Siempre estamos en este momento. ¿Lo ves? Otra vez estamos en este momento. Ahora otra vez. Y, otra vez.

Y siempre estaremos en el ahora. En este momento todo está sucediendo.

Por Luis Montoya Birrueta

Nos han enseñado, y hemos aprendido, a percibir el tiempo como una secuencia lineal, como un transcurrir, como un paso de atrás hacia adelante, como un pasado-presente-futuro.

Cuando éramos bebés, no teníamos ni idea de estos conceptos, solamente éramos y estábamos. Después, nos fueron enseñando que había algo llamado “reloj” y que medía algo conocido como “tiempo”. Nuestra destreza para saber leer la “hora” se iba ampliando y ya sabíamos decir en qué momento del día nos encontrábamos.

También nos enseñaron aspectos y hechos del “pasado” mediante lo que conocemos como Historia, y nos decían lo que había acontecido en determinada numeración que medía lo que conocemos como “años”, en distintos lugares de la Tierra que hemos denominado y conocemos como “países”.

A su vez, hacíamos (hacemos) planes para ciertos acontecimientos y hechos que deseamos que sucedan en un momento que hemos llamado “futuro”.

Ahora, es necesario hacer un alto y centrar nuestra atención en este momento, en este instante, en el eterno momento del ahora. Verás que no hay pasado ni futuro en este mismo instante. Verás que el pasado es un registro que va quedando en nuestra memoria, o en objetos que nos darían la opción para que nosotros seamos los que digamos que se trata de eventos “pasados”.

Por ejemplo, ¿qué pasaría si te dijera que estas palabras que estás leyendo las estoy escribiendo en el mismo instante que las estás leyendo? Dirías que me he vuelto loco y que estaría mejor en un hospital psiquiátrico.

Pero lo único que te indica que estas letras ya han sido escritas en un “pasado”, es tu percepción mediante la deducción que hace tu mente.

Si convencieras a tu mente diciéndole que esto “viene del futuro”, entonces creerías que se trata de un hecho sobrenatural. Pero dado que tu mente ya sabe que lo escrito viene del “pasado”, entonces la deducción es automática y te dice “esto que estás leyendo ya ha sido escrito y viene del pasado; ya ha sucedido, ya pasó”.

Otro ejemplo de vivir continuamente en un ahora, lo experimentan los pajaritos del cielo. Ellos solo viven en el aquí y el ahora, no saben lo que es pasado ni lo que será futuro, no tienen los recuerdos (registros) “desafortunados” del pasado, ni las preocupaciones del futuro, ni cómo harán para pagar esto o lo otro. Ellos solo viven; solo son y están, ¡y no les falta de nada!

Siempre estamos en este momento, y todo lo demás sucede en los accesos que hacemos a nuestra memoria (“pasado”) o las creaciones que experimentaremos (“futuro”), pero que cuando vamos al recuerdo (registro), lo hacemos desde el ahora; y cuando vamos hacia adelante, también lo hacemos desde el ahora.

Este tema es complicado al inicio, ya que requiere que rompamos completamente las percepciones y creencias que tenemos programadas en nuestras mentes sobre el concepto del tiempo.

Puedes empezar indicándole a tu mente que se quede en este momento, solo en este momento, y una vez que lo consigas, verás que no hay pasado ni futuro, que todo está sucediendo en un campo de infinitas posibilidades, en el que es determinante el lugar que se encuentre el observador.

Podríamos seguir hablando sobre esto mucho más, y deseo que nos volvamos a encontrar para ampliarlo, pero antes de esto, dejemos en jaque a tu mente diciéndole una paradoja, y es que todo momento empieza y termina en el mismo instante.

Gracias por estar ahí.
Te amo.

Luis Montoya Birrueta
“Q-La Vida”

 

Comments

comments

Acerca de Luis Montoya Birrueta

Luis Montoya Birrueta
Q-La vida! Después de algunos años de experimentar un verdadero infierno, totalmente desesperado y habiendo agotado las posibles soluciones que tenía a mi alcance, así como la gente que intentaba ayudarme, pedía ayuda intensamente desde mi soledad a quien me escuchara. Mis plegarias fueron atendidas y se manifestó el auxilio por medio de Seres que están en otras frecuencias vibratorias, entre ellos el maestro Jesús. Es un honor para mí ser un instrumento y poder compartir contigo los mensajes que he recibido. Gracias por estar ahí. Luis es terapeuta, escritor y pensador. Para contactarlo visita su página en facebook o escríbele a su correo: luismbirrueta@hotmail.com