Perdona a todos por todo

Por Andrea Weitzner

Esta lista empieza por ti. Perdona todo aquello que crees haber hecho mal, pues, en realidad, no lo has hecho mal. Recuerda: la forma en la que suceden las cosas es la única en la que pudieron haber sucedido.

Las vivencias dolorosas que nos causamos son la escuela en donde aprendemos que aquellos sucesos que no llenemos de amor se repetirán una y otra vez.

El perdón lo sana y lo libera todo. El soltar y dejar ir resentimientos, es ponernos en libertad.

Todos los personajes que participan en la obra de teatro llamada “tu vida” responden al libreto que tú has escrito, según los acuerdos de lealtad ancestral que tienes con ciertas figuras y a los estados de ánimo repetitivos por los cuales ya tienes una adicción fisiológica.

Así que, en realidad, nunca nadie te ha hecho nada malo y, en esencia, no hay nada que perdonar, pues nadie te ha hecho nada que salga del libreto que escribes.

Hacer consciencia de esto es tomar el control de tu existencia, es verte como la causa y no el efecto; el creador, no el sufriente.

Hacer las paces es el primer paso para escribir un nuevo libreto de vida.

Si sientes no poder perdonarte, pide ayuda a tu ser superior para que te libere. Perdona tu incapacidad de perdonar.

Ejercicio

Carta de disolución de acuerdos kármicos

Haz una lista de todos tus familiares con los cuales tengas asuntos pendientes, resentimientos, malos entendidos, etc.

Escribe la vivencia, siendo lo más neutro que puedas. Después, haz el siguiente ejercicio, cada día con una persona de tu lista.

Crea un atmósfera relajada. Llama mentalmente a la persona, 3 veces, cumpliendo con las siguientes condiciones:

  • Dirígete al agresor/ agredido con todo respeto.
  • Pídele permiso para plantearle tu caso.
  • Exprésale lo ocurrido y dile cómo te afectó.
  • Dile que ahora entiendes que lo que vivieron juntos no fue un error, sino un simple proceso de aprendizaje y balance del saldo kármico.
  • Al despedirte, le dirás las cosas bellas que veas en esa persona. Esta es la parte que te libera.

Al cerrar, envuélvelo en una esfera de luz y decreta mentalmente:

(Di el nombre completo de la persona)

Te libero y me libero del aprendizaje a través del dolor. Disuelvo cualquier daño que te haya hecho y me hayas hecho, y revierto los efectos en cualquier dirección del tiempo. Gracias, te amo y adiós.

Andrea Weitzner

Fragmento del libro Metamorfología; la llave maestra para moldear tu cuerpo. Andrea Weitzner. Págs: 50 – 52.

Comments

comments

Acerca de Andrea Weitzner

Andrea Weitzner

Andrea Weitzner estudió Relaciones Internacionales en la Universidad Iberoamericana y un Diplomado en Cranfield Inglaterra.
“Durante casi una década mi vida estuvo plagada por desórdenes alimenticios. Vencer a mi enfermedad ha sido lo más duro que he tenido que enfrentar, pero en mi búsqueda de la salida literalmente encontré el sentido de la vida.”
Y a partir de esta experiencia, se dedica a la concientización en servicio de personas con problemas de alimentación.
En 2007 fundó la exitosa AW Foundation, implementando programas educativos, terapias y entrenamiento en materia trastornos de la alimentación. (www.desordenesalimenticios.com.mx)

Ha escrito muchísimos libros, entre ellos:
El camino hacia la recuperación de Anorexia y Bulimia.
El A-B-C de los desórdenes alimenticios.
Los trastornos alimenticios y relaciones adictivas: cuando amar te destruye.
Ayudando a personas con anorexia, bulimia y comer compulsivo. Guía práctica para maestros, terapeutas y médicos.
Creando el Cielo en la Tierra.
Metamorfología.