Ayurveda y fatiga crónica

La fatiga crónica es uno de los malestares más comunes en nuestra sociedad actual, y uno de los menos comprendidos por la medicina alópata convencional. Las causas de la falta de energía vital, en la mayoría de los casos, no son visibles en un examen sanguíneo o en una radiografía; lo que suele causar frustración en los pacientes que acuden a los médicos alópatas en busca de una cura para sus malestares, y que salen sin una respuesta clara de cómo acabar con la fatiga. Afortunadamente, existen otros métodos más naturales de diagnosticar y tratar los desbalances en nuestra energía vital.

Desde la perspectiva de la Ayurveda, la fatiga crónica es un claro síntoma de la falta de integración entre el cuerpo, la mente y el espíritu. Cuando esto sucede, nuestro sistema mente-cuerpo comienza a acumular toxinas que impiden el libre flujo de la fuerza vital por nuestro sistema, lo que, comúnmente, nos lleva a sentir cansancio, dolor crónico, depresión y otros malestares. Si disolvemos las toxinas acumuladas en nuestro cuerpo, permitimos que la fuerza vital fluya desde su núcleo, lo que nos ayudará a sentirnos otra vez llenos de vida y bienestar.

El primer paso para liberar la circulación de la energía vital es identificar los patrones de comportamiento que no están en armonía con nuestra naturaleza individual. Para esto, es necesario entender nuestro propio sistema mente-cuerpo o Dosha. A partir de ahí, podremos tomar decisiones que nos ayuden a llevar un estilo de vida más acorde a nuestra naturaleza, para así poder restablecer el equilibrio en nuestro sistema.

Existen muchos métodos para conocer nuestra Dosha, sin embargo, no cabe duda de que la opción más recomendable es asistir con un experto en medicina Ayurvédica, quien analizará nuestros comportamientos y características físicas para poder saber cuál es nuestra Dosha correspondiente, así como los posibles desequilibrios en esta. Una vez identificado el problema, el médico nos podrá dar las recomendaciones necesarias para restablecer la energía en nuestro cuerpo. Por ejemplo, si alguien sufre de un desequilibrio de Kapha, se le puede recomendar ampliar o intensificar su rutina de ejercicios; mientras que si alguien sufre de una Vata fatigada, se le recomendará pasar más tiempo de relajación y practicar ejercicios moderados.

 De esta manera, a través de la Ayurveda, podremos entender mejor nuestro propio sistema, lo que nos ayudará a tomar las medidas necesarias para eliminar las toxinas que están evitando que disfrutemos del flujo de la energía vital y la alegría en nuestras vidas. Al cambiar aquellos hábitos que nos están afectando, poco a poco, no solo liberaremos las toxinas físicas, también las emocionales, y así recuperar la vitalidad que habíamos perdido.

Finalmente, cabe destacar que es importante realizarse evaluaciones médicas de rutina, para  descartar causas físicas que puedan ocasionar la fatiga (como desequilibrios tiroideos u hormonales); sin embargo, una enfermedad es raramente la causa detrás de este malestar. Por lo general, hay otros problemas importantes que obstruyen la vitalidad y felicidad de una persona, y la Ayurveda puede darnos las respuestas que habíamos estado buscando.

Acerca de Editorial ioSoi

Editorial ioSoi
Equipo editorial de iosoi.