El arte de la numerología: Número de Lección de Vida

Por Andrea Weitzner

 

Como ya mencionamos en el artículo anterior, la suma del día, mes y año en el que naciste, determina tu Número de lección de vida.

 

A continuación las características de los diferentes Números de Lección de Vida:

 

El número 0

La placenta que todo lo contiene; la esfera sagrada que da vida a todos los otros números. Según los mayas, este es el número de Dios, el punto de partida de toda la creación. El único número sin polaridad, el cero es la vibración de la neutralidad.

 

El número 1

Único. Nació primero y sabe abrirse el camino. El principio, la esencia de todas las cosas. A partir de este surgen todos los otros. Posee liderazgo, es luchador y disfruta de su individualidad. Carismático que, a su vez, añora también la soledad. Tiene talento creativo. Vanguardista y con poder de autoridad, detesta recibir órdenes de los demás; el uno prefiere mandar. Trabaja bien en soledad y frecuentemente se pone metas difíciles. Aunque sumamente crítico consigo mismo, el uno tiene dificultad en aceptar la crítica de los demás y puede molestarse ante el más mínimo comentario fuera de lugar.

 

Grandes líderes tienen acentuada la influencia de este número, pues son personas con gran confianza en sí mismas, entrega y convicción total en lo que hacen, con poder de influencia sobre los demás.

 

Características positivas: Liderazgo, confianza en sí mismo, coraje, perseverancia, fuerza de voluntad y firme decisión.

 

Características negativas: Individualismo, egoísmo, intolerancia y orgullo.

 

El número 2

El pacificador. Simboliza a la pareja, la dualidad. El dos es el gran diplomático que busca cómo trabajar con los demás. Representa el intelecto, la percepción del tiempo y el espacio. Busca justicia y resolverlo todo con armonía. Posee gran capacidad para entender a los demás. Sin embargo, el dos tiende a ser dependiente, por lo que busca constantemente la compañía de la gente. El dos teme a lo desconocido; prefiere seguir viejos caminos y a menudo es tímido e inseguro. Bajo la vibración de este número, donde el conflicto es evitado, es fácil tornarse pasivo.

 

Características positivas: Conciliador, pacifista, comprensión, justicia y armonía.

 

Características negativas: Inseguridad, timidez, pereza, desidia y resentimiento.

 

El número 3

El número de la trinidad, uniendo opuestos y encontrando el equilibrio entre las fuerzas para entender la verdad. Vibra en la ligereza y la alegría por naturaleza. El tres está cargado de jovialidad; para él, no hay conflicto y encuentra con facilidad el balance y descubre el lado positivo de cualquier adversidad. Goza de la compañía de la gente y suele tener una activa vida social. Extrovertido y comunicador, es el alma de las fiestas que le teme a la soledad.

 

Características positivas: Facilidad de comunicación, sociable, extrovertido, optimismo, diplomacia y flexibilidad.

 

Características negativas: Extravagancia, falta de sentido práctico, cinismo, falta de objetividad y ostentación.

 

El número 4

Perfeccionista y meticuloso, simétrico y con ojo estético, el número cuatro es el que detecta el más mínimo desatino. Está al pendiente de todo y de todos; organiza con cautela y determinación y está al pendiente de la más mínima falla o error. Prácticos y disciplinados; los que tienen la influencia de este número son especialistas de la planeación, el orden y el control, pues es el número que dictamina perfección. Las personas con el cuatro acentuado suelen ser ordenadas y la impuntualidad es considerada como un pecado.

 

Características positivas: Precisión, eficacia, organización, pies bien plantados en la tierra y espíritu práctico.

 

Características negativas: Rígidos, inflexibles, críticos y obsesionados por el trabajo.

