2019: Resiliencia, Construcción y Poder.

Por Alana Messineo.

La imagen es una foto de las Auroras en Finlandia durante los primeros días de Enero 2019. Insistimos en destacar la belleza de las Auroras, porque nos hacen conscientes de lo extraordinario de estos tiempos para el planeta.

Entramos en el año con el primero de los cinco eclipses que nos van a activar en 2019. Tenemos un racimo planetario en Capricornio, prácticamente igual al que se va a producir en Enero 2020, cuando Saturno y Plutón hagan su intensa conjunción.

Es totalmente inédito que la entrada en un año nos remita claramente al siguiente.

Marte entra en su casa, Aries, comenzando un período entero de recorrido zodiacal para toda la Humanidad, empujando un Gran Inicio, dando fuego a la acción, pero también a la re-acción.

Conviene evitar presiones innecesarias, es tiempo de caminatas con descansos para evaluar el terreno, no es tiempo de maratones. Saturno, conjunto a una Luna Nueva, estará haciendo surgir sentimientos de desamparo aprendido y soledad, pero abriendo camino a la autosuficiencia emocional.

El Nodo Sur activado en Luna Nueva, produce un efecto descarga. Descarga de todo lo que, acartonado en el pasado, re-acciona contra la imparable evolución. En las estructuras establecidas, las que solo ven la solidez de la Tercera Dimensión, se despereza la oscuridad del inconsciente colectivo a través de figuras que se regocijan en un narcisismo salvaje, crueldad, frialdad y falta de respeto a toda manifestación de vida, y que no se avergüenzan por ello. Este es el lado oscuro de nuestra parte Capricornio.

El Nodo Sur, acercándose a Plutón, implica realmente una separación de mundos. Esta polarización, hacia lo más oscuro en el ser humano, viene a agotar una forma de vivir y no dejar vivir, a destapar, a mostrar a quien lo adopte, adónde lo puede llevar su inconsciencia.

En lo personal esta descarga puede presentarse en forma de repetición, invasión clara o soterrada, miedo o proyección. Son tiempos para priorizar lo que te has propuesto crear, lo que has decidido emprender, para alcanzar un impacto mayor en tu mundo, y decir que No a todo lo que te distraiga de lo más alto que quieres vivir.

Capricornio es el signo más alto del Zodíaco, y tiene que ver con Autoridad, Orden, Disciplina, Dominio, Tradición, Ambición, Status social, Logros, Emprendimiento, Disciplina y Profesión.

A nivel físico, Capricornio rige los huesos, los dientes, la piel, todo lo que da estructura al cuerpo, y por esto, muchos síntomas de estos tiempos tienen que ver con la rigidez.

Durante casi todo el año estaremos con Júpiter y Neptuno en cuadratura. Este aspecto nos ayudará a entrar en nuestro mundo interno, a rescatar nuestra cualidad multidimensional, a través de la telepatía, la capacidad de visualización, la intuición aumentada, la recepción consciente de cualquier información que necesitemos. Pero también puede traer velos, engaños y fraudes. DISCERNIMIENTO es la consigna. Evitar la adhesión sin consulta interna a nada que despierte la más mínima sospecha de esconder manipulación. Cualquier MANÁ que venga a resolver desde fuera nuestro dolor y nuestros problemas puede esconder un gran peligro. Es tiempo de SER, no de depender. Capricornio es el lugar de la más sólida AUTOSUFICIENCIA.

Toda la asombrosa configuración de principios de año va a potenciar nuestra capacidad de acceder a nuevas oportunidades y a manifestar nuestras metas. Todo lo que hemos creado en nosotros, toda la consciencia ganada acerca de nuestro poder creativo ha de bajar a tierra por medio de nuestra Acción.

Es un año para tomarse la tarea en serio, no es tiempo para tomar atajos, pero sí para que cada día cuente. Los premios a este compromiso puede que lleguen un poco más tarde de lo que deseamos, pero llegarán, llegarán abundantemente.

Año para preguntarnos cada día con qué recursos contamos, con quiénes, y en qué aspectos queremos colaborar. Año de grandes SÍ, y, sobre todo, de firmes NO.

Año para mirar cada día en qué aplico mi tiempo. Tiempo de auto respeto en acción. Acción persistente y comprometida con la meta. Enfrente, el Nodo Norte en Cáncer nos recuerda la importancia de sostener el emprendimiento, pero en el respeto, la ternura, y la actitud nutriente; primero hacia nuestro propio caminar y luego hacia todos los seres. 

El 2019 es un año para embarcarse en una Nueva Tarea. Esta Tarea, indicada por el lugar en cada carta natal que ocupa Capricornio, tiene el sentido alquímico de la Obra. Es decir que, este año, a través de la acción continua, de la persistencia, la paciencia y la disciplina en la consecución de nuestro emprendimiento, ¡podemos convertir el Plomo en Oro, nuestro cuerpo intoxicado en un cuerpo sano y más sutil, nuestra vejez en juventud, nuestra pobreza en abundancia!

Así, se trata de un año Crístico, en el sentido de que cada paso responsable implicará una purificación de la inconsciencia y la apatía, y traerá la Esencia al cuerpo físico, a la profesión, y a todo nuestro mundo.

Tenemos por delante dos años de CONSTRUCCIÓN. Construimos con alegría, con planificación, y sin expectativa, mientras se muestran y caen los antiguos templos, los templos del narcicismo y la crueldad. Hará falta mucha resiliencia.

