El arte de disfrutar el Todo

Por Lucrecia Villanueva Struck

¿Qué es abundancia para ti?

Al igual que la felicidad, la abundancia es un estado interno. Significa sentirnos confiados, cómodos con aquello que nos rodea. Se relaciona con la capacidad personal para disfrutar, para compartir, para SER de una cierta forma.

En mis grupos de Semillas de Abundancia pido a los participantes que piensen en una persona abundante a quien conozcan, y luego, que describan cómo es la persona. Generalmente me dicen cosas como: es alguien feliz, relajada, generosa, compartida, divertida; pocas veces dicen «tiene mucho dinero» porque la abundancia no tiene que ver con el dinero, tiene que ver con la forma en la que vives la relación contigo mismo, con los demás y con las cosas que son importantes para ti.

Hay personas que son muy abundantes económicamente, pero en otros aspectos, son carentes. Por ejemplo: hay quienes se quejan de no tener tiempo para disfrutar, pues siempre están ocupadas trabajando; otros tienen relaciones interpersonales conflictivas o poco satisfactorias, otros más se sienten carentes en el área de amistades o de pareja.

La abundancia es una manera particular de relacionarnos con nosotros mismos, con el dinero, y es la forma como pensamos en relación hacia los bienes materiales.

El concepto de abundancia es único y personal; definitivamente, no es cuestión de números, es un sentimiento que se genera cuando estás cómodo con lo que tienes, con quien tú eres, cuando sientes que tus esfuerzos están siendo recompensados de manera adecuada, ya sea monetariamente o a otros niveles; incluso se siente de cierta forma en el cuerpo.

Cada persona tiene una relación con el dinero:

Puedes pensar en el dinero como en cualquier otra relación, y es probable que sigas los mismos patrones: ¿Lo buscas y persigues? ¿Lo escondes y piensas que es más seguro no enseñarlo? ¿Lo gastas en cuanto llega? ¿Confías que va a estar ahí para ti cuando lo requieras?

La relación que tenemos con el dinero tiene mucho que ver con las creencias que aprendimos de niños y, desde pequeños, observamos la forma como nuestra familia se relacionaba con él. Es por eso que las personas tendemos a permanecer en el mismo nivel socioeconómico en el que vivimos de niños, aunque hay excepciones.

Tristemente, y con mucha frecuencia, nuestra relación con el dinero es desde el miedo: miedo a tener mucho y que me roben, o me dañen por tenerlo, como en el caso de un secuestro; pero también lo opuesto: miedo a no tener y ser pobre; a no tener dónde vivir o qué comer.

Quienes logran tener una relación sana con el dinero se asemejan a quienes tienen relaciones sanas con sus amigos. Si imaginas que es tu amigo puedes recibirlo con alegría cuando llega, compartes y disfrutas cuando está presente y, cuando se marcha, te quedas tranquilo sabiendo que pronto volverá. Te sientes apoyado y agradeces su presencia en tu vida.

Sin embargo, con frecuencia pensamos en la carencia. Nos sentimos limitados y el miedo nos separa de creer que es posible.

A continuación te comparto algunas afirmaciones con las que personalmente he trabajado; algunas de ellas provienen de un disco de Ho’oponopono y la autora pide que se reproduzca libremente:

Soy abundante y próspera

El dinero llega a mi fácil y frecuentemente.

Todo el dinero que gasto vuelve a mí multiplicado

Mi vida está llena de oportunidades que me permiten crecer y prosperar en todos los ámbitos.

Soy feliz en mi trabajo.

Gano mucho dinero haciendo lo que me gusta.

Soy un imán que atrae buenos negocios y por ello hago excelentes inversiones.

El Universo conspira para lograr mis objetivos.

Escoge una o varias y cuando observes que aparece nuevamente el miedo al pensar en el dinero y tu mente regresa a la carencia, puedes repetirla. Es importante que elijas una que te haga sentir feliz y que vaya de acuerdo contigo.

Pronto tendré un nuevo Curso “Siete semillas de Amor y Abundancia” es un Programa integral de transformación personal que te ayudará a cambiar tu vida hacia la abundancia y felicidad.

Informes:

lucrevillanueva@hotmail.com

 

Acerca de Lucrecia Villanueva

Lucrecia Villanueva
Psicóloga experta en Regresiones a vidas pasadas, con la convicción de que cada ser humano puede ser feliz y pleno en su vida. Por lo tanto, su ámbito de acción es acompañar  a los demás a descubrirse a través de psicoterapia, conferencias y cursos, para lograr el desarrollo de su potencial. Actualmente trabaja en Regresiones a Vidas pasadas; Psicoterapia individual y de Pareja; en el ITAM, AMETEP y es entrenadora certificada de Siete Semillas de Amor y de Abundancia.