Una vez que doblegues a tu mente diciéndole que TODO es posible, ¡así será!

Recupera tu poder

Por Luis Montoya Birrueta

Hay un elemento que compone nuestro Ser en la experiencia de nosotros como seres humanos, y se llama mente, que es un conjunto de registros efectuado mediante interconexiones neuronales que generan hologramas increíblemente nítidos que, a su vez, forman la realidad que percibimos y creamos cada uno de nosotros(as) a cada instante.

De ahí viene el término mentalidad, que es la forma de identificar ese estado de agrupación y función de los pensamientos de cada uno(a), formando en su conjunto a la mente, (mapas y redes de programaciones).

Dichos pensamientos/mente, son registros (interconexiones neuronales) que se van llevando a cabo durante nuestro crecimiento, al margen de los generados por nuestra información genética, que dicho sea de paso, también es potencialmente re-programable. Es decir, nuestra forma de pensar será determinante para identificar y procesar los hechos que acontecen en nuestra vida diaria.

De ahí que hay quien ve el vaso medio lleno, o medio vacío; o la niña que salta feliz en los charcos mientras que el adulto se queja porque se acaba de ensuciar los zapatos por haber caído en uno de ellos; y un larguísimo etcétera.

Según la forma en que vayamos aprendiendo a ver los hechos cotidianos de la vida, así será nuestra experiencia y respuesta a ellos. Pero muy lamentablemente, hay una gran cantidad de creencias (programaciones mentales; conjunto de pensamientos) que nos llevan a pensar que no somos capaces de hacer esto, o lo otro. Quizá nos dicen que no podemos tener esto o aquello; que no podemos ser lo que quisiéramos ser.

Detente un poco y reflexiona, por favor. Reflexiona en todo lo que tú quisieras ser, hacer, o tener en tu vida. Piensa un poco en ello. Identifícalo.

Ahora dime ¿qué o quién te está diciendo que no eres capaz de hacerlo, o que eso es para los que tienen suerte, o que tú naciste para tener una vida carente? ¿Qué más escuchas? Escribe todas esas voces limitantes que no están en ningún lugar más que en ti mismo, en ti misma. Ahora mismo no hay nadie más que tú que te esté diciendo que no puedes.

Todas esas voces que escuchas dentro de ti, son las programaciones hechas en tu mente diciéndote que no eres capaz, que no puedes, que no deberías, que no tienes la suerte, y muchos más noes. El resultado es que no serás, harás, o tendrás lo que quisieras.

Quizá todavía haya gente que te rodea y te dice, refuerza, recuerda, y programa que no puedes, no debes, que no eres capaz, etc. Pero recuerda que tienes la capacidad absoluta para decidir qué tanto esas voces, externas como internas, NO te afecten nunca más, para que puedas ser, hacer, o tener TODO lo que quieras en tu vida.

Piensa un poco, ¿qué o quién te dice que no puedes? ¿Decides seguir haciéndoles caso? ¿Permites que te sigan robando tu poder? ¿Qué pasaría si cambiaras todos esos “no” por “”?

Ponte a prueba, y cada vez que digas, pienses o sientas un “no”, cámbialo por un “”. Al principio todas las programaciones ya hechas se revelarán y no querrán irse; pero tú insiste. Síguelo intentando una y otra vez, hasta que se reprograme tu mente, y todos esos noes, serán un en tu vida. Empezarás a experimentar el resultado de tu nueva determinación, y creencia. Habrás reprogramado tu mente y esta actuará en tu vida dándote lo que ahora sí crees que eres capaz de ser, hacer o tener.

No olvides escuchar siempre los deseos profundos de tu corazón, y déjalo que actúe. Tu mente se rendirá y se pondrá a su servicio. Entonces tendrás en tu vida lo que de verdad estás deseando experimentar desde lo profundo; desde la parte más sincera de ti.

Recupera tu poder.

Gracias por estar ahí.

 Luis Montoya Birrueta
“Q-La Vida”

 

 IOSOI te recomienda leer sus excelentes libros. Para más información escribe a hola@iosoi.la

 

Comments

comments

Acerca de Luis Montoya Birrueta

Luis Montoya Birrueta

Q-La vida! Después de algunos años de experimentar un verdadero infierno, totalmente desesperado y habiendo agotado las posibles soluciones que tenía a mi alcance, así como la gente que intentaba ayudarme, pedía ayuda intensamente desde mi soledad a quien me escuchara.
Mis plegarias fueron atendidas y se manifestó el auxilio por medio de Seres que están en otras frecuencias vibratorias, entre ellos el maestro Jesús.
Es un honor para mí ser un instrumento y poder compartir contigo los mensajes que he recibido. Gracias por estar ahí.
Luis es terapeuta, escritor y pensador. Para contactarlo visita su página en facebook o escríbele a su correo: luismbirrueta@hotmail.com