El cerebro, la mente, y los filtros mentales (2ª parte)

Por Luis Montoya Birrueta

Haz click aquí para leer el artículo anterior.

 

En el artículo anterior dábamos una pequeña descripción del Cerebro como órgano. En esta ocasión hablaremos de lo que es la Mente.

En el Cerebro hay unas células muy especiales que se llaman neuronas. Los científicos calculan que dentro de cada cerebro hay cerca de 100.000.000.000 de estas célular. Cada neurona puede comunicarse con otra mediante conexiones neurosinápticas, para el envío y recepción de información. A su vez, los cálculos hechos por los científicos aproximan las interconexiones en 1,000,000,000,000,000. Personalmente, no dejaría cerrada esta cifra para no limitarlas.

Es en estas interconexiones en donde se generan registros y procesos, muchos de ellos heredados, mientras que otros quedan disponibles para que se vayan realizando conexiones neurosinápticas, según las vivencias que vaya teniendo cada individuo.

La mayor parte de estos registros, que son programaciones, van siendo instaurados por otras personas que nos van diciendo la forma de vivir que consideran apropiada para nuestra sociedad y, en consecuencia, para nosotros. Estos puntos de vista, ideas, conceptos, normas, leyes, formas de vivir, que nos estarán programando otros, nos harán creer que de esa manera se debe vivir la vida, y lo que se espera de nosotros para que tengamos un comportamiento adecuado a ello para poder estar y convivir en esas sociedades.

Todo lo anterior se registra en las conexiones neuronales, quedando programado nuestro cerebro. Sin embargo, en realidad no es el cerebro el que queda programado, sino que se han establecido conexiones neuronales de acuerdo a lo vivido por cada individuo. Estas interconexiones neuronales forman lo que conocemos como pensamientos, es decir, como resultado de esas conexiones, surgen hologramas que varían su intensidad, color, sabor y forma, según el grado de interconexiones que se usen para generarlos. Es como comparar un gráfico en 3D que se genera actualmente con computadores de última generación, con uno de hace 20 años. Los resultados son distintos, ya que se emplean cantidades mayores de procesos, siendo más impactantes.

Entonces, tenemos las interconexiones neurosinápticas generando hologramas (pensamientos); a su vez, tales pensamientos en conjunto generarán una forma de entender la vida, que a su vez la estarán creando, pero esto es un asunto para ser tratado aparte.

Tal conjunto de pensamientos de cada individuo, estará generando algo que hemos llamado mentalidad, que hace alusión a lo que ese individuo considera como verdadero, comprendiendo aquí todos sus gustos y preferencias de cualquier aspecto de su vida. Esta mentalidad viene de su mente, y esta es un gigantesco conjunto de conexiones neuronales (pensamientos), que forman redes neuronales, que están operando en niveles conscientes; es decir, esa persona se puede dar cuenta un poco más fácilmente de lo que está pensando, y subconscientes, que no tiene consciencia plena de lo que piensa; pero que, de igual forma, tienen un efecto en la vida de ese individuo.

Como ya hemos visto, esta mente ha sido programada (establecimiento de conexiones neuronales = pensamientos = mente), con la excelente noticia de que puede programarse de la forma en que nosotros queramos que funcione. Pero este hecho será posible cuando seamos conscientes de esta característica de nuestras mentes, y empecemos a usarla, y no dejemos que nuestra mente nos use a nosotros.

Es aquí en donde la mayor parte de la Humanidad nos hemos perdido, y solo hemos estado recibiendo programaciones mentales de las distintas sociedades, para cumplir con sus deseos, llevándonos a olvidar por completo de la forma en la que realmente quisiéramos vivir cada uno de nosotros. Y así, de esta forma, van pasando vidas tras vidas.

La próxima vez seguiremos hablando de la mente, cómo detectarla, cómo está funcionando y cómo usarla como una herramienta más de nuestro Ser para experimentar lo que de verdad queremos.

Gracias por estar ahí.

Luis Montoya Birrueta

Q-La Vida”

Tercera parte aquí

Acerca de Luis Montoya Birrueta

Luis Montoya Birrueta
Q-La vida! Después de algunos años de experimentar un verdadero infierno, totalmente desesperado y habiendo agotado las posibles soluciones que tenía a mi alcance, así como la gente que intentaba ayudarme, pedía ayuda intensamente desde mi soledad a quien me escuchara. Mis plegarias fueron atendidas y se manifestó el auxilio por medio de Seres que están en otras frecuencias vibratorias, entre ellos el maestro Jesús. Es un honor para mí ser un instrumento y poder compartir contigo los mensajes que he recibido. Gracias por estar ahí. Luis es terapeuta, escritor y pensador. Para contactarlo visita su página en facebook o escríbele a su correo: luismbirrueta@hotmail.com