Tienes el poder para transformarte completamente si lo deseas

No lo dudes

Por Luis Montoya Birrueta

 

Quizá nos hemos acostumbrado a ver la transformación que tienen las mariposas. Reconozco que yo, personalmente, pasaba por alto su proceso y solo las veía en su curioso vuelo, con sus hermosos colores.

No fue hasta que inicié un proceso de transformación de mí mismo, después de haber vivido unos años verdaderamente infernales, cuando fui consciente del cambio tan radical que podemos realizar en nosotros mismos.

 Si nos detenemos un poco y nos permitimos maravillarnos una vez más de lo que significa el paso de ser una oruga hasta llegar a convertirse en una mariposa, sin duda es algo asombroso. Creo que es el ejemplo de transformación más significativo que nos brinda la naturaleza y que no es casualidad que esté ahí.

¿Qué significa esa transformación tan completa? ¿Cómo puede llegar a volar un gusanito que ni siquiera podía caminar? No deja de asombrarme este hecho.

Cuando viví en los infiernos todos esos años no encontraba sentido a mi vida. Solo la veía transcurrir y me hundía cada vez más. Cuando creí que había llegado al fondo, no era así, aun había más escalones por bajar.

Pude haberme quedado ahí, en lo más oscuro, triste, y perdido de mi vida, pero siempre hubo una voz interna que me decía “sigue adelante. ¡Levántate! No te des por vencido”. Y con las pocas, o a veces nulas, fuerzas que tenía, seguí adelante. Lentamente empecé a escalar para salir del pozo tan profundo y abismal en el que me encontraba.

En ocasiones, conseguía subir un poco más, y me volvía a caer hasta el fondo. Pero seguí adelante. Mi transformación había empezado.

Así estuve otros años de mi vida. Cada vez me iba acercando más a la salida. Ya no me era tan difícil escalar puesto que, cuando me llegaba a resbalar, ya no caía hasta el fondo sino que descendía algunos metros, tomaba aliento y reanudaba mi ascenso.

En ese proceso me acompañaron seres y personas que eran verdaderos ángeles, que me apoyaban, ayudaban, y me animaban a seguir adelante.

Poco a poco empecé a ver que me salían unas hermosas alas. Siguieron creciendo hasta que ya estaban listas para volar; y aunque al principio no sabía usarlas bien, me lancé al viento y empecé mi vuelo.

Ya estando en el aire, había ocasiones que el viento era fuerte y me movía mucho, pero no dejé de mover mis alas. A veces me resistía y quería luchar con las corrientes de aire. Me cansaba mucho y me llegaba a desesperar.

Me detuve, y abrí mis alas para dejarme fluir con el viento.

Acababa de empezar un vuelo libre, sin cansancio, admirando los paisajes por los que pasaba. Detenía mi vuelo para posarme en alguna flor y admiraba sus colores, aroma, y textura. Luego volvía a abrir mis alas y me elevaba otra vez.

Ahora estoy en paz, tranquilo, sereno. Cada vez se manifiesta en mi vida lo que había deseado tener o ser desde hace tiempo.

Ahora vuelo sintiendo el viento en mi cara y mis alas lo disfrutan; y aunque lleguen corrientes fuertes de aire, o llueva muy fuerte, no me preocupa, detengo mi vuelo y disfruto de ese viento, o el agua que cae del cielo que me refresca, y me halaga con su música cuando besa el suelo, tejado, o alguna piedra. Logré transformarme. Dejé de ser una oruga para volar ahora en libertad. Y así como las mariposas nos recuerdan que es posible una transformación completa, te comparto que lo pude hacer.

Tienes el poder y libertad para cambiar radicalmente de vida, de romper esas cadenas que no te dejan volar en completa libertad. Recupera tu poder; úsalo y transfórmate a ti mismo.

Confía en que hay una salida al final del túnel; solo recuerda que necesitas seguir siempre adelante para que la encuentres. Confía en las hermosas alas que tendrás al final del proceso y del vuelo en libertad que harás.

Quizá el proceso no sea tan rápido como quisieras; quizá te duela todo; quizá parezca que nada está sucediendo. Pero sigue adelante. ¡Levántate y sigue!

Recuerda que te estás transformando enteramente, sin que tu esencia se extinga.

Me dará muchísimo gusto encontrarte allá arriba, volando en las alturas.

Te amo.

 Luis Montoya Birrueta
“Q-La Vida”

 

Comments

comments

Acerca de Luis Montoya Birrueta

Luis Montoya Birrueta
Q-La vida! Después de algunos años de experimentar un verdadero infierno, totalmente desesperado y habiendo agotado las posibles soluciones que tenía a mi alcance, así como la gente que intentaba ayudarme, pedía ayuda intensamente desde mi soledad a quien me escuchara. Mis plegarias fueron atendidas y se manifestó el auxilio por medio de Seres que están en otras frecuencias vibratorias, entre ellos el maestro Jesús. Es un honor para mí ser un instrumento y poder compartir contigo los mensajes que he recibido. Gracias por estar ahí. Luis es terapeuta, escritor y pensador. Para contactarlo visita su página en facebook o escríbele a su correo: luismbirrueta@hotmail.com

Deja un comentario