Cambio

El movimiento es un principio inherente a todo cuanto existe. Por más que una persona crea que una piedra no se mueve, está en un error ya que, si se acerca con un aparato que amplifique las cosas, se sorprenderá al descubrir el movimiento que hay ¡todo el tiempo!

El día, que le da la bienvenida a la noche, se da justo gracias al movimiento de nuestra Tierra en sí misma, al girar no solo se dan los días y las noches sino que también se generan todos los movimientos que hay en las mareas, los vientos, climas y bueno… ¡todo!

El movimiento es cambio. Todo se mueve y todo cambia. Es innegable. Algunos cambios se perciben fácilmente, otros son tan comunes que ya nadie los percibe y, sin embargo otros, son tan sutiles, como el respirar de las montañas, que pareciera que no se mueven ni un ápice pero en el paso del tiempo sí se pueden notar los cambios.

Cambias de piel, cambias de estado de ánimo, cambias de gustos, de valores, de ideas, cambias de personas, de trabajo, de salud, de actividades, de lugar, de opinión… Cambias, todo el tiempo cambias. Desde el aire que respiras y que exhalas, nunca es el mismo, ¡cambias cambias cambias…!

Cambiar es tan parte de la vida como el latir del corazón de un ser humano. No hay manera de detenerlo. Quienes intentan hacerlo fracasan pues sería como meterse a un río y tratar de suspender el flujo de las corrientes de agua.

Gracias al cambio la vida se da y se regodea en sí misma.

¡Le damos la bienvenida al cambio, siempre, el cambio!

Acerca de Editorial ioSoi

Editorial ioSoi
Equipo editorial de iosoi.la