Absolutamente todo está interconectado

Por Luis Montoya Birrueta

Partiremos de la base que la creación de este Universo que conocemos fue mediante una explosión que los científicos han llamado Big-Bang. Por mi parte, he escrito mi entendimiento y propuestas a través de una Teoría que llamé, Teoría Absoluta (antes del Big-Bang y del Tiempo)”, así como un libro que titulé, ¿Y qué me dices del origen de Todo?. Si deseas leerlos, al final del texto te comparto las ligas para adquirirlos. Pero, en esta ocasión, nos centraremos en dicha creación como tal, y en la interconexión que hay en el todo.

Una vez que el Universo empezó a expandirse en sí mismo, fue creada la parte física (material) que conocemos y en la que estamos, en el denominado espacio, que yo llamo Nada Infinita.

Se fueron formando las estrellas, nubes y polvo cósmico, cometas, asteroides, satélites, distintas radiaciones, agujeros negros, las galaxias, los planetas, etc., y en uno de estos millones y millones de planetas, estamos nosotros, siendo humanos.

No olvidemos que la fuente original de esta creación, el Universo que conocemos, ha sido y es una energía que se expandió en sí misma, lo cual quiere decir, que absolutamente todo tiene, como base elemental, a dicha energía.

Pongamos un ejemplo: Imagina una jarra de agua, en donde esa agua sería la energía mencionada. Una sola agua, que sería igual a una sola energía. Luego, dicha agua, la derramamos al suelo y se divide en muchas gotas, charcos, y salpicaduras. Sigue siendo esa misma agua, pero ahora está dividida en sí misma. Si juntáramos todas esas gotas, charcos y salpicaduras, volveríamos a tener la misma agua de la jarra.

El símil del Big-Bang sería la energía elemental, como esa jarra de agua que se expande, se divide, más no se separa; y si reuniéramos de nuevo a toda esa energía, tendríamos de nuevo a la fuente (energía ultra-altamente condensada) que generó este Universo.

Toda esta energía nunca se ha separado. Es completamente imposible que se separe; solo se divide en sí misma, por lo que siempre es la misma energía, pero con muy distintas y variadas formas.

La ilusión de separación vino después, al acostumbrarnos a percibir y traducir nuestra existencia como humanos, mediante la interpretación que genera nuestra mente.

Poco a poco hemos ido perdiendo la consciencia de conexión e interconexión con todo, principalmente con la naturaleza y para con las demás personas. Nos hemos individualizado, y hemos centrado nuestras intenciones para mirar hacia nosotros mismos, pensando que no afectaremos a nada ni a nadie con ello; pero, si paras un momento y te permites recuperar la consciencia de interconexión con el todo, verás que cualquier acción que hagamos estará conectada y tendrá efecto en otro lugar del cosmos, mundo, ciudad, o zona en la que vivimos, aunque no lo veamos inmediatamente o parezca que no es así.

Recuerda que todas esas interpretaciones vienen de una mente que tiene registros ya profundos de creer que todo es independiente y ajeno, salvo lo que está más próximo a nosotros como nuestra casa, familia, amigos, y, aun así, llegamos a tener acciones con ellos que les afectan o hacen daño.

Somos la única especie que destruye el lugar en donde vive, mata por matar, piensa en sí misma satisfaciendo sus “necesidades” al costo que sea, aunque en ese camino haga daños irreparables a su entorno o planeta.

 Cuando recuerdes en consciencia que eres parte de la energía fundamental y te permitas volver a sentir la interconexión con el todo, tu vida cambiará radicalmente. Que así sea.

 

Gracias por estar ahí.

Te amo.

 

Luis Montoya Birrueta
“Q-La Vida”

 

Adquiere tus libros en Amazon.

Haz click sobre cada título.

 

 

Q-La Vida: Vuelve a ti

 

 ¿Qué me dices del Origen del Todo? 

 

Acerca de Luis Montoya Birrueta

Luis Montoya Birrueta
Q-La vida! Después de algunos años de experimentar un verdadero infierno, totalmente desesperado y habiendo agotado las posibles soluciones que tenía a mi alcance, así como la gente que intentaba ayudarme, pedía ayuda intensamente desde mi soledad a quien me escuchara. Mis plegarias fueron atendidas y se manifestó el auxilio por medio de Seres que están en otras frecuencias vibratorias, entre ellos el maestro Jesús. Es un honor para mí ser un instrumento y poder compartir contigo los mensajes que he recibido. Gracias por estar ahí. Luis es terapeuta, escritor y pensador. Para contactarlo visita su página en facebook o escríbele a su correo: luismbirrueta@hotmail.com