Comprendiendo la función del sobrepeso

Por Andrea Weitzner

El poner sobre peso en tu cuerpo tiene una función: sostener la fantasía de distancia entre tú y una realidad que te lastima, que te atemoriza; es un mecanismo de protección de que si logras esconderte dentro de tu mismo cuerpo, quizá no sentirás ya ni miedo ni dolor.

La palabra clave del enunciado anterior es: fantasía, porque, en realidad, nunca dejas de sentir tus miedos ni el dolor; al contrario, cada vez necesitas más comida, la cual se convierte en anestesia a la frustración acumulativa por la fantasía no cumplida.

El subir de peso nos indica qué es lo que está ocurriendo en el plano de la consciencia.

 

Denota una tendencia a acumular, a no soltar, y las células impregnadas de esta resonancia, obedientemente ejecutan el comando de retención. ¿Retención de qué? De lo que sea: desde arcaicos resentimientos, hasta cada onza de lo que están comiendo.

La tendencia a subir de peso denota un desequilibrio entre el tomar y el dar, lo cual suele reflejarse también en el estreñimiento crónico que tiende a acompañar el cuadro.

En la gordura no se acumula masa ósea, ni muscular, ni se agranda ningún órgano, ni se llena ninguna cavidad de aires malignos. Lo único que se acumula bajo la capa de la piel es una cantidad de grasa (energía estancada) que no se va a usar y se retiene una cantidad de líquido (emociones tóxicas), que el organismo no puede eliminar.

El sobrepeso se convierte en una coraza, la cual la persona acomoda en su cuerpo según el tema del cuál venga huyendo.

 

Por ejemplo:

Grasa acumulada en el área del estómago. Simbolismo a la imagen, el bebé panzón. Las personas con esta forma tienen la fantasía de volver a una plácida niñez, donde las necesidades afectivas no fueron saciadas, quedando atrapadas dentro del arquetipo redondo, oral.

Caderas.  El ensanchamiento y acumulación de masa corporal en esta zona nos llama la atención a temas de sexualidad/creatividad/control, donde la persona, a través de su cuerpo, se ensancha, buscando encontrar suficiente espacio dentro de la constelación familiar. También nos habla de tapar un posible abuso sexual. Las personas que tienden a subir de peso muy notoriamente en la cadera nos hablan del tema “culpabilidad”. Es una forma de esconder la sexualidad, ya sea por temor a la bi u homosexualidad, por abuso sexual, o por creencias religiosas de que sentir placer está mal.

Como ya vimos entonces, subir de peso tiene una función, que ha tenido la tendencia a estar ahí (generación tras generación) por motivos que amenazaron la existencia de nuestros antepasados. Por lo tanto, atacar la gordura no es la solución, sino comprender la información en nuestros códigos genéticos para disolver la raíz del psicodrama familiar.

Extracto del libro “Metamorfología” de Andrea Weitzner y base teórica de los muy efectivos talleres de elaboración y liberación que imparte la autora en diversos lugares del mundo.

Para más información puedes escribir a metamorfologia@gmail.com

Acerca de Andrea Weitzner

Andrea Weitzner
Andrea Weitzner estudió Relaciones Internacionales en la Universidad Iberoamericana y un Diplomado en Cranfield Inglaterra. "Durante casi una década mi vida estuvo plagada por desórdenes alimenticios. Vencer a mi enfermedad ha sido lo más duro que he tenido que enfrentar, pero en mi búsqueda de la salida literalmente encontré el sentido de la vida." Y a partir de esta experiencia, se dedica a la concientización en servicio de personas con problemas de alimentación. En 2007 fundó la exitosa AW Foundation, implementando programas educativos, terapias y entrenamiento en materia trastornos de la alimentación. (www.desordenesalimenticios.com.mx) Ha escrito muchísimos libros, entre ellos: El camino hacia la recuperación de Anorexia y Bulimia. El A-B-C de los desórdenes alimenticios. Los trastornos alimenticios y relaciones adictivas: cuando amar te destruye. Ayudando a personas con anorexia, bulimia y comer compulsivo. Guía práctica para maestros, terapeutas y médicos. Creando el Cielo en la Tierra. Metamorfología.