Cinco razones para tener un gato en casa

En los últimos años parece que el mundo se ha dividido en dos tipos de personas: los que aman a los perros y los que aman a los gatos. División que no debería existir pues, así como los perros son nuestros fieles compañeros y guardianes, los gatos son grandes maestros y protectores, así que podemos amar a gatos y perros por igual.

 

A continuación te damos cinco razones por las cuales es bueno tener un gato en casa:

 

  1. Son nuestros protectores en el mundo energético

La presencia de un gato en nuestra casa ayuda a limpiarla de las energía ocultas. Cuando el gato está despierto, absorbe dichas energías, y mientras duerme él mismo las filtra y las transforma en energía positiva.

 

  1. Nos ayudan a lidiar con nuestro estrés y nuestros problemas

A pesar de que los gatos son acusados de ser indiferentes ante sus compañeros humanos, nada podría estar más alejado de la realidad. Cuando los humanos atravesamos por situaciones dolorosas o problemáticas que nos causan estrés y tristeza, es muy común que el gato pase más tiempo a nuestro lado. Esto se debe a que los gatos son los grandes estabilizadores de la energía, por lo que su presencia nos ayudará a encontrar un balance, y, además, está comprobado que el solo sonido de su ronroneo nos ayuda a relajarnos.

 

  1. Guardia nocturna

Desde espantar a los molestos mosquitos hasta alejar presencias indeseables de otros planos, los gatos, noche tras noche, actúan como nuestra guardia privada contra todo aquello que busque lastimarnos durante la vulnerabilidad de nuestros sueños. Por esta razón, no es de sorprender que los gatos gusten tanto de dormir en la cama con nosotros.

 

  1. Nos enseñan a amar

Los gatos nos enseñan el verdadero significado del amor, pues nos enseñan que el amor es libre y no sumiso. Cuando llega un gato a nuestra vida lo primero que tenemos que hacer es conquistar su confianza y después, demostrarles que siempre lo respetaremos. Así, un gato se acerca a ti poco a poco, y una vez que se siente listo, te entrega todo su cariño, siempre marcando un límite en caso de sentirse abrumado. Sin embargo, dicho límite no significa que el gato ya no nos quiera, simplemente significa que necesita un poco de espacio para sí mismo.

 

  1. Son simplemente adorables

Se requiere de una fuerza sobrehumana para poder ver la foto de un pequeño gatito sin exclamar “¡Awwww!”. No es de extrañar que el mundo del internet esté lleno de videos e imágenes de gatos, pues son simplemente adorables y fascinantes. Una vez que el gato y tú han establecido un vínculo, no podrás dejar de adorar cada experiencia que pases con él, desde quedar hipnotizado por su profunda mirada hasta los momentos chuscos en los que calculan mal sus saltos.

Si no tienes un gato y de repente uno llega a tu vida, piensa que llegó porque tú lo necesitas. Este ser ha llegado a ti para ayudarte, acompañarte y guiarte. Si tú no puedes tenerlo en tu casa, es importante que le encuentres un hogar lleno de amor y alegría, y que le agradezcas por haber tocado tu vida.

 

Si ya tienes un gato en tu casa, dale gracias por estar ahí para ti, y dale todo el amor, cuidado y respeto que se merece.

Acerca de Editorial ioSoi

Editorial ioSoi
Equipo editorial de iosoi.