Mente Sabia

Cada momento…

Por Miguel Ángel Martínez   Después de que sufrí un accidente cerebral-vascular, todo se ralentizó. Mi manera de caminar, de hablar, de ver la vida.   Ya no había apuros, puesto que era imposible moverme. Entonces, después de años, la contemplación nació en mí de forma natural.   El cerebro …

Lee más »