Momento de preguntarnos

Por Ana de la Macorra

Con los últimos acontecimientos del mundo, llamados “catástrofes naturales”, se movió la tierra, el aire se vigorizó, las lluvias cayeron con gran fuerza, los mares se alborotaron y el fuego se expandió. Me refiero a terremotos, huracanes, tormentas eléctricas, actividad volcánica, incendios, lluvias torrenciales por doquier en nuestro hermoso planeta.

Somos humanos, vivimos de la Tierra y con sus elementos, y sin duda que estos se activaron de formas acrecentadas; parece que la Tierra se está limpiando.

Igual nosotros, los humanos, nos estamos limpiando. Y en esta limpieza salen volando seguridades, ideas que creíamos fijas, relaciones caducas, empleos, prejuicios… Digamos que, nuestras estructuras, tanto externas como internas se movieron de lugar y algunas hasta desaparecieron.

Miles de personas perdieron a sus seres amados, a sus amigos; también perdieron su casa, sus historias, pertenencias, empleos, salud, confianza, dinero, entre otras cosas.

El aire, la lluvia, el fuego, la tierra… En todos los niveles, los movimientos se están dando fuertes. Las estructuras de la vieja manera de vivir se derrumban y dan paso a lo nuevo, lo limpio, lo integrado. La mente se ocupa en soluciones. El cuerpo lucha por regresar a la salud, las emociones se disparan, se hacen evidentes. Este es el momento de transformarnos. Es buen momento para revalorar la vida. Es el momento de cuestionar si lo que antes dábamos por sentado vale la pena de que siga ahí, sentado.

La pérdida… los movimientos fuertes e intensos, todo, lo puedes convertir en una oportunidad para replantearte qué quieres de tu vida y lanzarte a vivirla con toda tu fuerza y voluntad.

¿Estás viviendo la vida que soñaste? ¿Eres feliz en lo que haces? ¿¿Amas?? ¿Cómo eres contigo mismo contigo misma? ¿Te respetas, te aceptas? ¿Te perdonas? ¿Generas alegría? ¿Ríes, cantas, bailas? ¿Bebes agua y la disfrutas? ¿Te sabes parte del Universo?

¿En qué basas tu seguridad? ¿A qué le tienes miedo? ¿Por qué no lo analizas y ves que tu temor es solo una idea acerca de algo que podría ser, pero no es? Al menos no en este momento.

Hay mucho que preguntarnos a nosotros mismos. Realmente nada es seguro, ni siquiera la muerte lo es, pues la vida continúa después de esta. Me consta. Ya les platicaré en otro artículo. Solo existe este momento en el que lees estas palabras, lo demás lo piensas, habita en tu mente.

Date el tiempo para conectar con el silencio y desde tu estar contigo mismo contigo misma, escucha tus respuestas. Las respuestas a tus preguntas habitan en tu interior.

Todo regresa a su equilibrio.

Ana de la Macorra

Comments

comments

Acerca de Ana de la Macorra

Ana de la Macorra

Poeta, escritora y psicóloga clínica, Ana de la Macorra, ha dedicado su carrera al servicio del crecimiento humano y la expansión de la consciencia. Entre su extenso currículo, sobresalen sus más de 25 años de experiencia como psicoterapeuta; la autoría y publicación de los libros Hondos los Suspiros y DIOSOY: ser esencia y en presencia; así como su papel como directora, fundadora y editora del primer sitio integral en servicios de crecimiento humano www.serluna.com