 

El número 5

No puede haber nada más opuesto al cuatro que el cinco, quien detesta la rutina, lo predecible. El cinco ama la diversidad, la aventura y la adrenalina; es el número de la audacia y diversos talentos. Aventurero, poco ortodoxo, original, multitalentoso y amante de la libertad, al cinco le cuesta comprometerse con una sola persona o actividad. Adora viajar y, debido a que tiene una pasión por vivir en la aventura y la constante novedad, el cinco se aburre con facilidad y suele actuar sin pensar.

 

Características positivas: Carisma, sensualidad, apasionados de la libertad, vanguardistas, buena memoria, magnetismo, independencia, gran sensibilidad y capacidad de aprendizaje.

 

Características negativas: Impaciencia, impulsividad, inestabilidad, renuncia al compromiso y sarcasmo.

 

El número 6

El número para el cual la lealtad y el honor lo son todo. Buen amante del hogar, la paz y la estabilidad. Goza de actuar con rectitud, honor e integridad. La justicia es el lema del número seis. Detesta la mentira, que es especialista en descubrir. El buen compañerismo es característico de esta resonancia. Buscan la belleza, lo cual los vuelve propicios de caer en la vanidad. Las personas con este número en su personalidad buscan la estética con todo su afán. Ir de compras con ellos llega a ser una frustrada experiencia, pues tarda horas en decidir qué comprar.

 

Características positivas: Armonía, belleza, espíritu de colaboración, efectividad, verdad e intuición.

 

Características negativas: Celos, distanciamiento de la realidad, venganza e indecisión.

 

El número 7

Confiable, guardador de secretos y amante de las causas humanitarias, el siete es buen solitario por naturaleza. Soñador, sabio y con una gran capacidad de reflexión, el siete prefiere trabajar en soledad. Constantemente ocupados en lograr algo, las personas con influencia de este número literalmente viven en su mundo. Poseen gran capacidad de análisis e introspección. Virtudes como la compasión y el perdón son características típicas de la resonancia numérica del siete.

 

Características positivas: Sabiduría, fe, confianza, honestidad, intuición y disciplina.

 

Características negativas: Soledad, intolerancia a las críticas e individualista.

 

El número 8

Organizado, analítico, perseverante y batallador, el ocho posee la fuerza vertical del símbolo del infinito. Emprendedor, ambicioso y con un agudo tino comercial que le abre paso en el mundo profesional y material. El ocho disfruta de ponerse metas ambiciosas, pero, como lo infinito de su naturaleza, es fácil que se vuelva presa del mundo material.

 

Características positivas: Perseverancia, bueno para los negocios, persistencia, ambición, eficiencia, autoridad, ética y justicia.

 

Características negativas: No soportan el fracaso, venganza, intolerancia, materialismo, crueldad y avaricia.

 

El número 9

El gran poseedor de sabiduría y compasión. El último de los números que acumula la experiencia de todos los demás. Nuevas ideas siempre están bajo la resonancia del nueve: ideas de altruismo, del bien por los demás. Motivado por el bien común, el nueve encuentra la felicidad en hacer felices a los demás. Conoce la nobleza del vivir. Su motivación es el éxito de sus buenos actos. Es el número de la aceptación, pues todo lo hace por amor y, al igual que el siete, siempre encuentra el perdón.

 

Características positivas: Amor por el prójimo, compasión, sabiduría, espiritualidad, creatividad, desprendimiento de lo material, altruismo y generosidad.

 

Características negativas: Falta de espíritu práctico, falta de objetivos claros y demasiada atención en los demás olvidándose de su hogar.

 

 

Números maestros

Son aquellos números en los que se repite un mismo dígito: 11, 22, 33. Las personas nacidas bajo estos números poseen el poder de la creación, liderazgo e inspiración. Mucho se les ha atribuido a estos tres maestros espirituales, cuya misión e ideales son elevados a dos dígitos. Son números que implican gran responsabilidad por el prójimo, números asignados a aquellos con una misión espiritual a través de hacer el bien a los demás. Con gran fuerza y vitalidad, las personas bajo la resonancia maestra tiene la misión de venir a despertar a los demás.

