El campo de energía que te rodea, cambia según tu estado emocional

Además, está interconectado con lo absoluto.

Por Luis Montoya Birrueta

Quizá hayas escuchado hablar de la cámara de Kirlian, que es capaz de plasmar, en una imagen, el efecto corona de cualquier objeto u organismo, al aplicar un campo eléctrico sobre una placa.

Por medio de esta captura, nuestros ojos pueden ver el campo de radiación que está siendo emitido por cada uno de nosotros, así como de todos los objetos que nos rodean. Otros le llaman aura, y es ese halo de radiación que está alrededor nuestro.

Sea el nombre que fuere, se trata de un campo de radiación de energía que está siendo emitido por nosotros en todo momento, y este lo perciben, con mayor claridad, los seres animales, así como las plantas. De ahí que surjan frases como, “es que tiene buena mano con las plantas”, “tiene buena mano para cortar el pelo”, “es que los perros huelen el miedo”; o también en situaciones tales como cuando se nos acercan personas que no nos dan “buena espina”, que hay algo que no nos permite confiar en ellas o sentirnos cómodos. De igual forma, como cuando entramos a sitios en los que sentimos un ambiente cargado, oscuro, gris, sintiéndonos muy incómodos y hasta con opresión en el pecho.

Pero también nos encontramos situaciones que son totalmente distintas. Es decir, llegamos a conocer personas con las que nos sentimos muy cómodos(as), que nos caen bien a primera vista; o lugares que visitamos y se siente muy bien estar ahí, con mucha paz y tranquilidad.

Todo esto responde al tipo de energía que está siendo emitida por cada uno de nosotros, así como la que se impregna en los distintos lugares; y esta energía variará según la forma en que nos estemos sintiendo, ya que nuestras emociones modifican ese halo de energía y se hace más denso o más ligero según nuestro estado emocional.

Por ejemplo, si estamos muy furiosos y negativos, nuestro campo energético será denso, y los demás seres, incluidas las personas por supuesto, lo sentirán y registrarán de forma inconsciente, en la mayor parte de los casos; otras veces se hace de manera más consciente.

Si, por lo contrario, nos sentimos muy alegres y en paz, el halo energético será más ligero y transparente, generando bienestar y tranquilidad a lo que nos rodea.

Esto responde a que las emociones hacen vibrar de distinta forma el campo energético que nos rodea, el cual, a su vez, está interconectado con todos los demás campos energéticos, y en consecuencia, está interconectado con todo.

Si te atreves a ser consciente de lo que estás sintiendo, podrás modificarlo para sentirte mejor, para aumentar tu bienestar, y en consecuencia esto hará que tu entorno se impregne de una energía diferente, y si los demás hacen lo mismo, muy pronto verás que tu mundo ha cambiado por completo.

 Podemos empezar con una sonrisa, y esta la podemos compartir al menos con una persona por la calle, aunque no la conozcas.

¿Y qué tal si además de saludar de mano, lo hacemos con un abrazo?

¡Ven conmigo y llenemos de amor a este precioso mundo!

 

Gracias por estar ahí.
Te amo.

 Luis Montoya Birrueta
“Q-La Vida”

Luis ha escrito dos libros muy interesantes… ¿Te gustaría leerlos? Están en Amazon y aquí en IOSOI
Escribe a hola@www.iosoi.la y te damos más información.

Acerca de Luis Montoya Birrueta

Luis Montoya Birrueta
Q-La vida! Después de algunos años de experimentar un verdadero infierno, totalmente desesperado y habiendo agotado las posibles soluciones que tenía a mi alcance, así como la gente que intentaba ayudarme, pedía ayuda intensamente desde mi soledad a quien me escuchara. Mis plegarias fueron atendidas y se manifestó el auxilio por medio de Seres que están en otras frecuencias vibratorias, entre ellos el maestro Jesús. Es un honor para mí ser un instrumento y poder compartir contigo los mensajes que he recibido. Gracias por estar ahí. Luis es terapeuta, escritor y pensador. Para contactarlo visita su página en facebook o escríbele a su correo: luismbirrueta@hotmail.com