Algunos trucos para eliminar el estrés

No hay duda, el estrés es la epidemia del siglo XXI. Las estadísticas reflejan que un aproximado del 75 al 90 por ciento de todas las visitas al médico son por malestares relacionados con el estrés, como constantes dolores de cabeza, gastritis, fatiga crónica, insomnio, etcétera; malestares que pueden ser tratados con fármacos, pero que no serán curados, pues su origen radica en nuestro estilo de vida y el medio que nos rodea.

            La realidad es que, hoy en día, es difícil escapar de la dinámica social que está causando esta nueva epidemia, pero esto no significa que hay que abandonar toda esperanza. Existen prácticas sencillas que pueden ayudarnos a disminuir el estrés de nuestro día a día, lo que nos hará sentir más equilibrados, sanos y felices.

A continuación, algunas sencillas actividades que nos ayudarán a reducir nuestros niveles de estrés:

  • La meditación es uno de los antídotos más poderosos para combatir el estrés. La calma que logramos al meditar ayuda a que el cuerpo reduzca la producción de cortisol y adrenalina, las llamadas “hormonas del estrés”; al mismo tiempo, eleva los neurotransmisores asociados con la calma y el bienestar, como la dopamina, la serotonina y la oxitocina. Además, meditar con regularidad nos ayuda a disminuir los niveles de ansiedad, y a mantenernos motivados y centrados. Intenta meditar por un mínimo de 10 minutos al día. De inmediato notarás cómo disminuyen tus niveles de estrés. 
  • Muchas formas de medicina alternativa sugieren la práctica diaria de la respiración profunda para cultivar la calma y el equilibrio en nuestro ser. La razón de esto es que, con la respiración profunda, el cuerpo y la mente se tranquilizan, lo que hace que el estrés se disipe de inmediato. Practicar la respiración profunda de 3 a 5 minutos al día, o en cualquier momento de estrés, nos ayudará a sentirnos más centrados y en calma.
  • Hacer ejercicio es una de las mejores maneras de disipar la energía del estrés en nuestro cuerpo. Cuando caminamos, nuestro cuerpo libera múltiples neurotransmisores, como endorfinas y serotonina, que nos hacen sentir de mejor humor y nos dan una mayor sensación de bienestar. Con solo 15 minutos de caminata al día podremos notar cómo disminuyen nuestros niveles de ansiedad. 
  • Cada vez más y más estudios confirman la importancia de dormir bien para combatir los efectos negativos del estrés. Un sueño de calidad nos brinda la oportunidad de reparar y restaurar nuestro sistema mente-cuerpo. Si dormimos bien, obtendremos un mejor equilibrio emocional y un sistema inmune más fuerte; además de que nos ayudará a reducir el dolor y los riesgos de muchas enfermedades crónicas, como enfermedades del corazón y la diabetes. Al contrario, la falta de sueño afecta nuestra neuroquímica y puede empeorar la ansiedad, la depresión y el dolor. Intenta planear bien tu día para poder dormir un mínimo de 6 y un máximo de 8 horas. Evita estímulos como los causados por la luz del televisor o de los dispositivos móviles una vez que ya estés en la cama, pues estos no le permiten a nuestro cerebro saber que ya es hora de dormir.
  • Vivimos en una sociedad sobre estimulante, en la cual parece que todo el mundo pelea por nuestra atención. Toda la información que reciben nuestros sentidos requiere ser procesada, lo cual puede llevar al incremento de la respuesta de estrés en nuestro cuerpo. Mientras que es cierto que es imposible escapar del mundo que nos rodea, también es cierto que todos tenemos malos hábitos que pueden estar empeorando nuestros niveles de estrés. Una forma de eliminar los estímulos innecesarios a los que nosotros mismos nos sometemos, es dejar de vivir a merced de los aparatos electrónicos, como los celulares, los televisores, las tablets, etcétera. Piensa bien si realmente es necesario tener prendido el celular todo el día, de no serlo, intenta apagarlo por unas cuantas horas, o mínimo ponerlo en silencio; lo mismo con el televisor, apágalo si no la estás viendo. Date un tiempo de silencio y deja que tu mente descanse, verás cómo esto disminuirá considerablemente tus niveles de estrés.
  • Una de las mejores herramientas para reducir el estrés es llevar un diario. Existen muchos estudios que demuestran que escribir sobre los eventos estresantes en nuestra vida mejora la salud física y mental, pues, de acuerdo con algunas investigaciones, cuando vivimos una experiencia que percibimos como estresante y la ignoramos, se activa la respuesta de estrés en nuestro cuerpo y nuestra mente. En cambio, si escribimos sobre dicha experiencia, podemos procesar lo sucedido, manteniendo solo aquello que nos sirve y eliminando el resto. Llevar regularmente un diario no requiere mucho tiempo. Solo con dedicarle unos minutos al día podemos llegar a reducir la energía del estrés en nuestro cuerpo y encontrar un poco de paz mental.

Como podemos ver, estas sencillas actividades no nos robarán mucho tiempo de nuestra vida diaria, y nos serán de gran ayuda para disminuir nuestros niveles de estrés. Dedicar algunos minutos para calmar nuestra mente nos brindará grandes beneficios para nuestra salud física y mental.

Acerca de Editorial ioSoi

Editorial ioSoi
Equipo editorial de iosoi.