Silente

Por Bruno Díaz

Decía el viejo loco que el silencio le decía cosas.

Una de ellas es que al escucharle (al silencio), este le invitó también a hacer silencio de cuerpo; es decir, detenerse e ir más lento.

Ahí, el silencio le dijo que aguardase silente; ahí le develó que “si-lente”, tiene que ver con lento y que también “si-lente”, parece a andar sin lentes; quitarse las gafas con las que vemos lo cotidiano y su matiz que confundimos con la realidad.

Al quitarse los lentes de la prisa, el agobio y el agravio, el viejo loco encontró, en el cambio de línea y de ruta de su locura, un regalo: el andar sin lentes, silente y, así, enlentecido, pudo entrar en el silencio de las cosas.

Ahí dijo que era hermano de todo…

Bruno Díaz

Comments

comments

Acerca de Bruno Díaz

Bruno Díaz
Soy Psicólogo de-formación (con y sin guion) y estoy entrenado en psicoterapia transpersonal, ericksoniana y junguiana arquetípica. También soy terapeuta floral. En cada formación (y en la vida), he aprendido y sigo aprendiendo, que hay “algo” muy genuino que empuja desde dentro para ser vivido y así tomar ciertas sendas que nos llevan a lugares de Plenitud. Y también, que ese “algo”, a veces se conduce o se inspira (en el mejor de los casos), pero que también se modifica, reprime o esconde, llevando a lugares de sufrimiento repetitivo. Mi trabajo es acompañarte a darle voz a lo que para ti es genuino y auténtico y que, a veces, aunque te suene extraño toma el disfraz de síntoma, sufrimiento o complicación. Cuando le damos voz, podemos escuchar ese algo, que ansiaba ser reconocido, nombrado y escuchado y que tiene muchas cosas que enseñarnos… Para consultas escríbeme a bruno_d77@hotmail.com

Deja un comentario