 

Si una persona ha nacido con un número maestro pero no puede vibrar a esa altura, bajará su nivel vibratorio a un solo dígito: el 11 se convierte en 2, el 22 en 4 y el 33 en 6.

 

 

El número 11

Lleno de carisma, inspiración y convicción, es el número humanitario de corazón que solo es movido por al visión de paz y amor. A través de la buena voluntad, busca cambiar al mundo y mejorar. Es movido por el bien del prójimo y de la humanidad. Paciente y batallador, actúa con firme convicción. El gran maestro 11 es doblemente único e innovador, pues no solo se abre camino, sino que también sabe aventarse al vacío. Al frente de grandes desafíos, el 11 deja huella como un gran reformador. Idealista utópico y emprendedor, sueña con un mundo sin miseria, tristeza o dolor. Su visión de cómo deben funcionar las cosas en su mundo de perfección lo llevan en ocasiones a la desolación.

 

Si existe algún nacido con este número que no pueda ser capaz de vivir a sus altas expectativas, vivirá entonces como un dos, la suma lateral reducida a un dígito.

 

Características positivas: Espiritualidad, sensibilidad artística, idealismo, fraternidad, carisma y poder de influencia sobre los demás.

 

Características negativas: Exigencia, impaciencia, no vive con los pies en la tierra, no acepta crítica, egocentrismo y perfeccionismo.

 

El número 22

El maestro espiritual que actúa con practicidad en el mundo terrenal transformando a su paso a los demás. Entregado a la colectividad, el 22 es el gran emprendedor que lleva a cabo grandes proyectos de naturaleza social. Al igual que el dos, siempre trabaja con alguien más. Maestro de la diplomacia y la colaboración. El bien colectivo es su mayor motivación. Con la misma fuerza que el 11 innovador, el 22 aterriza más fácilmente su don creador. Paciente y perseverante, el 22 vive una vida emocionante, llena de riesgos. Es un número con gran carga.

 

Si existe alguien nacido con este número que no pueda ser capaz de vivir a sus altas expectativas, vivirá entonces como el cuatro, la suma lateral reducida a un dígito.

 

Características positivas: Equilibrio, sentido práctico y habilidad de aterrizar la espiritualidad en el mundo material.

 

Características negativas: Abuso de poder, manipulación y delirio de grandeza.

 

El número 33

El altruismo llevado a su punto último, la renuncia total a la tentación terrenal. Vive más allá de la limitación o beneficio material. Es un número de vibración tal que solo personajes como una Teresa de Calcuta pueden mantener. La persona con este número, de no contar con la consciencia evolutiva para manejarlo, vivirá bajo la frecuencia del seis.

 

Características positivas: Filantropía, espiritualidad y desprendimiento de la material.

 

Características negativas: Perversidad, confusión y egocentrismo.

Acerca de Andrea Weitzner

Andrea Weitzner
Andrea Weitzner estudió Relaciones Internacionales en la Universidad Iberoamericana y un Diplomado en Cranfield Inglaterra. "Durante casi una década mi vida estuvo plagada por desórdenes alimenticios. Vencer a mi enfermedad ha sido lo más duro que he tenido que enfrentar, pero en mi búsqueda de la salida literalmente encontré el sentido de la vida." Y a partir de esta experiencia, se dedica a la concientización en servicio de personas con problemas de alimentación. En 2007 fundó la exitosa AW Foundation, implementando programas educativos, terapias y entrenamiento en materia trastornos de la alimentación. (www.desordenesalimenticios.com.mx) Ha escrito muchísimos libros, entre ellos: El camino hacia la recuperación de Anorexia y Bulimia. El A-B-C de los desórdenes alimenticios. Los trastornos alimenticios y relaciones adictivas: cuando amar te destruye. Ayudando a personas con anorexia, bulimia y comer compulsivo. Guía práctica para maestros, terapeutas y médicos. Creando el Cielo en la Tierra. Metamorfología.