Clima cósmico y emanaciones solares

Por Alana Messineo (Para más artículos de Alana entra a su blog: elportaldealana.com )

Este es un video de la Aurora Boreal que se ha visto en Seattle en estos últimos días de Mayo 2017.

Seattle está en la frontera norte de USA, no se trata de la zona polar. Lo que nos muestra este video es que las Auroras están “bajando”; es decir, que lo que antes se manifestaba solo en los polos, comienza a verse ya en zonas pobladas, en este caso, mucho más al Sur del Polo Norte.

Como ya explicamos, las Auroras se forman en momentos de Máximo Solar.

No sé si has notado que, en los últimos días, aparecen menos reportes en las redes sociales de crecimiento de consciencia. La vitalidad y entusiasmo que enciende los teclados prácticamente se ha detenido durante un tiempo, mientras que ha habido necesidad de reservar la energía para el cuidado del propio cuerpo, por lo que la mente no ha estado clara, y ha habido gran necesidad de descansar. Por otra parte, cada vez es más difícil hacer reportes enfocados solo en los aspectos astrológicos.

Lo que está ocurriendo en nuestras vidas está siendo impactado por fuerzas que van más allá de nuestro Sistema Solar; y, si hasta hace unos años, podíamos comentar que nuestros estados de ánimo y nuestra vitalidad estaban muy ligadas al clima de nuestra zona, ahora hemos de incluir un nuevo y apasionante factor: el Clima Cósmico.

Nuestra Gaia, junto con todo el Sistema Solar, está entrando en una banda diferente de la Galaxia, ¡nos estamos cambiando de barrio galáctico!

Esta banda está más cerca del centro de la galaxia, y por lo tanto, está mucho más cargada de luz, energía, y consciencia. El creciente plus de energía presente en esta zona activa a nuestro Sol que, desde hace ya unos cinco años, ha entrado en lo que se llama Máximo Solar.

En los períodos de Máximo Solar, el Sol emana periódicamente parte de su sustancia luminosa, en forma de Emanaciones, o Llamaradas Solares. Estas emanaciones solares “encienden” todo el Sistema, y, en algunas ocasiones, las llamaradas, la extensión hacia fuera de la cabellera solar, apunta directamente hacia la Tierra. Cada emanación, hasta ahora, tardaba unas 76 horas en alcanzar la atmósfera terrestre, pero la última, que se produjo el 27 de Mayo, impactó el mismo 28, 29, y todavía la estamos navegando, probablemente, hasta el día 3 de Junio.

Lo que emana nuestro Sol es Plasma Solar. El plasma es parte de su cuerpo, por decirlo así, y está compuesto por millones de partículas lumínicas, llenas de energía e información. Cada emanación es única en su sustancia, y todavía no hemos aprendido a interpretar su contenido, ¡pero sí que notamos su efecto en nuestra vida!

Las llamaradas solares afectan, entre otros factores a los ritmos circadianos de los seres vivos. Estos ritmos constituyen el reloj biológico del cuerpo, se organizan de acuerdo a las horas de luz y oscuridad, o a la cantidad de luz recibida, y están en sincronía con el ciclo geofísico día-noche del planeta.

Cada ola de plasma solar viene con una información diferente para reorganizar nuestro ADN. Ninguna es igual a la otra. Cada onda trae nueva energía, diferente de las anteriores. Y trae nueva información. Viene a darle a cada uno lo que necesita, así es que, si sientes síntomas parecidos a tus amigos, es que están vibrando en frecuencias afines. Las ondas que llegaron el día 28, han sido de las más intensas sentidas hasta ahora. Los estudiosos llaman al choque del plasma solar con la atmósfera y superficie de la Tierra: Tormenta Geomagnética.

En estos días, hubo abundancia de alguno de estos síntomas como:

  • Dificultad para poner orden en los propios pensamientos.
  • Agotamiento, flojera de piernas, y en algunos casos, fallo en el equilibrio al levantarse.
  • Tristeza y depresión para algunos, y sentimientos de gran gozo para otros.
  • Presiones en algunas zonas del cuerpo, por ejemplo, en el cráneo, o en la mandíbula.
  • Golpes de calor.
  • Aumento de la presión sanguínea.
  • Dolor de cabeza.
  • Mente nublada.
  • Preocupación.
  • Sueños intensos.
  • Pérdida de la memoria cercana, y olvido de alguna palabra en medio de un diálogo.
  • Insomnio, o despertarse alrededor de las tres de la mañana.
  • Sentirse superado, sobrepasado con la sensación de que “no tengo tiempo para todo lo que hay por hacer”.
  • Sensación de estar “perdidos”, como en un limbo.

