El cerebro, la mente, y los filtros mentales. Parte 3

Por Luis Montoya Birrueta

Haz click aquí para leer el artículo anterior.

Hasta ahora hemos establecido el escenario para entender la diferencia entre cerebro y mente. Y, como hemos visto, la detección del cerebro es más fácil ya que lo podemos ver físicamente.

Si yo te preguntara, ¿cuál es tu mano? ¿En dónde está tu mano? Con seguridad sabrías responder. Y si te pregunto, ¿cómo funciona? También obtendría una gran cantidad de respuestas. Y al preguntar, ¿para qué sirve tu mano? De igual manera me llegarían muchas respuestas. Entre estas, es importante ver que nuestra mano puede ser una herramienta de gran utilidad para crear, incluso acariciar; pero también podría ser destructiva si no supiéramos utilizarla adecuadamente. Todo dependerá de la forma en que la usemos, siendo nosotros mismos quienes dictaminemos su funcionamiento y movimiento.

Pero, ¿qué sucede con la mente? ¿Cómo identificarla? ¿Cómo funciona? ¿Para qué sirve?

Solemos ubicar a nuestra mente en la cabeza (cerebro), y esto es debido a que ahí se concentran la mayor cantidad de neuronas. No obstante, la mente está en todas partes, además de que está interconectada con lo absoluto, y posteriormente forma lo que se denomina, Mente Universal. Pero esto es materia de otro artículo que puedo compartir con ustedes si me lo permiten.

Previamente hablábamos de las interconexiones neuronales, y los pensamientos como resultado de estas, que en conjunto forman una mentalidad, y esta es la forma de pensar que tiene cada uno de nosotros. Tales interconexiones van generando unas redes, mismas que se les puede llamar redes neuronales, y estas, a su vez, son conjuntos de pensamientos que se activarán siempre que se accionen esas redes neuronales.

Imagínate una tela de araña. Como ejemplo inicial está muy bien, aunque solo hay una capa de red. ¿Te la imaginas? Pues como ves, se trata de una red interconectada entre sí.

Ahora imagínate que la arañita que tejió esa red, es la que estará activando cada sección cuando camine por ahí; por cada parte (red más pequeña, pero interconectada con toda la tela de araña). Pues esa sección por la que pase, será la que se active, y es la que estaría funcionando. Al llevar este ejemplo a nuestra mente, imagina que nuestra red neuronal es esta tela de araña, que serán interconexiones neuronales que se activarán y tendrán efecto cuando algo haga encender dicha parte. Cada sección activa de la red neuronal, serán pensamientos funcionando y que estarán teniendo una repercusión en la forma de concebir y crear nuestra realidad individual.

La mente es algo un poco más complicado, ya que son miles y miles de interconexiones neuronales, que forman intrincadas redes, que estarán funcionan en planos conscientes e inconscientes. Dichas redes se van tejiendo durante la vida de cada uno de nosotros, desde que nacemos hasta que morimos.

La parte positiva de esto, es que tales redes pueden ser modificadas mediante nuestra intención, obteniendo redes distintas, que generarán realidades distintas en cada uno de nosotros. Por lo que, si no te gusta lo que estás viviendo ahora, puedes cambiarlo al modificar tus redes neuronales.

En la próxima ocasión veremos cómo dichas redes neuronales forman unos procesos mentales, que denomino filtros mentales y que son determinantes para ver y percibir el mundo en el que vivimos, sobre todo en nuestras relaciones interpersonales. También veremos el proceso creativo de la mente, y su uso como una herramienta potencial de creación.

Gracias por estar ahí.

Luis Montoya Birrueta

“Q-La Vida”

Cuarta parte aquí

Acerca de Luis Montoya Birrueta

Luis Montoya Birrueta
Q-La vida! Después de algunos años de experimentar un verdadero infierno, totalmente desesperado y habiendo agotado las posibles soluciones que tenía a mi alcance, así como la gente que intentaba ayudarme, pedía ayuda intensamente desde mi soledad a quien me escuchara. Mis plegarias fueron atendidas y se manifestó el auxilio por medio de Seres que están en otras frecuencias vibratorias, entre ellos el maestro Jesús. Es un honor para mí ser un instrumento y poder compartir contigo los mensajes que he recibido. Gracias por estar ahí. Luis es terapeuta, escritor y pensador. Para contactarlo visita su página en facebook o escríbele a su correo: luismbirrueta@hotmail.com