8 alimentos maravilla para ayudar a tu hígado a mantenerse saludable

El hígado graso es una enfermedad que no se nota, por eso le llaman la enfermedad silenciosa, y es que las células del hígado, que es un órgano de vital importancia para la vida de cualquier ser humano, van acumulando grasa, cuando esto sucede, el órgano se va deformando y creciendo. Se sabe que la principal causa es beber alcohol en exceso, así como la obesidad, beber poca agua y llevar una vida sedentaria, son temas que favorecen la aparición de la enfermedad.

Si quieres ayudar a tu hígado a estar más fuerte y más saludable aquí te pasamos el tip de qué alimentos te pueden servir para que tu órgano recupere su equilibrio, además de que son alimentos deliciosos.

Alcachofas: Son una excelente fuente de hierro y tienen un efecto regenerador del hígado porque contienen una alta cantidad de un bioflavonoide, que se llama cinarina. Puedes comer alcachofas en sopas, ensaladas, como plato fuerte, como verdura y también en platillos gourmet y deliciosos en los que te sirven el corazón de la alcachofa.

Algo que sirve muchísimo en términos terapéuticos por su concentración de cinarina es tomarla en infusiones. Para prepararla, solo hay que seguir los siguientes pasos: en un litro de agua hervida y muy caliente, dejar reposar un puño de hojas verdes y sus tallos. Dejarla reposar unos cinco minutos y beber de tres a cinco tazas por día, o tomar el litro de infusión como agua de uso durante todo el día.

Otra forma muy saludable es tomar un vaso de jugo de hojas de alcachofa licuadas.

 

Rábanos: Estas lindas pelotitas rojas son excelentes para desintoxicar y descongestionar el hígado, ya que son muy efectivos para liberar la bilis. Los rábanos se pueden comer en ensaladas, como botana, bañados en limón y chile piquín, acompañando un delicioso pozole* o también en jugo, igual que las alcachofas, licuando unos cuatro o cinco rábanos en agua, un chorrito de limón y miel para endulzarlo.

Jengibre: El jengibre es un tubérculo que se ha puesto de moda gracias a todos los beneficios en el cuerpo humano. Contiene cantidades muy altas de antioxidantes y ayuda a estabilizar los triglicéridos. Se recomienda comer el jengibre rallado sobre ensaladas, en comidas japonesas como sushi y en té o agua de uso: rallando tres cucharadas de jengibre crudo en un litro de agua hirviendo. Se apaga el fuego y se deja reposar unos minutos.

Acelgas: Esta verdura, que se usa para acompañar varios guisados (por ejemplo, acelgas en sala verde o con mole) y que es muy rica, se considera ser un maravilloso tónico para desintoxicar y rejuvenecer el hígado, pues tiene propiedades de alta nutrición debido a que son altas en vitaminas, hierro, magnesio y potasio. Además, es rica en fibra, por lo que ayuda al sistema digestivo a funcionar de manera óptima. La acelga se puede preparar en infusiones, licuándola como agua de acelgas o más espesa como jugo. De preferencia, se debe tomar un vaso de jugo o agua tres veces al día.

Clorofila: Todas las verduras verdes, pero más específicamente las espinacas, espárragos, perejil, puerros, brócoli, apio, kale, colecitas de Bruselas y chícharos entre otros, están cargadas de clorofila, sustancia de las plantas que tiene que ver con el proceso de fotosíntesis y es excelente para recuperar hígados dañados. La clorofila es básica para fijar el hierro en la sangre, y aprovechar al máximo la vitamina D. Se puede adquirir líquida para agregarla al agua del día además de disfrutar de las verduras tan ricas.

Aguacate: Esta deliciosa fruta mexicana es plena en grasas saludables y nutrientes que son muy necesarios para fortalecer y limpiar el hígado. Asimismo, contiene altas cantidades de glutatión, que es una molécula formada por tres aminoácidos que el hígado necesita para cumplir las funciones depurativas.

Nueces: Igual que el aguacate que tiene glutatión, las nueces contienen aginina, una sustancia que ayuda al hígado a desintoxicarse del amoniaco. Comer de tres a cinco nueces por la mañana es muy bueno.

Todas las frutas cítricas: Limones, naranjas, toronjas, kiwis, son ricas en vitamina C nos ayudan a depurar el organismo y, a su vez, a que el hígado se estimule favoreciendo la producción de bilis y enzimas capaces de regenerarlo y fortalecerlo.

Acerca de Editorial ioSoi

Editorial ioSoi
Equipo editorial de iosoi.la