Montoya Birrueta
Q-La vida! Después de algunos años de experimentar un verdadero infierno, totalmente desesperado y habiendo agotado las posibles soluciones que tenía a mi alcance, así como la gente que intentaba ayudarme, pedía ayuda intensamente desde mi soledad a quien me escuchara. Mis plegarias fueron atendidas y se manifestó el auxilio por medio de Seres que están en otras frecuencias vibratorias, entre ellos el maestro Jesús. Es un honor para mí ser un instrumento y poder compartir contigo los mensajes que he recibido. Gracias por estar ahí. Luis es terapeuta, escritor y pensador. Para contactarlo visita su página en facebook o escríbele a su correo: luismbirrueta@hotmail.com