A ti, querido compañero y compañera de viaje

Por Luis Montoya Birrueta

 

 

Estamos viajando juntos en un hermoso planeta azul que hemos llamado Tierra. Vivimos todos en él y compartimos nuestras vidas con muchos otros preciosos seres. Cada día vemos que sube el Sol por el horizonte, y después de unas horas, vemos que se oculta para dejarnos ver una Luna preciosa arropada de lindísimas estrellas brillantes.

 

Esta divina nave espacial baila alrededor de una estrella cargada de gran energía; y juntos se han enamorado para bailar con todo el Universo, moviéndonos todos de un lado a otro en una pista de baile llamada Espacio.

 

Un día, se nos ocurrió ponerle unos números al baile, y decidimos llamarles segundos, minutos, horas, días, semanas, meses, y años. Entonces empezamos a contar los pasos de este baile de la Tierra con su pareja el Sol. En ese baile, hubo una persona que dejó un gran impacto en esta vida; un hombre que con su presencia marcó los números que contaban el vaivén del viaje. Fue a partir de la aparición de él en este planeta, cuando empezó una nueva cuenta a la que llamamos, después de Cristo (d.C.)

 

Así que, ahora tenemos una nueva canción que tiene el número 2017.

 

Algunos han dejado de bailar y ya no están físicamente con nosotros, pero fueron nuestros compañeros durante algún tiempo. Otros acaban de llegar al baile en este año. Y los demás, seguimos aquí; unos bailando alegres, otros tristes, otros tantos se apartaron un poco para descansar, mientras que otros se arrepienten de haber venido al baile.

 

Cada uno de los bailarines tiene su propio sentir, pensar. Cada uno de los participantes tiene su visión y realidad. Pero sea como sea, aquí estamos todos juntos, aunque muchas veces parece que estamos separados.

 

Aquí estamos todos bailando a punto de terminar la canción.

 

¿Cómo te gustaría despedirla? ¿Te gustaría agradecer a tus compañeros de baile? ¿Te gustaría darles un abrazo? (Aunque no conozcas a algunos). ¿Y qué tal si mostramos nuestra gratitud a esta pista de baile llamada Tierra? ¿Y qué tal si limpiamos nuestros corazones para perdonar y perdonarte? ¿Te gustaría agradecer que sigues bailando? ¿Te gustaría decir un te quiero a quien nunca se lo hayas dicho? ¿Qué tal si lanzas sonrisas a cualquier persona por la calle? ¿Qué tal si amas a tus enemigos, o a quien te pone mala cara? ¿Y si abres tus brazos para darle un fuerte y apretado abrazo a esta nueva canción que se llama 2017? ¿Qué te parece si lo conviertes en un año divino, creándolo como tú quieras usando el infinito poder que hay en ti?

 

Y estos puntos suspensivos son para que te dejes sentir y hagas lo que te pida el corazón…

 

Te mando un fuerte y cariñoso abrazo; a ti hermoso y hermosa compañera de baile.

 

Felicidad y Paz; hoy y siempre.

Pero como diría la tradición… ¡Feliz Año nuevo 2017!

 

Te amo.

Gracias por estar ahí.

 

Luis Montoya Birrueta.

In lak´ech.

Acerca de Luis Montoya Birrueta

Luis Montoya Birrueta
Q-La vida! Después de algunos años de experimentar un verdadero infierno, totalmente desesperado y habiendo agotado las posibles soluciones que tenía a mi alcance, así como la gente que intentaba ayudarme, pedía ayuda intensamente desde mi soledad a quien me escuchara. Mis plegarias fueron atendidas y se manifestó el auxilio por medio de Seres que están en otras frecuencias vibratorias, entre ellos el maestro Jesús. Es un honor para mí ser un instrumento y poder compartir contigo los mensajes que he recibido. Gracias por estar ahí. Luis es terapeuta, escritor y pensador. Para contactarlo visita su página en facebook o escríbele a su correo: luismbirrueta@hotmail.com