Todo esto sumado para que, a nivel masivo, cada infusión de energía solar, aumenta la excitabilidad social, y, por lo tanto, la agresividad y la respuesta explosiva frente a todo abuso de poder.

 

¿Qué hacer durante una tormenta geomagnética?

Cuando aparece alguno de estos síntomas, investiga el Clima Cósmico. No basta con mirar el pronóstico del Tiempo, ¡ahora estamos comenzando a participar de la vida de la Galaxia entera!

Cada oleada es una infusión energética de alta frecuencia que choca con las bajas frecuencias todavía retenidas en el cuerpo, por eso la incomodidad, las rabias, la confusión: cada oleada está literalmente limpiando las memorias guardadas en nuestras células, y cuando hay limpieza y potenciación, no se puede hacer mucho más.

El fenómeno solar nos lleva a plantearnos el parar, detenernos, asimilar, solo Estar.
El plasma solar afecta el campo magnético de las personas y de todos los seres, activando funciones dormidas. Por esto, cuando hay oleada solar, no es conveniente activarse más.

 

Aquí algunas recomendaciones para sobrellevar una oleada solar:

  • Evita hacer cosas que no te agradan.
  • Busca potenciar cualquier actitud que te ayude a liberar estrés y hacer crecer tu relajación.
  • Evita las bebidas con cafeína.
  • Ayúdate con aceites esenciales y esencias florales.
  • Consume Magnesio.
  • Hidrátate de todas las formas posibles.
  • Haz ejercicio suave para liberar la energía extra.
  • Medita, respira, conecta con la naturaleza.
  • Sostén una actitud consciente de SENTIRTE PARTE, de estar inmerso, de estar en fusión, con la Fuente de tu existencia.

Se trata de que vayamos haciéndonos cada día más permeables a estas enormes infusiones de energía. Y, cuanto más nos veamos a nosotros mismos como Energía, más fácil se nos hará el proceso.

Recuerda que, si estás leyendo este reporte, no estás perdido, estás en tránsito.

¿En tránsito a qué?

Continuamos con la Segunda Parte de este Reporte… (click)

Alana Messineo

Para recibir estos reportes directamente en tu mail puedes SUSCRIBIRTE al blog:  elportaldealana.com

 

Facebook: PORTAL DE ALANA.
Astrología cuántica.
DanzaGracia. Los Trece Movimientos de la Mujer Radiante.
Alineamiento Neuronal.
Biodinámica y Música de las Plantas.
Tecnologías de Creación de Realidad.

POR FAVOR, SI COMPARTES ESTE TEXTO, HAZLO EN SU TOTALIDAD, E INCLUYENDO LOS DATOS DE REFERENCIA DE SU AUTORA. ES LA ÉTICA DEL COMPARTIR EN LAS REDES SOCIALES, RECLAMADA POR TODAS LAS PERSONAS QUE APORTAN CONTENIDO SIGNIFICATIVO.

GRACIAS

Acerca de Alana Messineo

Alana Messineo
Terapeuta. Astróloga de potenciación. Generadora de transformación en servicio a la Creación y a la Nueva Tierra. Iniciadora en múltiples tecnologías de la consciencia. Canal de energías de alta frecuencia. Creadora de un sistema de despertar de la Energía Femenina, llamado DanzaGracia: los Trece Movimientos de la Mujer Radiante. Creadora de la terapia de Desprogramación Neuronal. Formada personalmente, a lo largo de sus 32 años de residencia en Barcelona, por Eckhart Tolle, Sondra Rey, Masaru Emoto, Ramtha, Steve Rother, Marina Borrusso, Leonard Orr, y Phill Laut. Actualmente reside en Argentina, su país de origen, y viaja impartiendo talleres que facilitan el logro en las metas concretas de vida, en base a la fusión con la Fuente y la elevación de frecuencias individuales y colectivas.