Tejiendo lo bello

Por Bruno Díaz

La tejedora tenía setenta años, vivía en ese hermoso pueblo de olor a fogatas nocturnas y alfombras siempre verdes, bajo enormes árboles de todo tipo; ella hacía unas faldas muy peculiares, parecían tormenta o llovizna fina.

Un día, un visitante, impactado por la belleza de sus faldas le preguntó por su arte.

– Me alegro que le gusten joven, sin embargo, yo solo imito

– Pero ¿a quién? Jamás he visto arte igual y soy un trotamundos. ¿Tal vez a sus ancestros?

– Imito a la lluvia que me ha contado sus secretos. Por ejemplo, que ama a estas pencas que todo el tiempo quieren alcanzarla con sus dedos puntiagudos y de esas pencas salen las fibras con las que yo tejo, así que gracias a que me contó la lluvia de su amistad con las pencas, pude hacerlas platicar y danzar juntas… ¿Lo ve?

– ¿Pero la lluvia le habla, así como usted y yo estamos hablando? Le dijo el visitante un tanto incrédulo y un poco burlón.

– Joven, le dijo ella, la lluvia, habla como la lluvia…

Bruno Díaz

Comments

comments

Acerca de Bruno Díaz

Bruno Díaz
Soy Psicólogo de-formación (con y sin guion) y estoy entrenado en psicoterapia transpersonal, ericksoniana y junguiana arquetípica. También soy terapeuta floral. En cada formación (y en la vida), he aprendido y sigo aprendiendo, que hay “algo” muy genuino que empuja desde dentro para ser vivido y así tomar ciertas sendas que nos llevan a lugares de Plenitud. Y también, que ese “algo”, a veces se conduce o se inspira (en el mejor de los casos), pero que también se modifica, reprime o esconde, llevando a lugares de sufrimiento repetitivo. Mi trabajo es acompañarte a darle voz a lo que para ti es genuino y auténtico y que, a veces, aunque te suene extraño toma el disfraz de síntoma, sufrimiento o complicación. Cuando le damos voz, podemos escuchar ese algo, que ansiaba ser reconocido, nombrado y escuchado y que tiene muchas cosas que enseñarnos… Para consultas escríbeme a bruno_d77@hotmail.com