Bruno Díaz

Bruno Díaz
Soy Psicólogo de-formación (con y sin guion) y estoy entrenado en psicoterapia transpersonal, ericksoniana y junguiana arquetípica. También soy terapeuta floral. En cada formación (y en la vida), he aprendido y sigo aprendiendo, que hay “algo” muy genuino que empuja desde dentro para ser vivido y así tomar ciertas sendas que nos llevan a lugares de Plenitud. Y también, que ese “algo”, a veces se conduce o se inspira (en el mejor de los casos), pero que también se modifica, reprime o esconde, llevando a lugares de sufrimiento repetitivo. Mi trabajo es acompañarte a darle voz a lo que para ti es genuino y auténtico y que, a veces, aunque te suene extraño toma el disfraz de síntoma, sufrimiento o complicación. Cuando le damos voz, podemos escuchar ese algo, que ansiaba ser reconocido, nombrado y escuchado y que tiene muchas cosas que enseñarnos… Para consultas escríbeme a bruno_d77@hotmail.com

Sol-edades

Por Bruno Díaz Él temía la soledad y hacía todo porque no lo “dejaran” solo. Fue un día de invierno cuando lo “dejaron”. Sufrió, lloró, intentó… Todo en vano. Buscó refugio en sustancias, relaciones, escapes y no fue sino hasta que un camino interno lo tomó, que pudo descansar. Este …

Lee más »

Tejiendo lo bello

Por Bruno Díaz La tejedora tenía setenta años, vivía en ese hermoso pueblo de olor a fogatas nocturnas y alfombras siempre verdes, bajo enormes árboles de todo tipo; ella hacía unas faldas muy peculiares, parecían tormenta o llovizna fina. Un día, un visitante, impactado por la belleza de sus faldas …

Lee más »

Tenemos un problema

Por Bruno Díaz Si imaginamos que tenemos un problema, tal vez buscaremos qué es ese problema y la manera de resolverlo Si pensamos que somos el problema, nos aliamos con la misma mirada que cree que el problema está en algún lado, si antes imaginaba que estaba en la mente …

Lee más »

Encontré la cadenita

Por Bruno Díaz El maestro tomó el tarro de cerveza y de un trago bebió su contenido, limpió su barba que parecía de espuma eterna y nos miró con esos ojos asombrados. Yo ya me había acostumbrado a verle beber de cuando en vez, aunque a la gente le parecía …

Lee más »

La ofrenda al Silencio

Por Bruno Díaz Haz un espacio, y por ende, un tiempo en tu ajetreada rutina; pero hazlo, unos cuantos minutos cotidianos, para ofrendar al silencio. El primer silencio se siente en la garganta y en la lengua, va de a poco dejando solo el vaivén de la respiración que va …

Lee más »

Silente

Por Bruno Díaz Decía el viejo loco que el silencio le decía cosas. Una de ellas es que al escucharle (al silencio), este le invitó también a hacer silencio de cuerpo; es decir, detenerse e ir más lento. Ahí, el silencio le dijo que aguardase silente; ahí le develó que …

Lee más »