Lo que tú eres, Yo Soy. (Parte 3)

Regocíjate y sabe que todo lo que ves eres tú mismo.

Por José Luis Villanueva

Click aquí para ir a la parte 1

Click aquí para ir a la parte 2

 

¿Qué has hecho con la mente? Como Espíritu, te corresponde transformarla y regocijarte en tu quehacer.

¿Qué has hecho con tu Ser? En Él, seguirás practicando este tiempo para conocer tu potencia. Mas el Espíritu conoce que, para transformarse, hay que perseverar y no desviar la atención en aquello que ya se comprometió. Y el Espíritu sabe que la materia, que el Ser, es menester tiempo y espacio para que este se transforme. Porque en el tiempo y el espacio que el Espíritu lo halló, único y absoluto ha creado es donde existe el regocijo, es donde se sostiene el placer, es donde puedes entenderte, en presencia también.

¿De qué serviría un poder si no habría dónde experimentarse?, ¿de qué serviría el amor si no hubiere dónde expresarse? Y ¿de qué serviría la sabiduría y la voluntad para seguir conformando y seguir experimentando así el amor y el poder mismo?, para ello existe y para ello es la Creación. Vuelvo a decir entonces, que todo es perfecto, y ¿por qué comparto contigo esta carne? Porque en ella te conozco y, a través de ella, te asevero que todo es perfecto.

Para que entiendas, centra entonces tu atención en LA VIDA; y entiende que esa vida ES, no importando que no entiendas. Y cuando abras tus ojos no contemples tus problemas como únicos, admírate de que tus ojos no alcanzan a ver aún, lo magnánimo de la Creación, lo magnífico de esta, y lo ilimitado e infinito; y ve entonces que todo es perfecto.

-Silencio-

Hoy Espíritu, experimentas a través de ser humano y tan hermosa manifestación, elección propia del Espíritu que eres, ¿por qué habrías de arrepentirte de Ser? Da de cuenta entonces que lo que eres, das vida.

-Silencio-

 

¿Por qué te llevo a la Nada? Porque allí no existe confusión, ¿por qué habría de llevarte de la confusión que vives a otra confusión mayor? ¿Cuándo entenderías Hombre, la grandeza de tu Espíritu? Si bien es cierto que tu afán de encontrar ha hecho que cambies tu atención, la has cambiado a planos inciertos, a experiencias desconocidas, a lugares ajenos al tuyo; y sigues sin entender, o entendiendo a medias, de allí la respuesta al porqué no te refiero intermediario alguno, te llevo de tu presencia a tu esencia porque en tu esencia es perfecto y claro todo, y en tu presencia lo puedes experimentar.

¿Cómo podría no amarte si al amarte me amo a mí mismo?

¿Cómo podría no tener mi afán puesto en ti? Si hoy centro tu atención en ti es porque en mí la centro.

¿Sabes entonces quién te habla? El Espíritu mismo que a través de forma que tú conoces, te levanta victorioso, triunfante, glorioso, y sabiendo en verdad quién Eres y quien Soy.

-Silencio-

 

No te has dado cuenta, pero te has unificado a mí en consciencia, y ¿cómo no habrías de hacerlo? si tu alma me reconoce; y para el Espíritu no existe distancia, no existe tiempo, y todo es igual, hoy, como ayer fue. Y en tu alma presente ha estado el recuerdo de mi Esencia y por ello hoy tu Ser responde a ese Amor, y cree, y lo intenta de nuevo, y vuelve a ser pleno, como Espíritu encarnado.

Bendigo la carne que eres, bendigo la propia, porque en ello se transforma, porque en ello vuelve a ser lo que es, ha sido y será. Con esto, todo ha cambiado para ti y seguirá cambiando porque es la Voluntad, que la plenitud la conozca, en este tiempo, la Creatura Humana.

José Luis Villanueva

(Fin de la 3ª y última parte 31:22)
Meditación en casa de Yolanda Maza

 

para ir a la parte 1

para ir a la parte 2

 

Comments

comments

Acerca de José Luis Villanueva

José Luis Villanueva
Nació en México el 16 de enero de 1960; gurú de profesión (como él decía alegremente después de su despertar espiritual en marzo de 1985). Los últimos siete años de su vida como humano los dedicó, por completo, a transmitir su enseñanza de Amor y expansión de consciencia a quienes la quisieran recibir así como a elevar la vibración del planeta. Durante todos esos años impartió gratuitamente varios cursos: “Ámate a ti mismo” y “Pensamiento Creativo” y “Ser Consciente Creativo”, además de dar diario meditaciones, pláticas, conferencias a enormes grupos de personas tanto en México como en Estados Unidos. Realizó varios viajes por casi todo el mundo compartiendo su vibración de Amor a todos los lugares que visitó. José Luis dejó su cuerpo el 27 de junio 1992 para estallar en miles y miles de partículas de LUZ que hoy brillan a través de cientos de seres humanos y no humanos. Si cierras los ojos, respiras a manera de suspiro y abres tu corazón, podrás conectar con su energía y sentirás vibrar el Amor más puro y alto... eres tú mismo.