¿De dónde vamos a extraer esta capacidad de adaptarnos, de crear, y al mismo tiempo atravesar el caos de una separación de mundos?

Sólo hay un LUGAR, el lugar que SOMOS, el Campo de Posibilidades Infinitas que cada uno es capaz de vibrar DENTRO DE SÍ MISMO.

Así es que ahora, más que nunca, una parte del día ha de estar dedicada a beber del único lugar de poder, hacer nuestras prácticas, entrar en Presencia antes de actuar.

El próximo Eclipse a 0 grados de Leo indica el camino. Es vital, urgente, sacar el Alquimista, el Chamán, el Creador que SOMOS. Somos ESO, y ESO no está fuera de sus criaturas. Sin práctica de fusión consciente con la Fuente, la creación se basa en el esfuerzo y el estrés, empujando la roca montaña arriba, una roca que impide ver la meta. Empujando la roca nos hemos mantenido por eones, conectados con la Fuente sin reconocerlo, sostenidos sin darnos cuenta, protegidos siempre, y mendigando, sin embargo, un momento de descanso. Ya hemos completado esa forma de crear, y ya sabemos que, de continuar, tendríamos el cansancio y la decepción garantizados.

Algunas preguntas para estos comienzos del 2019:

:: ¿Qué te propones como meta principal?
:: ¿Qué ha cambiado en tu timón en los últimos meses?
:: ¿Qué planes has hecho para llevar a cabo esta nueva dirección que te entusiasma?
:: ¿Qué estás haciendo cada día en ese sentido?

El crear primero DESDE DENTRO ¡ahorra tiempo!. La mente afligida dice cada mañana, “no tengo tiempo para esta práctica” y así el tiempo se nos va en dispersión y mayor preocupación. La práctica de entrada en la Presencia Creadora, abre oportunidades que empujando la roca no veíamos, atrae las fuerzas benéficas que apoyan nuestro logro, nos guía claramente acerca de los pasos a dar, y llama a las almas afines con las que colaborar. Así, nuestro tiempo cunde mucho más en la acción.

Estamos frente a un gran desafío, el de Crearnos Nuevos, el de Crearnos de Nuevo a través de una Acción Comprometida con esa meta con la que soñamos, con la que sabemos que haremos una diferencia en nuestro mundo.

Se Inicia el Gran Momento, ¿cómo te preparas para este Gran Salto de Poder?

Si te apetece, comparte en Facebook tu sentir, porque Compartir enriquece al Todo, y el Todo te enriquece a Ti.

Alana Messineo

Facebook: PORTAL DE ALANA.
Web: elportaldealana.com

TU RIQUEZA CUÁNTICA. FORMACIÓN

Este año 2019 me voy a orientar a un aspecto diferente de mi servicio y profesión.

Antes de ese viraje, me propongo entrar en contacto directo con quien quiera que lo acompañe en su empoderamiento, y tome un compromiso con él mismo y ella misma.

Comenzando en Febrero, iniciaré un Programa de Formación Online, en el que haré una entrega de todo lo que utilizo en mis sesiones y grupos, con el fin de impulsar a un grupo de personas que alcancen en sus servicios el mismo logro y éxito que estoy compartiendo y viendo en mi vida y en la de mis clientes.

Serán cuatro meses de Formación, con la práctica de la Presencia, entrega de protocolos, una clase semanal online los cuatro primeros meses, desprogramaciones y prácticas de las mismas, y tecnologías de rápida transformación. Será un salto cuántico de vida. Contarás con acceso directo a mí, el apoyo online de un grupo, y habrá dos meses más de soporte.

No creo que vuelva a repetirlo, ya que mi intención es dedicar la segunda parte del año a un nuevo proyecto. Es una gran oportunidad y un gozo para mí, poder hacer esta entrega. Las plazas son limitadas, y el grupo no está diseñado para todo el mundo.

Por eso, personalmente, daré una sesión gratuita de toma de contacto con las personas que, respondiendo al cuestionario que se abre clicando en el enlace, cualifiquen por su intención y compromiso para participar en el mismo. Una vez recibida tu respuesta, te enviaré un horario para nuestro encuentro gratuito online.

¿Nos vemos?https://docs.google.com/forms/d/e/1FAIpQLSdlAiK8p5ZYyCWBk73akcU3RFR-WH1XkUVxQLiNBuMewFvxVA/viewform

Acerca de Alana Messineo

Alana Messineo
Terapeuta. Astróloga de potenciación. Generadora de transformación en servicio a la Creación y a la Nueva Tierra. Iniciadora en múltiples tecnologías de la consciencia. Canal de energías de alta frecuencia. Creadora de un sistema de despertar de la Energía Femenina, llamado DanzaGracia: los Trece Movimientos de la Mujer Radiante. Creadora de la terapia de Desprogramación Neuronal. Formada personalmente, a lo largo de sus 32 años de residencia en Barcelona, por Eckhart Tolle, Sondra Rey, Masaru Emoto, Ramtha, Steve Rother, Marina Borrusso, Leonard Orr, y Phill Laut. Actualmente reside en Argentina, su país de origen, y viaja impartiendo talleres que facilitan el logro en las metas concretas de vida, en base a la fusión con la Fuente y la elevación de frecuencias individuales y colectivas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.