Cocinando sin huevo

Existen muchas razones por las cuales algunas personas deciden abandonar el consumo del huevo, ya sea porque adoptan una dieta vegana, por recomendación médica o por algún tipo de alergia. Sea cual sea la razón, no hay porqué pensar que dejar de comer huevo significa decirle adiós a muchos de nuestros alimentos favoritos como los postres o las deliciosas tortillas españolas, de hecho existen muchas maneras de cocinar sin huevo, y a continuación te presentamos cuatro maneras fáciles y saludables para sustituirlo en tus recetas favoritas:

 

Puré de frutas

El puré de frutas como de manzana, de plátano o ciruelas es el perfecto sustituto del huevo para las recetas dulces y postres, pues no solo generan la deseada cohesión entre los ingredientes, sino que también aportan su distintivo sabor a la receta, por esta razón, el puré de plátano y el de ciruelas son perfectos para panes, bizcochos y hotcakes (o panqueques); mientras que el puré de manzana funciona mejor para recetas en las que se desea obtener un poco más de humedad en el platillo.

Para sustituir un huevo solo necesitas el puré de la mitad de un plátano maduro, ¼ de taza de puré de manzana o el puré de dos o tres ciruelas.

 

Semillas de linaza

Las semillas de linaza (o lino) son un sustituto muy saludable del huevo, ya que contienen una muy buena cantidad de ácidos grasos Omega-3 y fibra dietética.

Al usarlas, debemos considerar que estas semillas aportan un sabor parecido al de la nuez a nuestros platillos, por lo que funcionan mejor para preparar masas dulces un poco más granuladas como la de galletas, waffles y crepas.

Para reemplazar un huevo con estas semillas, primero debes pulverizar una cucharada de linaza en la licuadora o procesadora de alimentos hasta obtener una harina, después mezcla esta harina con un ¼ de taza de agua y deja reposar por unos minutos. En breve obtendrás una mezcla con una consistencia parecida a la de la yema del huevo.

 

Tofu suave o cremoso

El tofu es, en pocas palabras, un gran alimento, pues contiene más calcio que la leche de vaca y una considerable cantidad de proteínas vegetales de gran calidad, además tiene una importante cantidad de antioxidantes, hierro, fósforo, potasio y grasas insaturadas que nos ayudan a prevenir problemas cardiacos.

Además de lo ya mencionado, por su consistencia y sabor neutro, el tofu es uno de los alimentos más versátiles para sustituir el huevo, pues funciona tanto para recetas dulces como saladas.

Para las recetas de panadería, utiliza ¼ de taza de tofu cremoso para reemplazar un huevo; y para preparar tortillas y “huevos” revueltos, agrega la cantidad de tofu que desees al resto de los ingredientes y simplemente saltea o prepara a la plancha.

 

Harina de garbanzo

Muy popular en la cocina oriental, sobre todo en la India, la harina de garbanzo o chana, se consigue al triturar finamente los garbanzos secos, obteniendo así una harina mucho más aromática y saludable que la harina de trigo. Entre los beneficios de la harina de garbanzo sobresalen su gran contenido de fibra y proteínas vegetales, además de su importante contenido de vitaminas del grupo B.

En la actualidad, la popularidad de la chana en la cocina occidental ha aumentado exponencialmente debido a que no contiene gluten y a que es un sustituto bastante cercano al huevo.

Para preparar deliciosas tortillas tipo español con los ingredientes que más te gusten, simplemente mezcla la harina con un poco de agua hasta obtener la consistencia deseada y mezcla con el resto de los ingredientes.

 

Ahora que ya conoces más opciones para cocinar sin tener que usar huevo, inténtalo y disfruta de nuevo de tus recetas favoritas.

Acerca de Anabel López Molina

Anabel López Molina
Como escritora, traductora y editora, Anabel ha logrado fusionar su amor por las letras con su convicción de promover y defender los derechos animales. Su visión es promover una dieta vegana como una alternativa más saludable y económica, y con beneficios tanto para el individuo como para la sociedad.