Más acerca de la Fluorita: Cualidades según sus diferentes colores

Por Nina Llinares

Además de las cualidades que vimos en el artículo anterior sobre la Fluorita, según sea su tonalidad, podremos aplicarlas más específicamente sobre el cuerpo conociendo su cualidad cromática:

 

Fluorita Amarilla: Todo terapeuta que trabaje con cristales deberá adquirir por lo menos una pieza de fluorita amarilla ya sea en forma de octaedro, en drusa o como canto rodado o, tallada en forma de gema, ya que su influencia vibracional favorecerá, amplificará y dinamizará todo tratamiento que se realice sobre el plexo solar.

En terapia presencial, la fluorita amarilla se situará especialmente en la zona del plexo solar.

 

Fluorita Azul: La vibración de la fluorita azul estimula la memoria, da facilidad de palabra y fortalece las facultades motrices a nivel cerebral. Otra de sus propiedades muy importantes es que drena toda energía parasitaria provocada por los propios pensamientos negativos de miedo, temor o dudas. También es muy útil para personas que buscan, desde la mente, un porqué para algo que tiene que ver totalmente con el espíritu.

Su situación, en terapia presencial, está indicada especialmente sobre la zona del entrecejo.

 

Fluorita Blanca: La fluorita blanca o transparente se sitúa en el centro de algún chacra que se encuentre en desequilibrio y se rodea de los demás cristales afines en color a dicho chacra.

Lo ideal para esta imposición será que elijamos fluoritas octaédricas.

 

Fluorita Verde: La fluorita verde se aplica sobre el plexo cardiaco en situaciones donde se necesite calmar toda angustia, pudiéndola rodear de otros minerales verdes; especialmente, cuarzo verde. Cuando haya dolor o confusión, a nivel sentimental, dándose además en la persona pensamientos limitantes y negativos.

El color verde de esta fluorita es tan mágico y especial que no se parece a ningún otro mineral verde.

Como remedio para el alivio del dolor de cabeza se sugiere, igual que con la fluorita violeta, masajear la zona de la frente y sienes con un “masajeador” de fluorita verde tallado en su base de forma redondeada.

 

Para limpiar nuestras fluoritas el mejor método es sumergirlas durante unos minutos en agua a la que le añadiremos una infusión de salvia.

¿Dónde comprarlas?: en tiendas y eventos de minerales.

 

© Nina Llinares.

Deseo que te haya gustado.

Más información sobre las cualidades energéticas de la Fluorita en mis libros de Cristaloterapia que puedes ver en el apartado libros de mi web: www.ninallinares.com

 

Comments

comments

Acerca de Nina Llinares

Nina Llinares

Nina Llinares nació en Alcoy (España), es Escritora y Profesora de Enseñanza Privada de Técnicas Holísticas (Técnicas atlantes, canto sagrado para mujeres, master Reiki, cristaloterapia, floral, y cromoterapia, entre muchas técnicas más). Desde 1990 imparte sus actividades en España, Argentina, Uruguay, México e Inglaterra (Glastonbury). En estos y otros países de Latinoamérica y Europa participa en congresos, programas de radio y televisión, en la divulgación de los temas basados en sus libros: Almas Gemelas, Niños Índigo y Cristal, Alquimia del Alma: el poder del Yo Soy, Masaje Atlante y 15 títulos más.